Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Artesanía

El final de la Semana Medieval de Estella llega con los mercados

Estella pone con intensidad el broche a su Semana Medieval con un centenar de puestos de artesanos distruidos por la plaza de los Fueros, calles de su Casco Antiguo y su barrio monumental, un recorrido al que asoman también los viejos oficios

Publicado el 24/07/2022 a las 06:00
La Semana Medieval que comenzó el lunes con la bienvenida al rey Teobaldo I El Trovador, rey de Navarra, y su corte llega este domingo a su fin en Estella. Siete días de espectáculos en sus calles y plazas acaban con un sábado y domingo de mercados. Los de antaño, con unos 60 puestos de artesanía entre la plaza de los Fueros y la calle Mayor. Y los que conforman la Rúa de los oficios, otro medio centenar, repartidos por la plaza de San Martín, La Rúa, Zapatería y Ruiz de Alda. Recorrerlos e interesarse por los productos mientras se disfruta con el hombre orquesta, La mula, el hombre pico flauta y otros espectáculos es una buena manera de vivir un fin de semana que se alarga con la festividad de Santiago. Ayer, primer día de mercados, en una veraniega y soleada jornada pero sin el calor asfixiante que acompañó el pregón del lunes, fueron punto de encuentro para locales y visitantes.
Mucha gente al mediodía pero sin aglomeraciones en la calle Mayor, donde establecimientos como La Mayorquina salieron con su género al exterior. La joven Nuria Sancho Sembroiz, de la familia propietaria, señalaba que habían sacado sobre todo bollería y otros productos individuales que estaban recibiendo muy buena respuesta. Se acercaba por tanto al final de una mañana con buenas sensaciones que, ya en la calle Ruiz de Alda, dejaba escenas similares con el puesto de otros veteranos como Panadería López.  Desde Artaza, en Améscoa, se trasladó Carlos Zabala Urra para vender sus mermeladas artesanas Casa Paulina, un producto ecológico con los sabores del Urederra y las frutas del bosque en sus catálogo. Paseó -decía- mucha gente, pero más a mirar que a adquirir el producto, lo que dejó un sabor agridulce a la mañana. Es necesario, decía, mentalizarse de la importancia de comprar para esta red de elaboradores locales. “Desde el mes de abril hemos notado un bajón que continúa y no sabría muy bien decir cuáles son las razones. Si en la pandemia las ventas me fueron muy bien, a partir de primavera todo está mucho más parado”.
LA ARTESANÍA CERCANA
A esa amplia oferta de puestos que va de la plaza de los Fueros, al Casco Antiguo y barrio monumental se asoman también los artesanos cercanos. Entre los de casa, volvió a la calle La Rúa Carmelo Boneta Lopetegui ayudado ayer por su nieto Inar Suescun Boneta. Como ha hecho en otras ocasiones, sacó de su taller artesanal todo lo necesario para mostrar cómo hace el cordón de cera. Primero, explicaba, bañar el hilo y a base de varias pasadas se avanza en un proceso que despertó la curiosidad de quienes paseaban entre los puestos. Ya dentro de su taller, Boneta sigue mostrando ya terminadas las argizaiolas, o piezas etnográficas consistentes en un soporte de madera en forma de tabla que representa esquemáticamente la figura humana y tiene, en torno a ella y a modo de velas, los “rollos de luz” que tantos años lleva preparando.
Del cercano valle de Guesálaz, del concejo de Iturgoyen, se desplazaron para participar en los mercados dos artesanos de la madera, Luisa Ciriza Ruiz y Arcadio Cava Pueyo. En su puesto junto a la plaza de San Martín mostraban las piezas que trabajan en su taller con maderas de árboles de l a zona. Nunca cortados, sino recogidos en los puntos donde habían caído en el monte a veces por un rayo, leña de hogar o a menudo entregados por vecinos para que trabajen con ellos las distintas técnicas que explicaban. Con el torno o a mano, el nogal, roble, olivo, acacia, haya o encina adquieren las formas diversas que estos dos días exponían en su puesto.
Desde menage doméstico a objetos decorativos gustaron en su primera vez en la Semana Medieval. Ambos artesanos empezaron hace un año a salir a ferias y mercados para mostrar una labor que realizan también con raíces. “De momento, por lo que estamos viendo, hay movimiento”, describían a media mañana mientras, muy cerca, los sonidos de La mula organika concentraban a su alrededor a niños y mayores. Hoy, como el resto de sus compañeros, volverán al mismo lugar en la segunda y última jornada de la Semana Medieval organizada por la Asociación de Comerciantes.

Este domingo, jornada final con los puestos, animación callejera y la despedida

Los mercados siguen este domingo en una jornada en la que habrá animación callejera en horario de mañana y tarde con una sucesión de espectáculos itinerantes. A las 20.30, en la plaza de Santiago, tendrá lugar una actuación musical de despedida. Durante todo el fin de semana hay cambios en el tráfico de la ciudad, que adopta el circuito similar al de fiestas patronales. Hasta las 23 horas de este domingo, la circulación permanece cortada en las calles Ruiz de Alda, Zapatería -que ya tienen habitualmente la condición de peatonales- el puente del Azucarero, la plaza de San Martín y la calle La Rúa. 
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE