Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Desescalada

Los hoteles abren de forma escalonada en Navarra esperando las reservas de última hora

El sector no prevé pasar del 50% de ocupación por la pérdida del turismo extranjero

foto de Fran Comín, en el hotel Bed4U de Tudela, que ha colocado en recepción una cámara de detección térmica.
Fran Comín, en el hotel Bed4U de Tudela, que ha colocado en recepción una cámara de detección térmica.
Actualizada 13/06/2020 a las 06:00

Durante dos meses, los hoteles han volcado sus esfuerzos en adaptarse a la crisis sanitaria. Ahora creen que ha llegado el momento de centrarse en atraer a los clientes. La mayoría de establecimientos han reabierto ya sus puertas y otros prevén hacer en los próximos días. El 1 de julio se espera que todos estén con los brazos abiertos recibiendo huéspedes. “Por eso ahora queremos centrarnos en la promoción turística de Navarra, en atraer a ese turismo nacional. Hemos aportado ya nuestras ideas al Gobierno de Navarra y al Ayuntamiento de Pamplona. Son receptivos, pero deben ser ágiles porque la gente ya empieza a planificar sus vacaciones”, resume Sara Martínez, que dirige El Toro y que preside la Asociación de Hoteles de Pamplona.


La previsión de ocupación en hoteles de Pamplona para junio es del 22%, para julio del 36% y para agosto del 45% debido a la pérdida del turismo extranjero. “Aunque se abran las fronteras, el Gobierno francés está animando a sus ciudadanos a quedarse en el país. Confiemos en que no sea así”, comenta Carlos Daspa, del hotel Yoldi. En cualquier caso se espera que la mayoría de reservas sean de última hora. Los hoteles están siendo muy flexibles. Han limitado fianzas y señales e incluso algunos permiten cancelación gratuita la víspera.


Navarra cuenta con unos 370 establecimiento hoteleros con más de 14.000 plazas. “El sector mueve cientos de millones de euros anuales y emplea a centenares de profesionales”, señala la Asociación de Hoteles de Pamplona, que ha reclamado “un potente plan de promoción del destino para reactivar el sector y no quedarse atrás”.


CONTROL DE TEMPERATURA

De ello dependerá que se puedan levantar los ERTES que actualmente afectan a medio millar de personas o que se reactiven las contrataciones de temporada.


Las reaperturas de los hoteles se están produciendo de acuerdo a los estándares y protocolos marcados por el Ministerio de Sanidad y Turismo del Gobierno de Navarra. A las medidas de higiene y seguridad habituales se suman pautas concretas señaladas por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE). “Prácticamente los protocolos son como los de los hospitales”, resume Sara Martínez.

 

En general, ha supuesto desnudar las habitaciones de todo lo accesorio, colocar dispensadores de gel hidroalcohólico por todos los rincones, ventilar mucho y limpiar con frecuencia todo lo que haya podido tocar el cliente: manillas, apliques y hasta las perchas. Todos los establecimientos deben elaborar un plan de limpieza sistemático con todo este conjunto de pequeñas tareas diarias. Las plantillas han recibido una intensa formación específica para su propia seguridad y la de los huéspedes. Algunos establecimientos, como el Bed4U de Pamplona y Tudela ya muestran el sello Safe Tourism Certified del ICTE. La mayoría de establecimientos va a tomar la temperatura a diario a sus empleados. Otros van a dejar las habitaciones 24 horas sin utilizar entre cliente y cliente y prácticamente todos tienen alfombras desinfectantes para zapatos y ruedas de maletas.


Sara Martínez considera que todo este esfuerzo realizado no es un gasto “sino una inversión a largo plazo para recuperar la confianza de cliente”. El horizonte para salir de pérdidas se sitúa en 2021, cuando se recuperen bodas y otros eventos aplazados.


En este escenario, la asociación urge a poner en marcha un plan de acción y promoción para atraer a familias y pequeños grupos. “Tenemos naturaleza, gastronomía, ocio. Aquí dependemos menos de mayoristas y touroperadores, así que debemos ir en busca del cliente final”, señala.

 

Hotel Bed4u (Tudela): Con la esperanza de recuperar al turista francés
 



 

El hotel Bed4U de Tudela fue uno de los que alojó en abril a pacientes de coronavirus durante su cuarentena. Este gesto solidario le ha permitido poder adaptarse mejor a la nueva normalidad. Sus empleados llevan meses familiarizados con los geles, mascarillas y mamparas. Al tratarse de un hotel moderno de decoración minimalista, sólo ha hecho falta retirar folletos y revistas.
El 11 de mayo abrió sus puertas al público en general. El hotel ha instalado en recepción una cámara de detección térmica sin contacto desarrollada por la firma tudelana Axium. El buffet libre se mantiene pero dos camareros van atendiendo las peticiones del cliente. “Por estas fechas solemos tener un 60% de reservas consolidadas para el verano. Este año llevaremos el 5%”, comenta Fran Comín, su director. Este establecimiento tiene dos clientes principales, los visitantes de Senda Viva y los turistas franceses que van a las Bardenas. “El Gobierno francés no está favoreciendo que sus ciudadanos se muevan”, lamenta.

 

El hotel Xabier de momento ha abierto el restaurante y la terraza con vistas al castillo.

Hotel Xabier (Javier): “Algunos se animan a hacer la Javierada”
 

 

De momento, el hotel Xabier sólo tiene abiertos el restaurante y la terraza. El primer fin de semana de junio fue muy intenso, con boda incluida. “De los 150 invitados previstos al final pudieron ir 30. El aperitivo no se pudo celebrar de pie. No hubo baile, sólo el vals de los novios. Pero fue una boda muy animada y bonita”, resume María José Guindano, directora de este establecimiento familiar. La adaptación a la nueva normalidad está siendo dura. “Los protocolos suponen muchos cambios y detalles. Por ejemplo, tenemos que retirar todas las sillas de tela del comedor y las faldas de las mesas”, explica.


El pueblo de Javier nota especialmente que se han cancelado todos los viajes de grupos. “Suelen venir de asociaciones, parroquias, gente mayor… pero las agencias ya no organizan este tipo de viajes debido a las limitaciones de aforo de los autobuses”, comenta. Por contra, han notado que muchas personas que se quedaron sin hacer la segunda Javierada, ahora se están animando a hacerla, “andando o en bici”.


De cara al verano, el hotel siempre ha contado con el turismo familiar y confía en que vayan entrando reservas. “Es un sitio muy tranquilo y abierto, con muchas rutas de senderismo. El castillo está abierto y pronto abrirá la piscina municipal”.

 

El Castillo de Gorráiz abrió el pasado jueves su hotel y la zona de spa.

Hotel Castillo de Gorráiz: “Hemos quitado los cabeceros de cama”
 

El hotel Castillo de Gorráiz abrió el jueves después de unas jornadas de intenso trabajo. “Hemos quitado los cabeceros de las camas, alfombras y otros textiles. Algunas salas de decoración más recargadas van a estar cerradas. Todo está indicado con cartelería”, señala Gorka Berraondo, director del establecimiento, que se muestra “ilusionado, aunque negativamente positivo”.


Prevé una ocupación del 50% para julio y algo menos del 60% para agosto. “En verano tenemos mucho turismo extranjero y nacional de paso, que se quedan 3 o 4 días. Este año va a ser distinto. Hay mucha incertidumbre”, comenta. El spa también está abierto. “Los masajes se darán con cita previa y ducha obligatoria. Los clientes y terapeutas deberán llevar mascarillas y pantallas. En los circuitos termales habrá un máximo de cuatro personas por hora. Vamos a ser muy exhaustivos con la higiene”, remarca. Los baños se desinfectan ocho veces al día. El resto de estancias son nebulizadas con una solución desinfectante a base de amonios. Hasta el 30 de junio ha lanzado ofertas. La habitación doble para tres noches con desayuno buffet y dos circuitos spa cuesta 290 euros.

 

Mamparas y dispensadores de gel en la recepción del hotel Yoldi.

Hotel Yoldi (Pamplona):“Se echa en falta a los peregrinos”
 

“Ni mondas ni lirondas. En las habitaciones no hemos dejado ni un bolígrafo ni un libro ni nada. Sólo el bomboncito de bienvenida y si no se lo comen hay que tirarlo a la basura”. El hotel Yoldi abrió el 25 de mayo y de momento la actividad ha sido escasa. Los huéspedes han sido trabajadores, comenta Marcos Daspa, uno de los rostros amables del establecimiento. Explica que la limpieza siempre ha sido un punto fuerte de este hotel familiar. “Por ejemplo, se utiliza un trapo por habitación y se echa a lavar”. Ahora hay medidas añadidas. Las camareras de piso trabajan en una única planta, con guantes, mascarilla y pantalla protectora. Las habitaciones se dejan ventilando durante 24 horas.


Para el verano, en especial les preocupa el turismo extranjero. “Siempre hemos tenido peregrinos del Camino de Santiago de EE UU, Corea del Sur, China… Ahora confiamos en el turismo nacional, pero un día te reservan y al día siguiente te anulan”, comentan. Marcos Daspa considera que Pamplona tiene gran potencial: “El turista busca naturaleza y gastronomía. Desde aquí puede moverse por toda la Navarra y la costa vasca y por la tarde noche darse un paseo hasta lo Viejo”.

 

 

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE