Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Alimentos

CNTA desarrolla una técnica para reducir el desperdicio alimentario

Ofrece a productores y a distribuidores información sobre la calidad y la vida útil de los alimentos

Miriam Alonso Santamaría (investigadora), María José Sáiz Abajo (directora de la investigación) y Paula Luri Esplandiú (técnico) ante el hiperespectrómetro en el que han realizado parte de la investigación.
Miriam Alonso Santamaría (investigadora), María José Sáiz Abajo (directora de la investigación) y Paula Luri Esplandiú (técnico) ante el hiperespectrómetro en el que han realizado parte de la investigación.
Gener
Actualizada 09/12/2020 a las 06:00

Según un informe de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) de 2019, un tercio de los alimentos producidos en el mundo se pierde o se desperdicia para el consumo humano (unos 1.700 millones de toneladas). Unos datos que unido a las cifras de desnutrición a nivel mundial (795 millones de personas) y a la contaminación que generan esos alimentos desperdiciados (se estima en 3.300 millones de toneladas de equivalente de CO2 de gases de efecto invernado) avalan el estudio que ha desarrollado CNTA (Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria) sobre la vida útil y la calidad de los alimentos que consumimos. María José Sáiz, doctora en Química y responsable de Nuevas Aplicaciones Analíticas del Área del I+D del centro tecnológico ha dirigido la investigación.


¿En qué consiste el proyecto?
El objetivo es el de predecir la vida útil de los alimentos a través de análisis rápidos que se realizan con tecnología NIR (Infrarrojo Cercano) e imagen hiperespectral, que son técnicas fotónicas, que utilizan la luz. La luz se hace incidir sobre el alimento o sobre la muestra. Sacamos una foto y de cada pixel tenemos el espectro que nos da información química de cada punto. Esto es muy importante en la detección de defectos en la fruta. Por ejemplo, en una pera que se acaba de caer al suelo. Puede que, a simple vista, no se vea nada, pero con la técnica que hemos desarrollado podemos prever la magulladura, porque la luz penetra un poco en la piel, antes de que se vea y anticiparnos así a un más que probable desperdicio. En el estudio, que iniciamos hace dos años y que en los últimos doce meses ha estado financiado por el MAPA (Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación), hemos desarrollado una tecnología que permite conocer la vida da útil. Una clave para la gestión eficiente de stock y, en definitiva, evitar el desperdicio.


¿Cómo se aplica en la práctica esta tecnología?
Este sistema combina lo que es una cámara de imagen hipespectral y el tratamiento de esos datos. La cámara nos genera hipecubos de datos que hay que procesarlos para obtener la información que nos interesa. A través de los modelos matemáticos que hemos desarrollado, relacionamos la foto con los datos sobre calidad y vida útil de la fruta. La clave está en elaborar buenos modelos matemáticos que vinculen la foto con los datos que queremos obtener para poder interpretarlos correctamente. La aplicación final va a ser fácil. El almacenista o el distribuidor harán una foto de la fruta y en una aplicación, en el ordenador o en móvil, va a recibir la información, la respuesta sobre la vida útil de la fruta. En CNTA ya tenemos los modelos matemáticos y los prototipos desarrollados que se pueden aplicar en el mercado.


¿En qué frutas han aplicado la tecnología?
El estudio se ha centrado en tres tipos de fruta: en las de hueso de la temporada de verano (melocotón y nectarina); en el mango, un fruto muy interesante, de alto valor, cuyos resultados son extrapolables a otros como el aguacate y en la pera DO Rincón de Soto.


¿Cuáles son las frutas mása delicadas o las que se puedes estropear con más facilidad?
Dentro de las que se han incluido en el estudio, las más delicadas han sido las frutas de hueso, Pero en otras, como en el caso de las climatéricas, las que no maduran una vez cogidas, como ocurre en el caso de los frutos rojos, bayas o fresas, el control se convierte en crítico y por eso es fundamental recolectarlas en su punto óptimo.


¿Van a seguir con esta investigación, pese a que ha finalizado la ayuda del MAPA?
Continuamos con proyectos como el IA Food, financiado por el Gobierno de Navarra, en el que vamos a realizar diferentes pruebas de concepto con diferentes tipos de muestras. En este proyecto están involucrados General Mills, Urtzante y Florette. A cada uno de ellos les interesa medir unos parámetros concretos de sus productos. En algunos casos, la vida útil, pero en otros, buscan características fisico-químicas de las muestras como su color y humedad. Después, cada uno lo aplicará a sus necesidades dentro de sus propios procesos. 

 

Cifras de las pérdidas alimentarias en el mundo, según datos de la FAO (2019)
 



1. Tasas más altas. se sitúan en el 40-50% para tubérculos, frutas y hortalizas; 35% para pescado; 30% para cereales, y 20% para semillas oleaginosas, carne y productos lácteos.
2. Equivalencia. La cantidad de alimentos que se pierde o desperdicia cada año equivale a más de la mitad de la cosecha mundial de cereales (unas 2.300 millones de toneladas).
3. Origen. En los países en desarrollo el 40% de las pérdidas y desperdicio tienen lugar en las fases de poscosecha y procesado y en los industrializados, ese 40% se da en ventas al por menor y del cosumidor.
4. Coste. El precio de la comida desperdiciada supera los 728 billones de euros al año
5. Desnutrición. Se estima que 795 millones de personas sufren subalimentación.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE