Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ENTREVISTA
Joaquín Ancín

Joaquín Ancín: "Prometo que voy a pelear cada bola con el mismo ímpetu que Nadal en la pista"

Joaquín Ancín Viguiristi fue nombrado el pasado 12 de enero presidente de Enercluster, que reúne a empresas y otros agentes con intereses en el sector de las energías renovables en Navarra. El sector cuenta en la actualidad con un centenar de compañías.

“Prometo que voy a pelear cada bola con el mismo ímpetu que Nadal en la pista”
“Prometo que voy a pelear cada bola con el mismo ímpetu que Nadal en la pista”
Actualizado el 18/02/2021 a las 11:24
Con el convencimiento de que las renovables son “la única opción conocida y realista” para cubrir las necesidades energéticas mundiales sin destruir el medioambiente, Joaquín Ancín Viguiristi (Pamplona, 1966) se pone al frente de Enercluster tomando el relevo a Enrique Teruel. Actual director de Ingeniería y Construcción de Acciona Energía, asume la responsabilidad de velar por el futuro del sector renovable en Navarra con ánimo de mejorar la colaboración entre sus miembros.

Se cuenta de usted que, como aficionado a practicar el tenis, suele decir que para ganar hay que meter una bola más que el rival.
(Risas) Efectivamente, hay que ganar el último punto. El tenis es una de mis pasiones en la vida y la verdad es que puede asimilarse a muchísimas circunstancias que se nos presentan en el día a día, tanto en el ámbito profesional como el personal. El rival puede ser ahora el coronavirus o cualquier otra eventualidad. Lo importante es pelear para meter una bola más.
¿Nadal o Federer?
Como aficionado puramente técnico, soy muy de Federer. Me encantan los dos, cada uno en su estilo, y me encanta la sana competitividad que han generado entre ellos. Los suelo poner como buenos ejemplos en contraposición a los políticos, que suelen malmeter y hablar mal de sus contrincantes.
Como presidente de Enercluster, ¿subirá a la red a pelear las bolas o preferirá pelotear desde el fondo de la pista?
Soy más de pelotear desde el fondo. No me considero pusilánime y soy el primero en arriesgar para tirar hacia adelante si toca, pero creo más en la organización, en el trabajo, en la cultura del esfuerzo y en el consenso. Aunque no tengo el talento de Federer, que puede sacar y subir, me comprometo a mostrar el mismo ímpetu que Nadal para restar todas las bolas que me echen e intentar meter una más que el contrario.
¿En qué situación se encuentra el sector a día de hoy?
Navarra, asociadas a renovables, debemos ser del entorno de 100 o 110 empresas. Hay algunas grandes corporaciones, como Acciona, Nordex o Gamesa, y un gran número de empresas no tan grandes, pero de gran relevancia.
¿El grueso de la actividad del sector es internacional?
La mayoría de nuestras inversiones en los últimos diez años han sido en el extranjero. En las empresas de proveedores y suministradores de componentes, así como aquellas grandes compañías con fábricas, su personal seguirá trabajando en Navarra.
¿Y las perspectivas?
El sector está consolidado y preparado para afrontar los retos y las expectativas que tenemos. Ojalá que sean más halagüeñas de lo que hoy encontramos y seamos capaces de subirnos a la ola de renovables que se avecina.
¿Cómo aprovechar esa ola?
Hace falta cierto control. Que no sea una burbuja o un boom pasajero, sino que venga para quedarse. Debe dejar un tejido empresarial que dé valor a la sociedad durante los próximos veinte o treinta años al menos.
¿Cuál es el perfil de la empresa renovable en Navarra?
Responde a lo que puede encontrarse en cualquier otra rama de actividad en cuanto a tamaño y facturación. Hay muchas empresas de suministro de componentes e industriales con plantillas que oscilan entre 50 y 150 empleados. La facturación puede variar de los cinco a los cien millones. También hay muchas empresas y muy buenas de ingeniería, consultoría y otros servicios. Estas suelen ser más pequeñas pero aportan muchísimo valor añadido para todo el sector.
¿Y el perfil de los empleados?
Son mayoritariamente profesionales muy cualificados con formación técnica media y alta.
¿Funciona la colaboración entre los miembros de Enercluster?
Todo es mejorable y es uno de mis retos. En mi trayectoria profesional, siempre he fomentado la colaboración y la unión. Desde luego, lo voy a intentar impulsar en el Enercluster. Cada empresa tiene sus objetivos particulares y puede haber compañías en competencia, pero todos debemos tener como meta es que las renovables se impulsen de forma ordenada. Hay puntos en los que, colaborando, saldremos todos más fuertes.
En 2018, la empresa china Sany estableció en Navarra un centro de desarrollo de I+D. ¿Qué tal ha ido la experiencia?
Nos están en Enercluster. En mi actividad profesional no he tenido relación con ellos. Todo el que venga de fuera a aportar, es bienvenido. El que venga de dentro o fuera a enredar o generar más ruido que beneficio, pues ojalá que no lo tuviéramos cerca. En Acciona Energía trabajamos mucho en el extranjero y me gusta pensar que somos bienvenidos porque aportamos valor. Lo mismo pienso para quienes puedan llegar a aquí siempre que nos hagan aprender y crecer. En el caso de esta empresa china, seguramente vino con más ruido que valores.
¿Las debilidades del sector siguen siendo las mismas que cuando se creo Enercluster en 2017?
Tenemos un amplio margen de mejora todavía. Las empresas de grandes componentes, que tienen un peso muy importante en Navarra, encuentran serias dificultades para sacar sus productos ordenadamente y con la facilidad que creemos que debería llegar a ser razonable. Me refiero a naceles, palas, bujes y otros grandes componentes.
¿Cuáles son los principales problemas en la actualidad?
Tenemos trabas administrativas a la hora de conseguir escoltas y permisos, así como dificultades con las infraestructuras viarias. Hay muchas carreteras, accesos, rotondas y puentes que para el creciente tamaño de los componentes, dado que las máquinas son cada vez mayores, complica mucho el transporte a puertos. Una salida natural desde Navarra es el puerto de Bilbao.
¿Posibles soluciones?
Nuestro objetivo es negociar con el Gobierno foral y las diputaciones de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya para que Navarra pueda convertirse en una vía para la salida de componentes hacia el puerto de Bilbao que pudieran venir de Soria y otras zonas de España.
¿Entraría en la solución el transporte ferroviario?
No lo descarto. Nosotros lo hemos estudiado en algunos proyectos fuera de España, pero para el tamaño de componentes que manejamos, se tienen que dar circunstancias de infraestructuras de ferrocarril bastante especiales. El grueso de los componentes que se envían a puerto, sigue siendo por carretera.
¿Hay alguna propuesta específica sobre el problema del transporte?
Una de las comisiones que tenemos en el clúster es la relaciones institucionales. En ella ya se han planteado medidas específicas en algunos puntos respecto a logística y transporte. Tras los cambios que ha habido en el Gobierno de Navarra, ahora retomaremos las conversaciones para estudiar soluciones para cada punto específico que iremos pidiendo a cada departamento correspondiente.
¿Qué receptividad han encontrado con el Gobierno de Navarra a lo largo de estos años?
Con el área de Desarrollo Económico, nos hemos entendido bien. Ahora nos gustaría reforzar esta interlocución para impulsar el Plan Energético de Navarra para adecuarnos al auge de las renovables. En este terreno también es importante que hubiera una mayor colaboración con las asociaciones ecologistas, agricultores y todos aquellos colectivos que tengan algo que decir al respecto. Sin embargo, con el área de Medio Ambiente hemos encontrado más reticencias a proyectos de las que hubiéramos esperado. Habrá que buscar puntos de equilibrio para que haya los menores impactos posibles y con las mayores garantías.
¿Falta fluidez en la relación con Medio Ambiente?
No es un problema de fluidez, que la hay, sino de alineación entre el sector y el departamento para sacar adelante los proyectos de forma más exitosa.
¿Para cuándo prevén que se materialice ese Plan Energético?
Ojalá en el primer año de mi presidencia tengamos algo bien concebido encima de la mesa. Primero hay que preparar los borradores y diseñar las mesas de trabajo. No es cuestión de hacerlo rápido y mal, pero tampoco podemos dejar que se nos pase el arroz.
¿Se puede engarzar de alguna manera el Plan Energético que proponen con las ayudas europeas a la recuperación?
Los fondos europeos deben utilizarse en infraestructuras de energías renovables que, además, tengan un plus de novedad. Estos recursos habría que orientarlos a conectar la actual necesidad de descarbonizar la economía, creando todo tipo de plantas de generación renovable, con el objetivo de que estas plantas deben ser cada vez más eficientes y respetuosas con el medio ambiente, al tiempo que amigables con las redes de distribución eléctrica que tenemos.
Además del Plan Energético, ¿qué otras patas tendrá la actualización para este año del plan estratégico de Enercluster?
Lo tenemos que adecuar a los nuevos bríos que soplan a favor de las renovables, pero sin nada revolucionario. El apoyo al sector industrial para consolidarlo y promover la creación de centros de experimentación y pruebas. Las empresas tienen que aumentar su presencia en el mundo pero sin perder sus raíces con Navarra, para lo que hay que ayudarlas a internacionalizarse. Para mantener el vigor del sector renovable en Navarra tenemos que estar atentos al entorno para poder anticiparnos a lo que vaya pasando.
“La apuesta por el sector ha sido un abrumador éxito”
 

Navarra apostó por el sector renovable como alternativa a la dependencia del automóvil. Sin embargo, en los últimos años han cerrado varias importantes plantas industriales y se han perdido cientos de puestos de trabajo. ¿Hasta que punto ha sido una apuesta fallida?
En absoluto. Como apuesta en su globalidad, me parece fácilmente argumentable desarmar esa sensación. Si hace 25 años, cuando comenzó a desarrollarse el sector en Navarra, alguien hubiera previsto cómo ha calado actualmente en la sociedad el tejido empresarial y profesional vinculado a las renovables, todos lo hubiéramos firmado a ojos cerrados. En ese camino, hay subidas y bajadas, pero la apuesta ha sido de un éxito abrumador.
¿Cómo se explican entonces los cierres?
El que exista un mercado no significa que todo el que participe vaya a tener éxito o vaya hacer de todo y en cualquier sitio. Desde Navarra tenemos que trabajar muy bien para aprovechar al máximo ese mercado.
Un éxito con algunos sonados tropiezos.
Otro de los objetivos de Enercluster es apoyar a muchas de las empresas que están en Navarra para que mantengan aquí su foco de generación valor añadido. Competir con la globalidad es imposible y no podemos pretender acaparar la actividad industrial. Las grandes compañías deciden la ubicación de sus fábricas en función de unos parámetros en los que Navarra podría influir para que se establecieran.
¿A qué parámetros se refiere?
Me refiero a incentivos fiscales y ayudas de todo tipo. Pero además es importante que para las empresas que ya estamos muy localizadas en Navarra tengamos un entorno en el que se favorezca mucho todos los proyectos de I+D, todas las pruebas que podamos hacer facilitando la instalación de parques experimentales donde los fabricantes puedan probar sus máquinas. Con ello lograríamos que los ingenieros encargados de desarrollar y probar estos productos fueran contratados en Navarra. Todo esto no depende de la competencia que haya a nivel mundial, sino de que sepamos aprovechar el entramado entre instituciones y empresas para subirnos a la nueva ola de renovables.
¿La creación de parques experimentales es uno de los puntos de fricción con Medio Ambiente?
Para este tipo de infraestructuras, las dificultades no han venido tanto de Medio Ambiente, que sí que ha planteado dudas en cuanto a los proyectos de generación en general, sobre todo con las empresas promotoras. El problema específico de los parques experimentales concierne más al conjunto del Gobierno de Navarra, que tiene que decidir si apuesta por facilitar la creación del entorno necesario para atraer y retener todo ese talento en cuanto a I+D e ingeniería.
¿El futuro del sector en Navarra va más por esos centros de I+D y desarrollo que por la vertiente puramente industrial de producción?
El futuro está relacionado con los dos. Tenemos que aspirar a mantener un tejido industrial del sector fuerte en Navarra. Hay que proteger a todos esos proveedores de segundo nivel y fomentar las condiciones para que crezcan.
¿La única vía para mantener la competitividad de los centros industriales es reducir costes laborales?
No puede ser la única vía. Nadie queremos que recorten nuestra calidad de vida. El futuro pasa más por la mejora de la productividad, de la eficiencia, de la logística, de los productos y de la ingeniería. Aunque las renovables se están empezando a ‘comoditizar’, tienen todavía muchísimo de componente tecnológico. En ese contexto, la pelea no puede ser por bajar salarios sino por incrementar talento.
¿Les resulta fácil encontrar profesionales entre quienes salen de los centros de FP y universidades?
En general, salen personas muy bien formadas. Las empresas en Navarra somos afortunadas con el nivel de quienes salen de los centros de FP y universidades. Nuestro sector es atractivo para la gente joven. No obstante, tenemos que dar formación a la gente que entra. Las empresas dedicamos tiempo y esfuerzos a formar a la gente que se incorpora.
DNI

Joaquín Ancín Viguiristi nació en Pamplona el 14 de junio de 1966. Casado y sin hijos. Estudió en el colegio Jesuitas de Pamplona y se licenció en Ciencias Físicas por la Universidad de Zaragoza. Entre 1990 hasta 2000 trabajó en AP Amortiguadores. En 2000 se incorporó a EHN, que pocos años después fue adquirida por Acciona Energía, donde ha ejercido distintas responsabilidades hasta la fecha.
volver arriba

Activar Notificaciones