Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Epidemia de coronavirus

Voluntarios navarros fabrican máscaras para personal sanitario con impresoras 3D

La petición realizada desde la plantilla del Hospital de Tudela ha logrado unir a voluntarios de toda Navarra

El profesor del colegio San Francisco Javier (Jesuitas) de Tudela, Emilio Pérez, junto a la impresora.
El profesor del colegio San Francisco Javier (Jesuitas) de Tudela, Emilio Pérez, junto a la impresora.
CEDIDA
Actualizada 24/03/2020 a las 06:00

Es en situaciones de alarma como la generada por la pandemia de coronavirus cuando sale a relucir lo mejor que cada uno llevamos dentro. Fiel reflejo de esta afirmación se encuentra en la red de voluntariado tejida, en apenas tres días, a lo largo y ancho de Navarra por propietarios de impresoras 3D (3 Dimensiones) que se han prestado a fabricar máscaras de protección para el personal sanitario de los distintos hospitales, centros de salud y consultorios de toda la Comunidad Foral.

Esta iniciativa surgió el pasado jueves por parte del tudelano Jon Ros, anestesista del Hospital Reina Sofía de la capital ribera, quien tuvo conocimiento del proyecto iniciado en Jaén. “Un chico estaba haciendo diademas para la protección facial de los sanitarios y se prestaba a dar la información a quien se la solicitase para poder extender esta solución ante la falta de material de atención a los pacientes”, recuerda Ros.

CONEXIÓN JAÉN-NAVARRA

El tudelano se puso en contacto con el jienense y recibió el archivo digital con el diseño, muy similar al de las caretas de soldador, con una visera superior a la que se acopla una lámina transparente que hace las veces de pantalla protectora entre el sanitario y el paciente.

“Para las láminas protectoras contábamos en el hospital con los pliegos de plástico que se usan para forrar libros y documentos (acetatos), pero para fabricar las diademas era imprescindible contar con impresoras 3D”, apunta Ros, quien consultó el tema a su compañera en el Hospital de Tudela Erika Navarro, enfermera de quirófano y concejala de Sanidad en el consistorio de la ciudad. “Me pareció una iniciativa magnífica. El Ayuntamiento no cuenta con este tipo de impresoras, pero conocía a otras entidades que sí, y nos pusimos en contacto con ellas para conocer su disponibilidad a colaborar”, afirma la edil.

La respuesta obtenida no pudo ser mejor. Ros y Navarro contactaron con Juan Manuel Pérez Lizar, profesor del colegio de La Anunciata de Tudela, quien contaba con la impresora del centro y una propia en su casa, y no dudó en ponerse a disposición de ambos. “Desde el hospital me proporcionaron un taco de forros transparentes y, así, durante el fin de semana he podido ir imprimiendo las viseras, insertando los plásticos y desinfectado las máscaras terminadas para poder enviarlas al Hospital”, indica Pérez Lizar, que se encuentra “muy satisfecho por poder ayudar a los sanitarios, quienes se están dejando la piel en esta crisis”.

LOS PRIMEROS 'ESLABONES'...

La cadena de solidaridad forjada en Tudela ya estaba en marcha y, durante el fin de semana, no paró de añadir eslabones.

Así, pronto se unieron más voluntarios riberos como el empresario José Manuel Monguilán o el arquitecto David Floristán. También respondió afirmativamente Patxi Muñoz Cariñana, de la empresa de informática Mateo Muñoz-Olivetti de Tudela. “En la empresa tenemos 3 impresoras, a las que se unieron 2 más de un empleado. Hemos estado todo el fin de semana con las 5 máquinas funcionando y hemos conseguido producir más de 60 viseras -cada una se tarda en realizar entre 1,5 y 2 horas-”, explica Muñoz, quien apunta que tanto el coste económico como la mano de obra corren a cargo de cada voluntario. “Queremos sentirnos útiles ahora que debemos quedarnos en casa y esto es lo mínimo que podemos hacer. Todos tenemos que apoyar a esos sanitarios que, todos los días, van al foco de la infección para salvar vidas”, apunta Muñoz.

...DE TODA UNA 'CADENA'

Las adhesiones a la causa crecieron de manera exponencial. Patxi Muñoz contactó con el Colegio San Francisco Javier (Jesuitas) de Tudela, centro que cuenta con 2 impresoras 3D. La comunicación le llegó al profesor cirbonero Javi Bea, quien la transmitió al responsable de Dibujo Técnico del colegio Emilio Pérez. “La directora, Nieves Mora, nos dio permiso para hacer uso de las máquinas y los materiales y nos pusimos a ello”, explica Pérez, quien, para evitar tener que realizar desplazamientos de su casa al colegio, optó por llevarse las máquinas a su propia casa. “Al principio los voluntarios comenzamos realizando un modelo de visera, pero luego nos llegó un diseño más avanzado. Nos hemos organizado perfectamente y estamos cumpliendo un muy buen ritmo de producción”, añade.

Y es que esta cadena solidaria de ámbito ribero que se desarrolló el viernes se convirtió el sábado en una cadena solidaria ‘foral’ al unirse a la misma propietarios de impresoras 3D de toda Navarra. Incluso se prestó a ayudar en esta labor la factoría de Volkswagen del Polígono Landaben, quien comunicó la posibilidad de realizar hasta 300 diademas al día.

Para poder coordinar todos estos apoyos, los promotores de la iniciativa han abierto un grupo en la plataforma digital Telegram. Casi en tiempo récord se ha constituido un grupo general de coordinación para toda Navarra y varios subgrupos por comarcas. El objetivo es canalizar la producción para surtir no solo a los centros sanitarios de la Ribera, sino, y viendo la magnitud del conjunto de voluntarios formado, a toda Navarra.

En definitiva, un ejemplo de cómo se puede vertebrar Navarra en tiempos de crisis con talento, técnica y una pizca de solidaridad.

El Gobierno foral abre una web para coordinar el voluntariado

 

Ante la cascada de ofrecimientos de producción y confección de materiales para uso sanitario que, al igual que en otros puntos de España, están surgiendo en la Comunidad Foral, el Gobierno de Navarra ha habilitado una página web específica (www.navarramasvoluntaria.es) “en la que la ciudadanía, ayuntamientos, empresas o grupos de voluntariado pueden inscribirse y ofrecer su colaboración e iniciativas”.

Según apuntó el Ejecutivo foral en una nota de prensa, “tras un breve proceso de registro y publicación de estas iniciativas voluntarias, el Gobierno de Navarra gestionará los diferentes ofrecimientos a través del departamento correspondiente, en contacto directo con quien las desarrolla, y siempre siguiendo las indicaciones y protocolos generales y específicos de Salud Pública”.

Como explicaron desde el departamento de Salud del Gobierno de Navarra a través de la citada nota de prensa, el objetivo de esta posición del Ejecutivo foral es “reorganizar, estructurar y canalizar las aportaciones que lleguen desde la sociedad civil y desde el mundo empresarial para ser más eficaces en producción, recepción y redistribución de materiales a nivel, no solo del Servicio Navarro de Salud, sino de toda la red sanitaria pública y privada, con la participación de todo el Gobierno de Navarra y en colaboración de Ayuntamientos, colectivos y empresas”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE