x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Mancomunidad

Mancomunidad de la Ribera se inclina por anular el concurso de limpieza y convocar otro

De las tres opciones de un informe externo, es la que toma más fuerza en la licitación de la limpieza de 17 municipios riberos

Foto de un operario limpia con una manguera a presión la calle Herrerías de Tudela.

Un operario limpia con una manguera a presión la calle Herrerías de Tudela.

05/03/2020 a las 06:00
A+ A-

Anular el concurso que se convocó en enero de 2019 y que se empezó a preparar en 2016 y reiniciar todo el proceso. Esta es la opción que toma más fuerza en relación con la licitación de la limpieza viaria de 17 localidades que promovió la Mancomunidad de la Ribera para los próximos 10 años, con un presupuesto máximo de 27,6 millones de euros.

Así lo confirmaron a este periódico fuentes consultadas, que señalaron que es una de las tres posibilidades que aporta un informe que se encargó a un equipo de abogados externo, aunque las otras dos están prácticamente descartadas.

Esta decisión, pendiente ahora de los últimos detalles, sobre todo en cuanto a su seguridad jurídica ante la posibilidad de que pueda recurrirse, implicaría volver a convocar el concurso (queda por saber si con el mismo pliego o uno nuevo), esperar a la presentación de ofertas y valorarlas técnica y económicamente antes de proponer la adjudicación.

Algo que conllevaría un retraso después de que el concurso actual estuviera en su fase final tras prácticamente un año de tramitaciones.

Sin embargo, y cuando estaba a punto de adjudicarse, todo se fue al traste. Y es que la mesa de contratación decidió excluir tres de las cuatro ofertas que se presentaron, dos por no llegar a la puntuación mínima y otra, la de Cespa-Acciona, porque consideró que no cumplía lo exigido en lo referente al barrido manual de Tudela, ya que había optado por otro sistema que da más importancia a la utilización de baldeos con agua.

De esta forma, solo quedaba en el concurso la oferta de FCC-Grupo Rubio.

TRES TÉCNICOS

Las ofertas las valoraron tres técnicos. El de la Mancomunidad, el gerente Fermín Corella, fue el que aseguró que Cespa no cumplía con los requisitos, mientras que los otros dos, el del Ayuntamiento de Tudela y uno externo, opinaron lo contrario e hicieron constar su oposición a la exclusión de esta empresa en el acta de la mesa de contratación.

Ante esta situación, Cespa-Acciona presentó una reclamación y el tribunal le dio la razón e instó a la Mancomunidad a aceptar la oferta de Cespa-Acciona y valorarla junto a la de FCC-Grupo Rubio. En su acuerdo, el tribunal señalaba que la exclusión de la oferta podría ser discriminatoria y que la mesa de contratación evidenció “un claro juicio de valor”. Al mismo tiempo, indicó que la motivación de la exclusión de la oferta no estaba sustentada y que no quedaba acreditado que su oferta fuera inadecuada.

Sin embargo, y cuando todo hacía indicar que la Mancomunidad cumpliría el acuerdo del tribunal y valoraría de nuevo las dos ofertas, decidió encargar un informe externo.

OTRAS DOS OPCIONES

Según ha podido saber este periódico, este informe da 3 opciones: recurrir la decisión del tribunal, algo prácticamente descartado porque alargaría mucho el proceso; cumplir el acuerdo, aunque encargando otros informes externos porque los existentes son contradictorios; o renunciar a la adjudicación e iniciar de nuevo todo el proceso, que, todo hace indicar que será la elegida.

Lo que también indicaron las mismas fuentes es que anular el concurso y convocar otro está ahora solo pendiente de la búsqueda de la seguridad jurídica de la decisión aunque, en principio, tendría el respaldo de la Permanente de la Mancomunidad, formada por 9 representantes de NA+, que ostenta la presidencia con el concejal tudelano Fernando Ferrer, y 3 del PSN. Eso sí, la intención es convocar una asamblea de la entidad para dar explicaciones.

I-E dice que si se anula sería un error con riesgo elevado si no está motivado

Izquierda Ezkerra de Tudela, con 7 concejales en el Ayuntamiento, consideró ayer que si, finalmente, la Mancomunidad decide anular el concurso y convocar otro nuevo “sería un error” teniendo en cuenta, además, el acuerdo del Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Navarra tan “claro y que deja pocas dudas”. “Y, además, puede implicar un riesgo elevado de recurso de las empresa si no está motivado perfectamente. Es un contrato muy importante y con empresas muy potentes y lo vemos muy arriesgado y un error porque se va a eternizar”, afirmó la concejal Olga Risueño, acompañada por sus compañeros Marisa Marqués, Màrius Gutiérrez, Alberto Lajusticia e Inés Munuera.

Al mismo tiempo, reclamaron que la Mancomunidad convoque una asamblea extraordinaria para informar de este proceso del que dijeron que solo tienen noticias a través de los medios. “Queremos mostrar nuestro malestar y preocupación por la deriva de esta licitación y la absoluta falta de transparencia de Fernando Ferrer -presidente de la Mancomunidad-. Llevamos meses preguntando y recibimos evasivas o un maleducado silencio como en el último pleno. Son expertos en cortinas de humo y en desviar la atención”, dijeron.

Además, le pidieron que asuma responsabilidades políticas, que concretaron en que ejerza de presidente contestando e informando y, “si sigue así, dimitir, no ahora, pero sí si el tema continúa de esta forma, sería lo mínimo”.

Risueño añadió que presentaron una instancia solicitando información y que su respuesta es que tiene potestad como presidente de solicitar un informe externo -Risueño aseguró que la potestad es de la mesa de contratación-, que ahora están estudiando el citado informe y que la asamblea extraordinaria “se convocará cuando decida el presidente, es decir, cuando le dé la gana”.

I-E recordó el informe realizado por el gerente de la Mancomunidad, Fermín Corella, el que puso en duda el tribunal. Y recalcó que presentó uno en junio que luego cambió en septiembre “sin que lo solicitara la mesa de contratación, que es la que lo propone”. “El primero ponía a una empresa (Cespa) como la segunda más valorada y en septiembre la excluye. También varía sobre su opinión sobre la plantilla, a la que primero le dio la máxima puntuación y luego dijo que estaba sobredimensionada”, indicó Risueño.

Añadió que ellos consideran que lo mejor era hacer caso al tribunal y tener en cuenta el informe conjunto de los otros dos técnicos. “Pero nos enteramos de que encargaron un informe jurídico externo. Esto se va de las manos. Busca otras vías cuando el tribunal no pone en duda el informe de los otros dos técnicos. Ferrer debería estar a la altura del cargo y dar explicaciones. Nos ha llegado a acusar de acosarle por preguntar, que es nuestro deber”, destacó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra