Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Historia y patrimonio

Buñuel halla restos de su pasado romano bajo una antigua escombrera

Los primeros vestigios encontrados hasta ahora podrían corresponder a una zona de producción de aceite y vino

Los voluntarios inscritos al taller de arqueología, en plenas labores de excavación en la antigua escombrera de Buñuel
Los voluntarios inscritos al taller de arqueología, en plenas labores de excavación en la antigua escombrera de BuñuelBlanca Aldanondo
Publicado el 27/08/2021 a las 06:00
Un terreno que, hasta ahora, era utilizado como escombrera podría esconder el yacimiento más antiguo de Buñuel, correspondiente a la época de dominación romana.
Para dar respuesta a esta incógnita, el Ayuntamiento de la localidad ribera, con la colaboración de la Asociación Histórica Cabezo El Fraile, ha puesto en marcha un taller de arqueología en el que participa un grupo de 12 voluntarios bajo la supervisión de los profesionales riberos Óscar Sola Torres y Juanjo Bienes Calvo.
Los trabajos, que han comenzado esta semana y que se prolongarán hasta el próximo viernes 3 de septiembre, se están realizando en este paraje, ubicado a un kilómetro de distancia del casco urbano de Buñuel, que cuenta con una superficie de alrededor de 1.000 metros cuadrados.
“En algunas de las zonas que no habían sido cubiertas por los escombros que allí se depositaban se podía apreciar a simple vista un suelo de argamasa y mortero muy similar a los encontrados en otros yacimientos romanos”, explica Sola, quien recuerda como, al realizar una inspección superficial en la zona, “encontramos restos cerámicos de época romana en un lugar que ni siquiera estaba catalogado como yacimiento”.
CON ESPÍRITU DE CONTINUIDAD
Una vez eliminada la capa vegetal y de tierra que cubría los restos, los primeros indicios apuntan a que las estructuras halladas podrían corresponder a una zona de elaboración de aceite y vino (torculario), “semejante a las almazaras y bodegas actuales”. “Debemos seguir trabajando en el terreno para intentar localizar algún lagar o depósito que nos pudiera dar más pistas sobre lo encontrado hasta ahora”, afirma Sola, quien mantiene abiertas todas las hipótesis. “Podría tratarse de un zona de producción vinculada a una zona de residencia del entorno o ser una villa completa. Hasta no tener más evidencias, es difícil saberlo”, reconoce el arqueólogo ribero.
En cualquier caso, Sola apunta que, por la ubicación en la que se encuentra el yacimiento, “no sería descabellado pensar que pudiera tener conexión con la calzada romana que recorre la Ribera, accediendo a ella a través de algún ramal; o que tuviera salida al Ebro, que entonces era navegable entre Logroño y Zaragoza, para transportar la producción de aceite y vino a localidades del entorno”.
El presupuesto destinado por el consistorio a esta primera campaña de excavaciones asciende a alrededor de 12.000 euros. Un coste que podrá beneficiarse de ayudas por parte del Gobierno de Navarra al estar incluido dentro del Plan de Excavaciones Arqueológicas aprobado para este año 2021.
La intención del Ayuntamiento de Buñuel es poder dar continuidad a estos trabajos en próximos años para, de este modo, ahondar en el conocimiento de un pasado romano que ya empieza a salir a la luz.
volver arriba

Activar Notificaciones