Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Estella

Los vecinos de Lizarra piden con 750 firmas una solución al ascensor

Lo ocurrido este verano ha sido “la gota que ha colmado el vaso” en un barrio de Estella que ven abandonado también en su limpieza y mantenimiento

Ampliar Los vecinos del barrio de Lizarra que acudieron este jueves, 15 de septiembre, al mediodía a entregar las firmas en el Ayuntamiento de Estella
Los vecinos del barrio de Lizarra que acudieron este jueves, 15 de septiembre, al mediodía a entregar las firmas en el Ayuntamiento de EstellaMONTXO A.G.
Publicado el 16/09/2022 a las 06:00
Vecinos del barrio de Lizarra de Estella entregaron este jueves 15 de septiembre al mediodía en el Ayuntamiento de la ciudad la instancia avalada por 750 firmas en la que piden soluciones al problema con sus ascensores tras largos meses de continuas averías. Una situación que, en el principal de los cuatro existentes que da acceso a la calle La Corte, se ha traducido este verano en parones continuos del servicio. Con apenas siete días de funcionamiento desde agosto, ha supuesto la puntilla y el detonante que llevó a impulsar de manera espontánea la recogida de firmas.
Uno de sus promotores, el vecino Jesús San Félix Chandía, explicaba ayer que todas se se han reunido prácticamente a pie de ascensor, en el mismo barrio. Sin contar para hacerlo con bares, comercios y otros apoyos como sí se ha hecho en otras iniciativas similares en distintas zonas de Estella, las 750 rúbricas en un barrio de alrededor de un millar de vecinos constatan el hartazgo ante lo que viven. Casi la totalidad de los mayores de edad han firmado -indicaba Jesús San Félix- porque ha sido la gota que ha colmado el vaso en un momento de malestar creciente por otros problemas de un espacio residencial, además, muy poblado. Y cita, entre ellos, la limpieza, la falta de mantenimiento de mobiliario urbano, el retraso en proyectos como el vial al norte de la ciudad. En el recuerdo, también los que nunca se hicieron como las piscinas y una queja -subraya Jesús San Félix- porque en la zona “las jardineras se limitan solo a los alrededores del juzgado, pero no llegan al resto de los vecinos”.
EL GERMEN DE UNA ASOCIACIÓN
En este contexto, el documento presentado destinado al área municipal de Servicios pone el foco en el elevador. Expone que debido a las continuas averías de los ascensores de Lizarra, “los minusválidos, familias con bebés, mayores y demás vecinos, que tienen que sufrir dificultades para disfrutar de su libertad de bajar a la ciudad o subir al barrio”. En el escrito, se solicita por ello un mantenimiento adecuado y las reformas necesarias para un buen funcionamiento, además de la vigilancia contra un posible vandalismo.
Veterano residente en el barrio en el que reside desde hace 22 años, este estellés ve en este movimiento que llevó ayer a un grupo de vecinos al Ayuntamiento el germen de una asociación. Existió en su día, desapareció y el actual puede ser el momento de relanzarla para dar voz a este conjunto de demandas y defenderlas de forma común, dándoles así más fuerza que si se gestionan de manera particular.
Las firmas recogidas en las últimas semanas se presentan dos días después de que el Ayuntamiento diera a conocer que desde ahora el mantenimiento y reparación del ascensor queda en manos de la empresa que lo fabricó. Se sustituye así a la adjudicataria encargada de hacerlo hasta ahora.
Ha habido en estas últimas horas un nueva cuestión que ha generado el descontento vecinal. El miércoles, desde el Ayuntamiento se convocaba un consejo de barrio par el día siguiente, ayer jueves a las ocho de la tarde en la casa de juventud. Se mantendría la cita después, pero no como consejo sino como una reunión del área de Servicios. Una iniciativa que, se indicó ayer desde Lizarra, se había hecho sin avisar previamente a los vecinos, que no tuvieron conocimiento hasta la misma víspera y lamentaron también que no se hubiera contado con ellos para abordar la situación. 

Las reparaciones obligarán al cierre una semana

La próxima semana, los vecinos tendrán que convivir con una nueva interrupción de su principal conexión con la plaza de los Fueros, y por tanto, con el centro de la ciudad. La única accesible y libre de barreras. Desde el Ayuntamiento de Estella, se ha comunicado que las reparaciones por parte de la empresa responsable desde ahora del ascensor principal comenzarán el lunes 19 de septiembre y obligarán a mantenerlo cerrado durante una semana. En el barrio se espera que, ya que es el Ayuntamiento el que tiene los recursos, sea también quien se haga cargo de dar una solución durante esos días, sobre todo a personas mayores o con movilidad reducida que se verán de nuevo privadas de esa enlace y, por tanto, completamente condicionadas en sus salidas.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE