Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Tudela

La necrópolis islámica de Tudela estará protegida como zona BIC

El Gobierno de Navarra busca preservar este yacimiento ante posibles desarrollos urbanísticos

Imagen de algunas de las fosas halladas durante los trabajos de excavación realizados durante 2019.
Imagen de algunas de las fosas halladas durante los trabajos de excavación realizados durante 2019.
ARCHIVO
Actualizada 22/11/2020 a las 06:00

Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Tudela ya han iniciado conversaciones para poder dotar de protección legal a los terrenos donde se ha hallado la principal necrópolis musulmana (maqbara) de la ciudad, datada entre los siglos XI y XVI. Un cementerio islámico que, según los últimos estudios realizados, podría ser el mayor de todo el norte de la Península Ibérica.

En concreto, y como apunta el Ayuntamiento de Tudela, el Gobierno de Navarra pretende declarar esta zona como Bien de Interés Cultural (BIC), una figura jurídica de protección del patrimonio histórico que permitirá salvaguardar los terrenos de futuros desarrollos urbanísticos de la ciudad que pudieran perjudicar al estudio, excavación, conservación y posterior puesta en valor del yacimiento.

 

UN YACIMIENTO EXTRAORDINARIO

La necrópolis musulmana de Tudela se encuentra en el cerro sobre el que se asienta la Torre Monreal y el monumento del Corazón de María, un zona ubicada entre el centro del casco urbano y el barrio de Lourdes. La última campaña de sondeos desarrollada recientemente por el Gobierno de Navarra ha servido para realizar una primera delimitación de este cementerio islámico, perimetrando un área de 10.500 metros cuadrados.

Además, y en base a la densidad de enterramientos registrada en la zona, los técnicos del Ejecutivo foral han realizado una estimación del número de enterramientos que puede albergar esta maqbara cifrándola en entre 5.000 y 6.000, lo que duplicaría los alrededor de 3.000 hallados en la necrópolis de Ávila, hasta ahora, principal referente en este tipo de yacimientos.

Como se recordará, los primeros restos de esta necrópolis islámica tudelana fueron hallados en marzo de 2019 dentro de los trabajos de ampliación del colegio de Educación Especial Torre Monreal. Entonces salieron a la luz 350 enterramientos en una superficie excavada de 675 metros cuadrados.

Además, apareció una gran cantidad de objetos de adorno entre los que destacaron una variada colección de anillos y colgantes de oro y plata, medallones fabricados en cobre, y collares de bronce y pasta vítrea.

 

UN REFERENTE A NIVEL EUROPEO

La mayor parte del terreno bajo el cual se encuentran las fosas de la maqbara está ocupado por un pinar que se extiende por la parte alta del cerro y las laderas norte, este y oeste, lugar en el que estaba proyectada la construcción de un parque público, ahora paralizada ante el hallazgo de la necrópolis.

La citada campaña de sondeos ha servido para descubrir otras fosas en la ladera sur del cerro, una zona ya urbanizada sobre la que se asientan los colegios Torre Monreal y Anunciata, y la residencia Solera-Torre Monreal.

La mayor parte de ese cerro siempre ha estado libre de desarrollos urbanísticos, siendo una especie de ‘isla’ entre el centro de del casco urbano de Tudela y el barrio de Lourdes. “Eso ha posibilitado la conservación en las mejores condiciones de esta necrópolis y permitirá seguir adelante con las excavaciones y poder acometer el proyecto más adecuado de puesta en valor de este yacimiento”, indica el edil de Urbanismo del Ayuntamiento de Tudela, Zeus Pérez, quien se muestra satisfecho por el interés del Gobierno de Navarra.

A partir de ahora, el Ejecutivo foral y el Ayuntamiento de la capital ribera trabajarán en común para aunar fuerzas y poder optimizar al máximo una maqbara que apunta a ser un referente de primer orden en Europa.

 

La destrucciónde la maqbarade Ávila, unmal precedente

Con la declaración de los terrenos donde se halla la necrópolis musulmana de Tudela como Bien de Interés Cultural (BIC), el Gobierno de Navarra pretende dar una protección legal a esta maqbara y evitar así lo sucedido con la de Ávila, principal referente de este tipo de yacimientos islámicos. Fue a finales de los años 90 cuando en este cementerio castellanoleonés fueron descubiertos más de 3.000 enterramientos, convirtiéndolo en la mayor necrópolis musulmana del norte de la Península Ibérica. Pero las autoridades de Castilla y León y de la propia Ávila permitieron el desarrollo urbanístico que estaba previsto en la zona, lo que conllevó la destrucción de la maqbara. Un precedente que Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Tudela tienen muy presente y del que quieren aprender para no repetir algo así.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE