Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Automoción

El lunes se presenta en Madrid el PERTE del coche eléctrico y conectado

El sector de automoción en Navarra espera con ansiedad conocer los detalles del mismo para acceder a los fondos europeos

Mikel Irujo, en la rueda de prensa de presentación del Plan Estratégico 2023
Mikel Irujo, consejero de Desarrollo Económico y EmpresarialDN
  • Carlos Lipúzcoa. Pamplona
Publicado el 09/07/2021 a las 18:14
El Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del vehículo eléctrico y conectado ya está en la rampa de lanzamiento. La inminencia de su aprobación ya la había adelantado la propia titular de Industria, Reyes Maroto, que en una reciente comparecencia pública dijo que el Consejo de Ministros iba a abordar el asunto en unos días. Según los plazos adelantados por el digital El Español, será este mismo lunes cuando se presente oficialmente el proyecto que va sentar las bases para la electroconversión de la industria del motor en España.
Será durante un acto que se va a celebrar en el palacio de La Moncloa al que asistirán representantes de todos los sectores industriales que participarán en el PERTE. Por parte de Navarra, se sabe que al menos acudirá el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo. La aprobación formal del proyecto tendrá lugar al día siguiente, durante el habitual Consejo de Ministros de los martes, lo que dará el pistoletazo oficial para iniciar el proceso que trasvasará a las empresas y otras entidades implicadas los alrededor de 3.000 millones de euros en ayudas directas y créditos blandos, cantidades a las que se sumarán los fondos propios que puedan movilizar los beneficiarios.
La aprobación del PERTE del vehículo eléctrico y conectado llega con algunas semanas de retraso sobre el calendario previsto. El secretario general de Industria y PYME en Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Raül Blanco, que asistió a principios de junio a una jornada sobre la industria organizada en Pamplona por la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT, afirmó que estaba previsto llevarlo al Consejo de Ministros a finales del mes pasado. En aquella misma cita, Blanco ubicó a Volkswagen Navarra, así como otras empresas del sector del automóvil en la Comunidad foral, entre las involucradas en el PERTE del coche eléctrico y conectado.
Una vez publicado en el Boletín Oficial del Estado, el PERTE servirá de "marco teórico", según explicó Blanco, que abrirá la puerta a registrar las agrupaciones empresariales interesadas en participar, tras lo que, en septiembre, se pondrán en marcha las convocatorias para los proyectos concretos que estarán agrupados en una "cadena de valor". En el caso del PERTE del coche eléctrico, esta cadena de valor que se conectará "a nivel europeo" incluirá "litio, baterías, centro de baterías, cátodos, celdas, batterypack, plataforma del coche eléctrico e industria de componentes".
El secretario general de Industria y PYME reconoció que había urgencia por sacar adelante este primer PERTE, que según fuentes de la industria era necesario contar con él cuanto antes para adecuar los plazos con los que se mueven los proyectos de este sector al límite temporal que impuso Europa para encauzar los fondos. Una vez aprobado el PERTE, se espera que las marcas vayan asignando modelos eléctricos en los próximos meses a las fábricas repartidas por toda España. En cualquier caso, todas las plantas españolas deberían estar adaptadas a la fabricación de este tipo de vehículos para 2023, lo que en algunos casos requerirán inversiones para adecuar las instalaciones.
En el caso de Volkswagen Navarra, en 2016 ya se sustituyeron los pulpos que sujetan los coches durante su montaje, que provenían de la época del Seat Panda, por unos capaces de soportar el sobre peso de las baterías que montan los eléctricos. El objetivo del Gobierno de España es que en 2025 el volumen de vehículos de baterías fabricados en territorio nacional crezca significativamente y represente una proporción elevada del total. A la fabricación de coches eléctricos se sumarían otros componente de la cadena de valor, sobre todo lo relacionado con las baterías.
En Navarra, se sabe que las instalaciones de Fagor Ederlan en Tafalla esperan hacerse con el ensamblaje en paquetes de las celdas de baterías provenientes de una fábrica en el Parque Tecnológico de Álava, en Miñano. Se trata del proyecto interregional denominado Battchain en el que también están implicadas Andalucía y Extremadura. Gracias a este proyecto, se prevé una inversión de 80 millones de euros en la localidad de la Zona Media. También es previsible que la propia planta de Volkswagen Navarra, si finalmente se le adjudica un modelo eléctrico, cuente con sus propias instalaciones para el montaje de paquetes de celdas, una actividad que serviría para enjugar el exceso de plantilla que se derivaría de la menor carga de trabajo de este tipo de coches.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones