Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Obras

Jardineras que son bancos y otros detalles para acabar San Andrés

La peatonalización del Ensanche de Estella entra en su recta final y deja un Andén vacío de circulación

El Paseo de la Inmaculada de Estella, en una imagen inédita cerrado al tráfico salvo en su tramo final desde la calle Gustavo de Maeztu
El Paseo de la Inmaculada de Estella, en una imagen inédita cerrado al tráfico salvo en su tramo final desde la calle Gustavo de MaeztuMONTXO A.G.
Actualizado el 06/07/2021 a las 22:01
Las obras de peatonalización en la calle San Andrés de Estella afrontan su recta final y ponen el acento en los detalles. Jardineras de hormigón que servirán también como bancos, cables que llevan la fibra óptica a la plaza de los Fueros y los planes para su arbolado asoman a un nuevo espacio ganado al tránsito de los viandantes que muestra ya su imagen definitiva en la práctica totalidad de su pavimento. Deja también imágenes como el paseo de la Inmaculada cerrado al tráfico y con el paso de vehículos limitado a su tramo final que recibe únicamente la circulación que le llega desde la calle Gustavo de Maeztu.
El calendario municipal apunta a mediados de la próxima semana para reabrir a la circulación el Andén. El alcalde, Koldo Leoz, explica que faltarán unas semanas más para completar la obra, en principio hacia finales de julio porque el proyecto que transforma el centro comercial de Estella da un paso más respecto al que se licitó inicialmente. La idea de partida abarcaba hasta la calle Baja Navarra. Una baja en la licitación y un pequeño incremento en el presupuesto previsto ha permitido extender finalmente el mismo trazado hasta la calle Mayor. El alcalde añade que la actuación se queda este año ahí, pero que se plantea unificar el mobiliario y el arbolado hasta la plaza de la Coronación en próximos ejercicios. “La idea es que sea el mismo paseo desde la estación hasta la calle Mayor”, subraya.
EN EL NUEVO PASEO
En ese paseo peatonal que se estrenará en unas semanas, los árboles muestran una estructura de hormigón que les protege diseñada como jardinera y como banco. Un modelo que se revestirá con madera en el asiento y, si finalmente se decide porque es algo que se valora en estos momentos, también en el respaldo incorporado al diseño tanto de la calle Baja Navarra como de San Andrés. Frente a los árboles, al otro lado de la calle, se instalarán jardineras de madera de especies aún por concretar.
Tras dos actuaciones que han eliminado parte del arbolado de este espacio, este martes el Ayuntamiento comunicó otra decisión sobre los ejemplares que darán sombra y verdor a la zona peatonal. Explicó que los tres árboles que se plantarán en la calle San Andrés cuando concluyan por completo las obras de peatonalización se colocarán finalmente durante el otoño. Se ha decidido así, añadió en una nota, de acuerdo con la firma Ahora Clima -que asesora al Ayuntamiento en esta materia- para “evitar riesgos en una época poca propicia como es el verano”. Un tiempo en el que, además, “hay menos ejemplares y tamaños limitados entre los que elegir en los viveros”. De esta forma -continúa- se “quiere garantizar el buen arraigue de los nuevos árboles aumentando las posibilidades de éxito de la nueva plantación”.
No está claro de momento qué especies sustituirán a los aligustres talados en primavera. El Ayuntamiento baraja dos especies que considera se adaptan muy bien al clima de la ciudad, el liquidámbar y el arce rojo americano. “ En ambos casos son árboles de un crecimiento medio y con un colorido muy destacable durante el otoño. Además, tienen porte suficiente, entre ocho y diez metros de altura, “para dar sombra durante el verano y en el invierno permiten el paso del sol al caerse la hoja”.
Desde Ahora Clima explican que “lo más correcto es plantarlos en su época, ya que resulta más económico, más favorable para los árboles y, en conjunto, garantiza el éxito de la actuación”. Argumentan que se da así más aún cuando se está “hablando de una calle principal y de arbolado emblemático, como apuesta de futuro”.
LAS OBRAS LLEVAN LA FIBRA ÓPTICA A LA PLAZA DE LOS FUEROS
La recta final de los trabajos ha dejado al descubierto estos días en la calle Baja Navarra un cableado rojo que se traducirá en un nuevo servicio en la plaza de los Fueros. 
Llevarán la fibra óptica a ambos lados de este céntrico e importante espacio para la vida comercial de la ciudad que no disponía aún de ella. En estos momentos, se ha trasladado desde el Ayuntamiento a las operadoras del sector que cuentan ya con las canalizaciones para hacerla llegar hasta los portales de los vecinos y negocios que tengan interés en contratarla.
volver arriba

Activar Notificaciones