Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tudela

Cigüeñas en directo desde el domicilio

En medio del confinamiento por la crisis del coronavirus, Tudela ofrece como alternativa hacer un seguimiento directo, por medio del canal Rotwind de YouTube, a una pareja de cigüeñas que cría a sus aves en el corazón de la ciudad

Ampliar Captura de una imagen del vídeo en directo de dos ejemplares de cigüeña en Tudela.
Captura de una imagen del vídeo en directo de dos ejemplares de cigüeña en Tudela.
Actualizado el 04/04/2020 a las 06:00
En estos días de confinamiento, entretener a los más pequeños se ha convertido, en la mayoría de los casos, en un quebradero de cabeza para los padres. Y es que los niños llevan tres semanas en casa, sin poder salir a la calle, y las opciones se van agotando. Cada día, las redes sociales son espejo de lo que ocurre en millones de hogares. Se puede ver a niños pintando, leyendo, viendo dibujos… e incluso a pequeños ‘chefs’, cuyos padres han recurrido al mundo de la cocina para conseguir que sus hijos se diviertan haciendo actividades diferentes.

Y, hablando de actividades, no se puede pasar por alto la alternativa que ofrece Tudela ante el confinamiento por el coronavirus para todas las edades. Una alternativa, original donde las haya, y que, además, está relacionada con el medio ambiente y las cigüeñas. Seguramente algunos ya sepan por dónde van los tiros, puesto que es la segunda vez que se lleva a cabo en la ciudad, pero no por ello deja de perder atractivo.

Se trata, concretamente, del canal de YouTube Rotwind que gestiona Roberto Iriz Pérez, por medio de la empresa local Triple D, dedicada a la instalación de sistemas disuasores de la avifauna pensados para evitar riesgo de electrocución en lugares donde ponen sus nidos, de la que es responsable, y en el que se puede seguir, en directo, el día a día de una pareja de cigüeñas y sus cigoñinos. Y lo hace con la colaboración de Gurelur.

UN ÁTICO PRIVILEGIADO
Desde hace tres años, Mejana y Ribotas -así se llaman las cigüeñas- tienen su nido en pleno corazón de Tudela, en lo alto del campanario de la antigua iglesia de Santa María ubicada en la plaza de los Fueros, donde cada mes de abril ponen sus huevos y crían a sus cigoñinos. Pero este año se han adelantado. Tal y como cuenta Iriz, “han puesto los huevos antes”.

“El año pasado los pusieron en abril y ahora para mitades de marzo ya los tenían”, comenta el promotor de la iniciativa, al tiempo que apunta que cree que se debe a que ha hecho “un invierno muy raro”. Además, añade que suelen llegar a Tudela para el mes de febrero y este año lo hicieron en enero.

Así que lleva emitiendo, de 8 de la mañana a 1 de la madrugada, desde el 4 de marzo, por lo que los usuarios han podido ver los días en los que han puesto los huevos: 6, 8, 10 y 12 de marzo. No obstante, cuando se pase el periodo de incubación y nazcan las crías, la cámara instalada en el nido estará activa las 24 horas y el canal emitirá continuamente.

EN TODO EL MUNDO
Por todo esto, para estos días de confinamiento, hacer el seguimiento de las cigüeñas puede ser un buen entretenimiento para niños y mayores, además de todo lo que se puede aprender de estas aves, que son ‘famosas’ por todo el mundo. Sin ir más lejos, el canal cuenta con visualizaciones de diversos países del mundo, entre los que destacan Canadá o Polonia. El año pasado Rotwind llegó a las 26.000 visualizaciones y ahora ya tiene 211 suscriptores.

Precisamente, Iriz demanda un número mayor de suscripciones “para poder pedir ayuda a los ayuntamientos o Medio Ambiente para que nos dejen anillar a las cigüeñas y nos den algo de financiación”. Según indica, anillar a una de estas cigüeñas con un GPS tendría un coste de entre 2.000 y 3.000 euros, pero “así podríamos ver si son machos o hembras y a dónde se dirigen cuando se van de Tudela”. Porque lo que está claro es que no suelen estar cerca de sus ‘padres’. De hecho, ya no se sabe nada de las dos crías del año pasado Sweet y Cloud.

Unos nombres ingleses -significan dulce y nube, respectivamente-, que eligieron los niños del colegio la Anunciata de Tudela, que hicieron varios proyectos el pasado curso en relación a esta iniciativa. Sin embargo, debido a la pandemia mundial del Coronavirus, está en el aire si los centros escolares van a poder estar al tanto de estas aves y hacer actividades de seguimiento.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE