Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Rehabilitación

La restauración del torreón del castillo de Cortes concluirá este mismo año

Las obras avanzan según lo previsto con un coste de 286.657 euros y cuando concluyan se incorporará la torre a las visitas guiadas a la fortaleza

Ampliar Participantes en la reciente visita que se hizo a las obras, con el torreón a sus espaldas
Participantes en la reciente visita que se hizo a las obras, con el torreón a sus espaldasCEDIDA
  • Diario de Navarra
Publicado el 13/09/2022 a las 06:00
El castillo de Cortes se encuentra inmerso en dar un paso más de cara a su recuperación, gracias a las obras de restauración del torreón, que avanzan según lo previsto y que estarán concluidas este mismo año, hacia los meses de noviembre y diciembre. El coste de la actuación, financiada al completo por el Gobierno de Navarra, asciende a 286.657 euros y los trabajos corren a cargo de la empresa Construcciones Rubio Morte.
De esta forma, se da continuidad a las labores de recuperación de esta fortaleza, que data del siglo X y fue declarada Bien de Interés Cultural en 1993 con categoría de monumento histórico-artístico, que viene llevando a cabo la Asociación de Amigos del Castillo de Cortes desde hace años. Esta entidad, formada por vecinos voluntarios, ha acometido reformas en distintas partes del edificio, incluida el ala norte de la primera planta, que acoge la exposición sobre el yacimiento arqueológico del Alto de la Cruz. Una vez que concluya la restauración del torreón, se incorporará a las visitas que organiza esta misma asociación y en las que ya se puede ver la mayor parte del castillo, según informó el Gobierno foral.
Los trabajos en la torre tienen como objetivo restaurar completamente el interior y el exterior de la misma, recuperando su estabilidad estructural y constructiva. El proyecto, promovido por la dirección general de Cultura y el Ayuntamiento de Cortes, ha sido redactado por Íñigo Esparza, arquitecto municipal de la localidad, y Javier Sancho, arquitecto de la sección de Patrimonio Arquitectónico del Gobierno foral.
LA ACTUACIÓN
En concreto, la restauración del torreón incluye distintos trabajos. Por un lado, según añadió el Gobierno de Navarra, se recuperarán los forjados en todos sus niveles, desde la solera a la cubierta. Algunos de ellos se reforzarán conservando las solverías de madera y las viguetas para no modificar el aspecto actual de las salas, aunque otros tendrán que ser sustituidos completamente al encontrarse colapsados.
A lo anterior se sumará la rehabilitación completa del exterior del torreón, haciendo también una revisión del muro estructural, sellado de grietas y fisuras, limpieza y rejuntado de fábrica de piedra, y la renovación de carpinterías y rejas.
Del mismo modo, se van a acondicionar las salas reparando revestimientos y solados, así como las carpinterías interiores de madera. También se va a reparar el sistema de recogida de aguas pluviales sustituyendo las actuales gárgolas, se renovará el sistema de electricidad actual y se instalarán medidas contra incendios.
En cuanto a la sala de estudio o biblioteca, sólo se actuará en la estructura. “No se prevé actuar en el papel pintado con escena bélica, que parece representar la conocida como Guerra de África o Guerra de Marruecos (1859-1860)”, indicó el Ejecutivo foral.
Las obras fueron visitadas recientemente por el director general de Cultura, Ignacio Apezteguía, el alcalde de Cortes, Fernando Sierra, así como concejales, representantes de la empresa constructora, personal técnico del departamento y miembros de la Asociación de Amigos del Castillo.
ORIGEN MUSULMÁN
Esta fortaleza es de origen musulmán y está enclavada en un territorio dominado durante dos siglos por el clan muladí de los Banu Qasi. Tras la reconquista de Tudela y su comarca por Alfonso El Batallador en 1119, el rey confió su guarda al noble Ramón de Alperche y en los primeros años del siglo XIII, el señorío de Cortes perteneció al linaje de los Albarca.
Su ubicación en la frontera con Aragón y no lejos de la de Castilla hizo que se viera afectada por conflictos armados. Por ello, Cortes estuvo amurallado y en 1802 todavía se conservaban parte de los muros y las dos puertas de acceso.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE