Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

PLANIFICACIÓN

La reforma del centro de salud de Tudela se iniciará a final de año

El plazo de ejecución de la obra es de 20 meses, por lo que se prevé terminar hacia el verano del año 2022

Imagen general del centro de salud Santa Ana, ubicado en la calle Juan Antonio Fernández y que se va a reformar parcialmente.
Imagen general del centro de salud Santa Ana, ubicado en la calle Juan Antonio Fernández y que se va a reformar parcialmente.
Actualizada 19/02/2020 a las 06:00

Las esperadas obras de reforma del centro de salud Santa Ana de Tudela comenzarán en octubre o noviembre de este año y, si todo va bien, está previsto que concluyan para el verano de 2022, ya que tienen un plazo de ejecución de 20 meses. Este martes, el Gobierno de Navarra sacó a concurso esta actuación, valorada en 2.186.467 euros, de los que 244.229 se gastarán este año, 1,4 millones en 2021 y 541.407 euros en 2022. Ahora se abre el plazo para presentar ofertas, que concluirá el 18 de marzo y, a partir de ahí, la mesa de contratación examinará las propuestas para adjudicar las obras a la empresa que obtenga la mejor puntuación.

Según señalaron este martes desde el departamento de Salud, esta reforma supone la “remodelación completa” de dos de sus plantas, en concreto el sótano y la planta baja.

En cuanto al primero, con 690 metros cuadrados y cuyo mal estado han denunciado en varias ocasiones los profesionales sanitarios, continuará estando el servicio de Urgencias. Actualmente, cuenta con este servicio, dos dormitorios de guardia, despacho, sala de extracciones, un archivo, un almacén, sala de basuras, lencería e instalaciones de mantenimiento como calderas y cuadros eléctricos.

LA REFORMA, AL DETALLE

La reforma contempla renovar por completo Urgencias dotándolo de cuatro consultas y dos boxes de atención a los pacientes, una sala de triaje, así como un área de trabajo para profesionales, vestuarios, dormitorios de guardia, aseos para pacientes y personal, cuartos de limpieza y de residuos, una sala de reuniones, otra de usos múltiples, la biblioteca y la zona de instalaciones generales del edificio, que también se va a reformar para adaptarla a la normativa vigente.

Además, según figura en el proyecto se trasladará su acceso de su ubicación actual, que también generó quejas al estar junto a una discoteca, a la esquina frente a la calle Manresa.

En cuanto a la planta baja, es donde se encuentra el acceso principal, así como las zona de admisión, información, despachos de dirección, biblioteca, sala de estar del personal, otra de usos múltiples, así como el servicio de prestaciones y conciertos, una consulta de trabajo social y consultas de medicina y enfermería.

La reforma también contempla en este caso una remodelación total en los 622 metros cuadrados de superficie que ocupa. Tras las obras, pasará a contar con nueve consultas y una sala de extracciones, además de aseos para pacientes y para el personal. También acogerá los locales destinados a prestaciones y conciertos.

Además, otro de los cambios será que la zona de administración se trasladará junto a la puerta de acceso para, según señalaron desde Salud, “mejorar su funcionalidad y la accesibilidad de los pacientes”.

Este centro de salud es uno de los dos existentes en Tudela (el otro es el de Gayarre) y se construyó en los años 70. Su última remodelación importante se llevó a cabo en 1989.

Cuenta con 22.511 usuarios y actualmente presta los servicios de Atención Primaria, Urgencias, Centro de Atención a la Salud Sexual, Rehabilitación, Odontología, Farmacia Comunitaria y Prestaciones y Conciertos.

A la espera de la anunciada ampliación del centro Gayarre

Además de la reforma que se va a iniciar en el centro Santa Ana, el departamento de Salud anunció en su día que también se va a ampliar el otro que hay en la ciudad, el Gayarre o Tudela Oeste. Sin embargo, por el momento no hay noticias sobre esta actuación que, además, depende de que el Ayuntamiento ceda el edificio que ahora acogen los Servicios Sociales municipales.

Según se dijo, el objetivo es habilitar una ‘manzana sanitaria’ que preste servicios tanto de ámbito local como comarcal y la previsión era que las obras comenzaran en la segunda mitad de 2019, aunque no se ha cumplido.

La actuación contempla ampliar la superficie de la planta baja y rehabilitar las dos plantas del edificio anexo, el antiguo convento, que ahora están fuera de uso y que son propiedad del Servicio Navarro de Salud.

A lo anterior se sumaría el citado edificio de Servicios Sociales, que en su día se dijo que se trasladaría a los antiguos juzgados en la calle Pablo Sarasate.

La idea es que la planta baja del centro acoja, como hasta ahora, los servicios de Atención Primaria, mientras que en la segunda se centralizará la atención comarcal como el Centro de Salud Mental Infanto-Juvenil, el Centro de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva, y el Centro de Atención Sociosanitaria.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE