Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Tudela

Una despedida aplazada en la Pasión de Tudela

La crisis del coronavirus dejó ayer a vecinos y visitantes sin poder recorrer el Casco Viejo de Tudela para ver la Pasión Viviente. También truncó la decisión de Juan Manuel Pérez de representar por última vez a Jesús, algo que hará, finalmente, en 2021

Numeroso público rodea a Juan Manuel Pérez y otros actores, en una de las escenas de la representación de la Pasión de Jesús de 2019.
Numeroso público rodea a Juan Manuel Pérez y otros actores, en una de las escenas de la representación de la Pasión de Jesús de 2019.
ARCHIVO
Actualizada 09/04/2020 a las 06:00

Las calles del Casco Viejo tudelano vacías contrastaron el miércoles con las imágenes de esos mismos lugares repletos de tudelanos y foráneos para presenciar, cada Miércoles Santo desde hace dos décadas, uno de los tradicionales actos de la Semana Santa de Tudela, como es la escenificación de la Pasión Viviente de Jesús. Una representación en la que participan alrededor de cien personas y a la que, al igual que el resto de los eventos previstos para estas fechas festivas, la crisis del coronavirus ha impedido acudir a su cita anual con los habituales rincones de la parte antigua de la ciudad en los que se desarrollan sus distintas escenas.

Éste era, además, un año de celebración, ya que el acto cumple en 2020 su veinte aniversario. Y también iba a suponer la última representación del papel de Jesús por parte del tudelano Juan Manuel Pérez Lizar tras protagonizarlo durante 19 ediciones consecutivas. Una despedida que ahora y, según dice, “ante una circunstancia como la que estamos viviendo”, va a posponer hasta el próximo año. “Si no pasa nada y no hay nada que lo impida, haré de Jesús en 2021 por última vez”, añade Pérez Lizar, de 48 años y profesor en el colegio Anunciata. Reconoce que le hubiera gustado despedirse en esta edición, “pero hay cosas más importantes, y en estos momentos la salud y el sufrimiento de la gente que estamos viendo es lo más y realmente importante”.

En este sentido, explica que su suegro falleció el pasado mes de octubre. “Como, en principio, este era mi último año representando a Jesús, iba a venir a ver la Pasión por primera vez. Y, al final, no ha podido ser. Entonces creo que hacer este papel por última vez se lo debo a él además de a todas las personas que lo están pasando mal con esta enfermedad”.

 

EMOCIÓN

Reconoce que tomó la decisión de dejar paso a otros, no por falta de ganas e ilusión, ya que es algo que le sale “del corazón”, sino porque “te vas haciendo mayor y entiendo que tiene que haber un relevo generacional, ya que todo tiene un principio y un fin en esta vida”. En cualquier caso, cuando llegue ese momento, tiene claro que no se desligará del acto y continuará participando montando escenarios, etc.

Tras el parón de este año, insiste en que el límite para interpretar a Jesús será la próxima edición, algo para lo que ha tenido en cuenta la opinión de amigos, conocidos “y la propia gente de la Pasión, que me dijo que no podía dejarlo de esta manera”. Y es que, como indica, “no se puede tener esperando eternamente a otra persona que tiene ganas de hacerlo porque sería muy egoísta por mi parte”.

En este sentido, dice que un joven que participa en la Pasión “quiere tomar el testigo”. “Ojalá siga en esa decisión y haga de Jesús unos cuantos años, porque, así como para la Bajada del Ángel se apuntan muchos niños, este papel no creo que haya mucha gente que quiera hacerlo. Estamos en la Pasión un grupo de personas, los habituales. Al principio, cuesta que la gente se enganche a participar en un acto de este tipo, aunque cuando lo hace, repite y continúa”, señala.

Juan Manuel Pérez Lizar reconoce que si tuviera que definir con una sola palabra qué ha supuesto para él representar a Jesús de Nazaret, sería “emoción”. “Hay momentos del acto en los que vives unas sensaciones que son indescriptibles. Es decir, no es algo que uno pueda explicar con palabras”, indica.

Por lo que se refiere a la coincidencia de que se haya suspendido el acto en su 20 aniversario, afirma: “Ya lo celebraremos como se merece. Pero, en estos momentos, tendremos que vivir la Semana Santa en nuestras casas. A todos nos hubiera gustado estar anoche en la calle actuando o viendo el acto, pero ahora la Pasión que nos ha tocado vivir es otra”. “Nuestra Pasión tiene que ser la lucha contra el virus y, como ciudadanos, lo mejor que podemos hacer es respetar las normas que nos han dicho; es decir, quedarnos en casa. Tenemos que remar todos juntos para salir de esta situación, concluye.

 

El 20 aniversario “para el próximo año”



Merche Pérez Lizar, directora de la Pasión y hermana de Juan Manuel, afirma que, “los años en los que hemos tenido mal tiempo con Cierzo o lluvia no han conseguido parar la Pasión”. “Sin embargo, la ha suspendido un virus que apenas se ve en un microscopio. Y ha paralizado la ciudad, el país, la Semana Santa, absolutamente todo”, añade. Con lo que no ha acabado el virus, a pesar de la tristeza por la suspensión del miércoles, es “con las ganas e ilusión de escenificar el acto el próximo año y celebrar entonces, por todo lo alto, sus dos décadas de andadura”.

Un aniversario para el que habían preparado novedades como “un nuevo decorado, espectacular, realizado por Aitor Calleja, y que está en Pamplona esperando a que vayamos a recogerlo”, explica. Añade que hay mucha gente que, por animarles en estos momentos, les dice que de cara a la próxima edición pueden preparar aún más novedades. “Seguro que van a salir más ideas”, considera, al tiempo que agradece la labor de todos los que participan en la tradicional Pasión .

Por lo que se refiere a su hermano, dice que “tiene merecida su jubilación tras tantos años interpretando a Jesús, dando así paso a gente más joven”. Añade que cuando llegue la Pasión de 2021, “despediremos a Juanma y presentaremos a Eduardo López, que será quien coja el relevo en este papel”. “Lo hará también muy bien, porque lo siente y lo vive”, dice.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra