x
Exportaciones

Las cremas de la empresa navarra Massada llegan a Japón

La compañía, que comercializa más de 200 cosméticos, ha conseguido registrar sus productos en el país

María Abós Iguácel, directora general de Massada.

María Abós Iguácel, directora general de Massada.

Actualizada 24/10/2018 a las 16:05
A+ A-

Las cremas de la empresa navarra Massada buscan hacerse un hueco en Japón. La compañía acaba de conseguir el registro de sus productos en ese mercado, un trámite obligado para poder iniciar la exportación y que para la empresa ha supuesto un gran hito debido a los altos niveles de exigencia y calidad que impone ese país que cuenta con el tercer mercado de perfumería y cosmética más grande del mundo y el quinto en consumo per cápita.

A pesar de la saturación del mercado japonés donde, según un estudio publicado por el ICEX, las empresas de cosmética españolas, frente a las firmas francesas e italianas, no tienen una imagen muy reconocida, existen importantes nichos de mercado y oportunidades de negocio por desarrollar sobre todo en el segmento de productos naturales por los que apuesta la firma navarra.

Massada se dedica a la investigación, desarrollo, fabricación y comercialización de alta cosmética natural y mineral y cuenta con una dilatada experiencia internacional. Los cosméticos de la firma, más de 200, ya están presentes en 20 países de todos los continentes, a excepción de Oceanía.

En la actualidad, las ventas en el extranjero suponen un 20% de la facturación total de la empresa y la previsión es que ese porcentaje se siga incrementando en los próximos ejercicios. En 2015 la facturación de Massada, con 32 trabajadores en plantilla, 28 de ellos mujeres, superó los dos millones de euros y sólo dos años después, en 2017, ha logrado vender productos por valor de más de tres millones. En su laboratorio propio de I+D, Massada realiza una labor investigadora continua en nuevas líneas de producto para dar solución a todas las necesidades de la piel. Cuenta, además, con un método propio de trabajo patentado a escala internacional para tratamiento estético en cabina llamado Ecoa.

CHINA Y LATINOAMÉRICA

Su último lanzamiento ha sido una crema reparadora de ADN que desde septiembre se vende en establecimientos de toda Europa y que la empresa prevé exportar próximamente a China y Latinoamérica.

La empresa nació en 1997 y en sus orígenes llegó a apostar por el modelo de franquicias para su expansión. Sin embargo, un cambio accionarial motivó en 2009 el inicio de una nueva etapa. La entrada del empresario Javier Troyas dio un giro a la estrategia impulsando la creación de una gama de productos naturales y un método de trabajo único para fortalecer el organismo y dar soluciones innovadoras en el ámbito de la salud y la belleza.

Desde entonces, la compañía ofrece productos a nivel internacional que combinan la biotecnología orgánica más puntera con exclusivos extractos propios y líneas de tratamiento diferenciales.

La fábrica cosmética navarra trabaja con casi un centenar de plantas procedentes de diferentes partes del mundo que son minuciosamente estudiadas para seleccionar en cada caso lo esencial de cada una (hojas, tallos, raíces, frutos o semillas). En concreto, más de 150 extractos que, asegura Massada, garantizan la concentración óptima de los principios activos en las fórmulas. Entre su selección de ingredientes se encuentra por ejemplo el aceite de Pentaclethra macroloba procedente del Amazonas y que garantiza la conservación de la flora en esa región.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE