Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Empresaria Navarra 2018

Laura Arzoz: “Soy un todoterreno, igual me pongo a negociar que a cargar bidones en un camión”

La paleta de colores que salpica las orillas del Arga salta de modo aleatorio a los coches estacionados en la contigua calle Errotazar y se ordena en una escala Pantone dentro de la tienda. Es el negocio de pinturas que la empresaria navarra del año ‘heredó’ hace 15 años y por el que se “parte la cara” a diario

Laura Arzoz posa en la tienda que Disnapin (Distribuidora Navarra de Pinturas) tiene en la calle Errotazar de Pamplona. Tras ella una gama de colores Pantone.
Laura Arzoz posa en la tienda que Disnapin (Distribuidora Navarra de Pinturas) tiene en la calle Errotazar de Pamplona. Tras ella una gama de colores Pantone.
Actualizada 16/12/2018 a las 20:20

Fue su padre, José María Arzoz, quien puso en marcha el negocio de pinturas junto a otro socio en un pequeño local situado junto al frontón Labrit de Pamplona. Corría el año 1969, por lo que Disnapin (Distribuidora Navarra de Pinturas) cumplirá medio siglo el año que viene. A los siete años de aquel inicio, en 1976, se trasladaron a la calle Errotazar. “Ese nuevo emplazamiento lo eligió mi padre, que se había criado entre las huertas de la Magdalena y el colegio de los Escolapios, porque decía que en la Rochapea había mucho sitio y que allí los camiones podrían aparcar bien para descargar. ¡Ahora no hay quien lo haga!, exclama Laura Arzoz con el fondo de nubes algodonosas y azul celeste que decora las paredes de su despacho. Ella es la mayor de tres hermanos y finalizó la carrera de Económicas en 1992, momento a partir del cual simultaneó varios trabajos con la ayuda en la empresa familiar. Cuando el padre cedió el testigo a su primogénita, en 2003, esta inició una pequeña expansión. Así, la inversión en unas naves de Noain, le permitió inaugurar una nueva tienda con almacén en 2007. Estella le siguió en 2010. Disnapin mantiene hoy un acuerdo de distribución en exclusividad con la multinacional holandesa AzkoNobel, que años atrás se hizo con la empresa española Productos Procolor. Arzoz dirige hoy una plantilla de ocho personas y resopla cuando explica lo mucho que le está costando encontrar un ventas adecuado. “No hay ilusión”, sentencia una mujer a la que la pasión por el trabajo le recorre las venas, como lo hizo en su día con su padre. Un padre que no deja de asomarse por la tienda todos los días y que a mitad de entrevista, con la barra de pan y el ‘Diario’ bajo del brazo, entra a saludar.

¿De qué color se puso cuando le comunicaron que AMEDNA, la asociación de Mujeres Empresarias y Directivas de Navarra, la ha elegido empresaria del año?

Alguien me debió proponer, y aún no he sabido quién, pues lo mío es estar en un segundo plano. Tampoco voy a mentir, me ha ilusionado, aunque para mí todo sigue igual. Abro a las ocho menos cuarto de la mañana, a la tarde vuelvo otra vez, y a veces llego a casa a las diez de la noche como si fuera un borracho, casi haciendo eses. Soy un todoterreno, podrán decir que tengo mala uva o lo que quieran, pero soy tremendamente trabajadora. Nadie me lo puede discutir. Igual me agarro a negociar, ir a por cambios, coger bidones en una carretilla y cargarlos en un camión o barrer. No hay otra manera. Si ahora me pongo a contratar a un financiero, a un comercial y luego a una secretaria... me arruino por el camino. Creo que muchos pequeños empresarios me entenderán. No me importa trabajar, tengo pasión por lo que hago. Y, como dice mi padre, aquí lo mismo se plancha un huevo que se fríe una corbata.

¿Puede explicar un poco más ese “creo que muchos pequeños empresarios me entenderán”?

Muy sencillo. Creo que estamos totalmente tirados, no tenemos ayuda de absolutamente nada. Al revés, dificultades por todos los sitios.

Su currículo dice que tiene un máster en Tributación. ¿Por la Universidad Carlos III?

No (ríe), fue por el Centro de Estudios Financieros, que está situado en Madrid también. Lo hice online. ¡Pero lo hice! Y también otro en Foro Europeo sobre Dirección de Pymes, al que también dediqué muchas horas de estudio.

Aprovecho entonces sus conocimientos tributarios. ¿Echa en falta algo para las pymes?

A ver, no tengo una visión muy general del tejido empresarial como para lanzar una afirmación categórica. Cada uno vive su circunstancia. Pero por lo que conozco de empresas similares a la mía, sé que no se ayuda a la pequeña empresa ni en tributación fiscal, ni en tributación a la Seguridad Social. Pagamos unos dinerales que no pueden ser. E igual es un tema en el que no me debería meter, pero creo que hay un excesivo apoyo y sobreprotección a los trabajadores. Para mí, exagerado.

¿Qué es lo que le parece exagerado?

Si yo contrato a una persona para probarla como vendedor, seis meses, y en los dos primeros veo que no sólo no me hace nada, sino que, en fin, para qué le voy a contar... Pues le tengo que despedir y pagarle un pastón: que si la paga proporcional de no se qué, que si las vacaciones... ¡Y todo eso por no hacer absolutamente nada! Cuando las pymes dicen que no contratan, no me extraña. Todo son dificultades.

¿Qué echa de menos?

Más flexibilidad. Contratos más rápidos. Creo que el despido libre, que en sí parece una burrada, en ciertos casos haría espabilar a más de uno. Hay tal protección que muchos chavales jóvenes están hoy en la absoluta luna. Y el pequeño empresario se ve haciendo de todo, viviendo mal, para que otros puedan vivir bien.

Habla como empresaria, pero, si no hubiera una mínima protección y unos límites, ¿no estamos sobrados también de casos de abuso entre los contratadores?

Sí, puede ser, pero yo hecho en falta un poco más de realidad en quienes nos gobiernan. La gente que está dirigiendo debería bajar de las nubes. Un presidente del Gobierno de un país como España o de cualquier otro país, debería ser un buen empresario que haya demostrado que sabe llevar una empresa. Y del mismo modo llevaría el país. Lo que no puede ser es que de la noche a la mañana diga que va a subir el salario mínimo a mil euros. ¡Sí, hombre, sí! ¡Y a cinco mil! ¿Y de dónde los sacas si no los generas?

¿Le hace faena la subida del SMI o paga a sus empleados por encima de este?

Yo les pago más, pero no quita para que haya pequeñas empresas con dificultades económicas y que una subida así pueda repercutir en el empleo. Nosotros, por ejemplo, tenemos 15 pagas, una de ellas es de beneficios. ¿Y si tengo pérdidas debo pagarla también? Me dicen que sí, que es obligado. Y cuando todo va bien no me parece mal. Pero, ¿y si va mal?

La expansión con la nueva tienda de Noáin les pilló en 2007, justo antes del parón de la construcción. ¿Cómo sortearon la crisis?

Hay algunas cosas que nos han salvado. Nunca hemos vendido a un mercado de la construcción pura y dura. Nosotros no vendemos pintura de obra, siempre hemos ido a un mercado un poco más alto. Nuestro tipo de cliente no suele ser el pintor de obra, sino un pintor decorador que utiliza productos buenos. También vendemos para instalaciones deportivas, pistas de squash, piscinas, industria... Nuestra parte negativa es que el mercado de la pintura es un mercado maduro, no es un mercado tecnológico, y es muy difícil innovar. La parte positiva es que hay mucho tipo de cliente y que la pintura es algo que no se deja de consumir nunca.

¿Ha necesitado financiación bancaria?

No. El banco es una entidad que está para cuando no necesitas dinero. Tú les tienes que demostrar que no necesitas dinero y entonces tienes una fila de cuarenta bancos ofreciéndote cosas. Ahora, como necesites y estés apurado, te encuentras más sola que la una. Yo, por fortuna, no he tenido que pedir un crédito.

Con sus horarios de trabajo, no debe ser fácil conciliar...

No me he casado, ni he tenido hijos. No voy a echar la culpa al trabajo, yo he optado en la vida por lo que he querido.

Nunca habían nacido tan pocos niños desde 1941. ¿Qué opina de que una de las principales causas del ‘suicidio demográfico español’ obedezca a causas económicas y de conciliación?

Pues es triste. Y creo que eso viene un poco derivado de que nos hemos creado muchas necesidades absurdas. No voy a decir que tengamos que volver a la época de nuestros padres. Pero queremos tener lo último de lo último y el tiempo en la vida es limitado y hay que saber decidir.

¿Le interesa la política?

Poco, me desilusiona. No veo implicación real de los políticos con el pueblo. Veo tanto egoísmo, manipulación, búsqueda del beneficio propio, que me da pena. No se piensa en el ciudadano. Y no sólo aquí. Con lo del Brexit creo que se ha llevado a los ciudadanos británicos a un callejón sin salida. No lo entiendo. Si todo el mundo camina hacia la unión, las alianzas... ¡Dónde vas tú al revés! Y en Cataluña, lo mismo.

¿Cómo es posible que en la era de Internet ustedes apenas logren vender pintura por esa vía?

Así es. Aunque tenemos nuestra propia página web, pero creo que la decisión de comprar un color es algo muy emocional. vendemos mucho más en tienda.

¿Es cierto que coger una brocha y pintar relaja el cerebro y nos hace sentir más felices?

¡Claro, porque el color ataca a lo emocional! Tú eliges un color que te gusta y decides cambiar tu hogar. Y cuando uno renueva su exterior es que también interiormente se ha renovado.

¿De qué color ha pintado su casa?

Tengo la casa de colorines, pero combinados. Cada habitación es de un color. El salón, de un verde muerto que es muy tranquilizador, pero muy bonito. Y nada de que si el color es muy fuerte tenemos menos luz, eso es un tópico. También tengo algún gris y mi habitación es como esto (se señala al jersey) pero más matado.

Ya... ¿y ese jersey es fucsia, rosa...?

Sí, es un rosáceo fucsia.

¿Es un tópico lo de que los hombres ven menos colores que las mujeres?

No, eso es así desde que nacemos. Dicen que la mujer puede distinguir bastantes más matices que el hombre. También solemos ser más quisquillosas a la hora de comprar. Cuando viene un hombre solo a la tienda se decide enseguida.

¿Qué color está de moda?

En la multinacional AzkoNobel, con la que trabajamos, hay un departamento que investiga las tendencias mundiales. Hace poco presentó el que va a ser el color de 2019, que es el ‘Spiced Honey’, un color ámbar cálido muy tranquilizador.

¿Le aburren las casas cuyos interiores están pintados de blanco?

A mí las casas blancas no me dicen nada. Normalmente la gente le mete un poquito de color al blanco. Son blancos rotos, para que sea un poco más cálido.

Si tuviera que pintarle el despacho a Pedro Sánchez, ¿de que color lo haría?

Le daría un color neutro, un gris delfín, para que no se despiste mucho. A ver si así se centra en lo que tiene que hacer, gobernar un país que parece que le viene un poco grande.

¿Y de qué color le pintaría el despacho oval a Trump?

A Trump le pondría un amarillo potente, a ver si le pega a la vista y lo deja.

Entre los complementos de su tienda veo botes de spray para grafiteros. ¿Vienen muchos?

Sí, es un complemento que vendemos desde hace unos años y para el que hay muchos clientes.

¿Y le hace gracia cuando ve en su calle las paredes todo llenas de grafitis?

No, desde luego. Pero también existen productos para limpiar grafitis y protectores que se aplican a las paredes para que no se pueda pintar. Pero los grafiteros buenos, en espacios habilitados para ello, como en el centro de arte de Huarte, exponen cosas maravillosas.

DNI

Laura Arzoz Alzate
(Pamplona, 26 de octubre de 1969) Es la mayor de tres hermanos. Su padre puso en marcha la empresa Disnapin hace medio siglo. Ella estudió en la Ikastola San Fermín y el Instituto de Iturrama (COU). Se licenció en Económicas en la Universidad de Navarra en 1992, siendo la primera promoción que salía del centro. En2003, asumió la dirección de la empresa familiar. Habla con fluidez euskera e inglés y entiende el francés e italiano. Fue campeona de España en 200 metros braza en natación con 14 años. Es socia de la Sociedad Deportiva Amaya de Pamplona. Acaba de ser elegida Empresaria Navarra 2018 por la Asociación de Mujeres Empresarias y Directivas de Navarra AMEDNA-NEEZE.
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE