Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

CAZA TEÓFILO RUIZ DE VIÑASPRE CORTES PTE. DE LA UNIÓN NACIONAL DE ASOCIACIONES DE CAZA

"La perdiz está al borde de la desaparición"

  • "Los cambios de cultivo, los productos fitosanitarios, las parcelarias y los depredadores son causas"

Imagen de la noticia
Teófilo Ruiz de Viñaspre, durante la conferencia de ayer. M. M. E.
Imagen de la noticia
Público asistente a la charla en el ayuntamiento de Arróniz. M. M. E.
  • M. M. E. . ESTELLA
Actualizada 22/07/2011 a las 01:03

La situación de la perdiz en Navarra es preocupante. Muy preocupante. Y no hay tiempo que perder. Todos los colectivos implicados (cazadores, agricultores, naturalistas más el poder político) deben actuar ya de forma conjunta para evitar que esta especie roja tan emblemática desaparezca. "Y no es ninguna broma". Este es el mensaje de alarma que Teófilo Ruiz de Viñaspre Cortes, presidente de la Unión Nacional de Asociaciones de Caza y residente a caballo entre Viana y El Villar (Álava), lanzó ayer en Arróniz en una conferencia promovida por Adecana (Asociación de Cazadores Navarros) con el fin de concienciar de la existencia de este problema.

¿Por qué se ha llegado a esta situación límite?

Los cambios de cultivo, las macro concentraciones parcelarias, los productos fitosanitarios y la mayor proliferación de depredadores como el jabalí son la causa de que estemos ahora al borde de la supervivencia. Si fuera una especie que no se cazara estaría próxima a la protección, pero parece que se le da la espalda. Esto es una cadena y si un eslabón se cae todo se desmorona. El bajón que ha sufrido la perdiz es catastrófico. Hay que tomar decisiones duras.

¿De qué tipo?

Hay que redactar planes de gestión no coto por coto, sino que comprendan zonas más amplias. Para ello, hay que poner de acuerdo a cazadores, agricultores y administraciones para tratar de superar este bache.

¿Algún ejemplo a seguir?

Quizá el mejor esté en Navarra y es el de las Bardenas Reales. Ellos han logrado poner de acuerdo a todas las partes y es la clave.

Lo difícil es lograr este consenso, ¿no?

Es muy difícil, pero ellos lo han conseguido, por tanto.

¿Y nadie da un golpe en la mesa y toma las riendas?

Nadie protesta. Ni siquiera los propios cazadores, que hablamos mucho en los bares y poco donde debemos hacerlo.

¿Una medida concreta sería restringir más la caza?

Es cierto que hay que cazar de una forma racional y controlada y el año pasado el Gobierno de Navarra limitó muchísimo los días. Sale más barato comprar una perdiz embotada que viva. La agricultura debe también ser responsable, puesto que hay productos que matan el 100% de las perdices, pero esto no es suficiente.

¿Y la repoblación?

En Navarra está prohibida, pero seguro que se sueltan. Proceden de granjas y están llenas de parásitos que matan a las de campo a consecuencia de los cruces reproductivos. En España se sueltan en torno a 15 millones de ejemplares de granja al año.

Entonces, ¿un problema extendido por toda España?

Sí, sí. Es una gran bomba contra las autóctonas, que tienen menos defensas y es mucho mejor coger una de estas que llenar el maletero de olor a pienso compuesto.

Y el Ministerio de Medio Ambiente, ¿cómo está actuando?

Dicen que van a hacer análisis genéticos para soltar perdices puras y el individuo que lo haga de forma particular sin permiso deberá enfrentarse a sanciones penales. Luego, está también un negocio ilegal de caza y venta de huevos, que también camina en contra, y la mala cría que hubo el año pasado en Navarra. Hemos pasado, hace unos 30 años, de polladas con 15 huevos al año a uno o dos en el mismo periodo.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE