Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

De verano por Navarra

Ablitas, una villa con pasado..., y futuro

Ablitas cuenta con importantes yacimientos arqueológicos, desde la Edad del Hierro a la Edad Media, que desea poner en valor para buscar nuevas vías de desarrollo económico a través del turismo

Imagen aérea de Ablitas en la que se ve, en primer plano, el cabeza sobre el que se asienta el Castillo y, al fondo, el resto del casco urbano
Imagen aérea de Ablitas en la que se ve, en primer plano, el cabeza sobre el que se asienta el Castillo y, al fondo, el resto del casco urbanoBlanca Aldanondo
Publicado el 03/09/2021 a las 06:00
Dicen que cuando Colón llegó a América, lo primero que vio al pisar la playa fue a uno de Ablitas vendiendo garrafas de aceite a los indígenas de aquellas tierras. Este chascarrillo encierra, dentro de su carácter socarrón, parte de la esencia de los abliteros. Una gente que se distingue por su espíritu emprendedor, pero que, históricamente, se ha visto obligada a tener que salir de su casa para poder trabajar ante el escaso desarrollo industrial de su pueblo.
Ablitas sigue manteniendo un fuerte arraigo a su milenaria tradición olivarera. Un cultivo que se extiende por gran parte de un término municipal que ocupa una extensión de 77,48 km2, de los cuales casi la mitad están declarados como Zona LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) por su especial biodiversidad de fauna y flora.
Esta figura de protección medioambiental es, por una parte, todo un ‘sello de calidad’ para Ablitas, pero también un enorme freno a la instalación de diferentes proyectos empresariales.
Pese a este obstáculo, y haciendo gala de ese carácter abnegado antes citado, los abliteros están buscando otras oportunidades de desarrollo hasta ‘debajo de las piedras’. Y es que la localidad cuenta con importantes yacimientos arqueológicos que van desde la Edad del Hierro a la Edad Media, con la villa romana y su Castillo medieval como principales exponentes y que ya se han convertido en reclamos turísticos de primer nivel.
En definitiva, una villa que cuenta con un interesante pasado desde el que quiere proyectar un más que prometedor futuro.

El Castillo de Ablitas reabre sus puertas tras su ansiada remodelación

El Castillo de Ablitas es el principal emblema de la villa. Esta fortaleza medieval, cuyas primeras referencias datan del siglo XII, el elemento protagonista de su escudo de armas y está presente en la gran parte de los símbolos y logotipos identificativos de los distintos grupos y asociaciones locales.
Pese a su importancia histórica, el Castillo venían sufriendo desde hacía décadas un progresivo deterioro de su estructura que, incluso, llegó a amenazar con su derrumbe. Algo que llevó al Ayuntamiento a cerrar el acceso a la fortaleza en 2012.
Fue entonces cuando se procedió a la estabilización de las galerías subterráneas del Castillo. Pero quedaba lo más importante: la reforma de la Torre del Homenaje. Estas obras concluyeron en noviembre de 2020 tras una actuación que supuso una inversión de 1,5 millones por parte del Gobierno de Navarra.
UNA NUEVA ERA
Gracias a esta actuación, el Castillo ha reabierto por fin sus puertas a través de varias visitas guiadas organizadas por el Gobierno foral con la colaboración de la Asociación Patrimonio de Ablitas. Hasta ahora, han sido más de 600 las personas que han conocido los secretos de esta fortaleza, “último bastión que queda en pie en el flanco sur del Reino de Navarra”.
Así lo destaca Francisco Santos Escribano, miembro de la citada asociación ablitera y encargado de dirigir las visitas. “Ablitas había vivido de espaldas al Castillo. Pero ahora hemos logrado convertir esta fortaleza en un bien cultural y en un magnífico reclamo turístico”, afirma Santos, profesor de Historia en el Instituto de Educación Secundaria Valle del Ebro de Tudela.
Según apunta el ablitero, la reapertura del Castillo puede servir de impulso a otras iniciativas como la regeneración urbanística del Casco Histórico sobre el que se asienta la fortaleza, y que el Ayuntamiento ya ha comenzado a realizar con la habilitación de pequeños parques y miradores en parcelas y solares abandonados.
El Castillo es el principal exponente histórico-artístico de Ablitas, junto a la Villa Romana, yacimiento que ya acumula una década de excavaciones; la necrópolis visigoda que apareció en 2008 y el poblado celtíbero de la Edad del Hierro en el que todavía no se ha actuado.
“Decir que Ablitas puede llegar a vivir del turismo que atraigan estos yacimientos arqueológicos es demasiado ambicioso, pero sí que pueden servir para dar otra dimensión al pueblo y, así, empezar a construir la Ablitas que todos queremos”, señala Santos.

Carlos Bonel, alcalde: “Ablitas tiene un gran potencial. Ahora nos toca saber explotarlo”

Carlos Bonel Soto, alcalde en funciones de Ablitas, en la plaza portátil instalada para las actuales ‘no fiestas’
Carlos Bonel Soto, alcalde en funciones de Ablitas, en la plaza portátil instalada para las actuales ‘no fiestas’Blanca Aldanondo
A sus 35 años, Carlos Bonel Soto (NA+) ha tomado las riendas del Ayuntamiento de Ablitas como alcalde en funciones con el objetivo principal de “hacer lo mejor para el pueblo sin mirar colores políticos”. Apunta a que lo mejor de esta villa ribera son “sus gentes”, y califica a Ablitas como una localidad “con un gran potencial”. “Ahora nos toca saber explotarlo”, señala.
¿Qué le falta a Ablitas para dar ese salto, empezar a generar empleo y fijar a la población?
Contamos con muchos recursos, pero es cierto que, en cuanto a desarrollo industrial, no terminamos de arrancar. El Gobierno de Navarra apostó en su día por otros puntos de la Ribera, y nosotros también queremos contar con este apoyo para poder atraer empresas. No nos hemos quedado de brazos cruzados y hemos comenzado a adecentar nuestro polígono reasfaltando los viales y cambiando el alumbrado.
¿Qué supone que casi el 50% del territorio ablitero sea Zona LIC?
Es bueno tener esta consideración porque demuestra la riqueza de fauna y flora que tiene. Pero, por otro lado, esta figura acarrea una serie de restricciones, como la imposibilidad de instalar en esta zona parques eólicos o huertas solares, que suponen un importante obstáculo para nuestro desarrollo. Además, esta circunstancia también puede afectar a la llegada del Canal de Navarra, que tiene previsto su final en Ablitas. Si por ser Zona LIC no nos van a dejar cultivar la tierra, corremos el riesgo de que el Canal no llegue, y eso sería un perjuicio enorme.
¿Y qué se puede hacer?
Desde que entramos en el Ayuntamiento estamos luchando por hacer una reestructuración de la Zona LIC y, paralelamente, por conseguir que el pueblo reciba una compensación por todas esas restricciones que tiene que soportar.
Ablitas está apostando por su historia con las excavaciones en su Villa Romana y con la reforma integral de su Castillo medieval.
Se trata de una apuesta por recuperar nuestra raíces, pero mirando también al futuro. Queremos atraer a esos turistas que aprecian el valor patrimonial que tienen estos yacimientos, y poder ahondar en esta posible vía de desarrollo económico. Además, contamos con un proyecto de camping, de iniciativa privada, que está a punto de abrir sus puertas y que nos daría el impulso definitivo.
¿Qué otros proyectos tienen?
Recientemente se ha abierto el centro de día que va a servir para mejorar la calidad de vida de nuestros mayores. Además, el Ayuntamiento va a invertir 500.000 € en la construcción de un gimnasio y una sala de actividades en la zona polideportiva que queremos abrir para la próxima primavera. También queremos realizar una variante desde la carretera de Barillas a la de Ribaforada para evitar el tráfico pesado por el interior del pueblo o, entre otras cosas, ampliar el consultorio médico.
¿Cómo está llevando Ablitas el paso de la pandemia?
Hasta ahora hemos tenido 250 casos y 3 o 4 fallecimientos. Son datos que, dentro del drama personal y familiar que ha padecido cada vecino afectado, son de los mejores de Navarra. No se han tenido que hacer cribados masivos ni cierres perimetrales, y eso ha sido gracias a la responsabilidad demostrada por todos.
Hoy Ablitas se encontraría en plena recta final de sus fiestas.
Obviamente, como ocurrió el año pasado, no hemos podido celebrarlas como hubiéramos querido, pero hemos montado una plaza portátil para acoger varios festejos taurinos protagonizados por las dos ganaderías que tenemos en el pueblo. Así, hoy viernes, a las 18.30 h., habrá un espectáculo del Grupo Arte Casta Aragonesa con reses de José Arriazu y, a las 22.30 h., una exhibición de recortadores locales, con astados de Anastasio Antón. Mañana sábado, a las 18.30 h., habrá una exhibición de recortadores veteranos, con reses de Anastasio; y el domingo, también a las 18.30 h., un concurso de recortadores y de anillas con la ganadería de Arriazu. Los vecinos han agotado los 800 abonos para unos festejos con los que pretendemos ofrecer un ocio seguro y, por otro lado, dar trabajo a los ganaderos locales que tan mal lo han pasado durante la pandemia.
volver arriba

Activar Notificaciones