Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fiestas Navarra

Suena y baila Olite

El folclore local, con la música de la coral, la banda y los gaiteros, y los bailes de danzaris y gigantes visten el día grande de las fiestas

Ampliar Los danzaris de Txibiri durante su actuación a mediodía en la plaza.
Los danzaris de Txibiri durante su actuación a mediodía en la plaza.ALBERTO GALDONA
Actualizado el 15/09/2022 a las 12:44
El encanto medieval que envuelve siempre a Olite brilló este miércoles 14 de septiembre  todavía más en el día grande de sus fiestas patronales en honor a la Exaltación de la Cruz. Lució Olite en la segunda jornada festiva, un día en el que la música y el folclore local se erigieron en protagonistas ya desde primera hora de la mañana con la diana de los hombres que estuvieron acompañados por la banda municipal de música. Sería ésta la primera actuación del día para la agrupación que tuvo ayer una apretada agenda. A las once y media, la corporación anfitriona fue recibiendo a sus invitados en el salón de plenos antes de enfilar el camino hacia la iglesia de Santa María.
En una vistosa comitiva desfilaron los corporativos acompañados por la banda municipal de música, la comparsa de gigantes y cabezudos, los gaiteros Merindad de Olite, los txistularis locales y el grupo de danzas Txibiri. A las doce en punto del mediodía daba comienzo la misa solemne de las fiestas, una muy concurrida eucaristía cuya parte musical corrió a cargo de la Coral Olitense. Dirigida por Javier Echarri, la agrupación, integrada por cuarenta personas, interpretó un repertorio de nueve piezas que comenzó con ‘Pueblo de reyes’ y finalizó con la jota ‘La que en Navarra se canta’. Se estrenaba en sus primeras fiestas como párroco de Olite el tafallés Javier Ecay, que recala en la localidad procedente de la parroquia de Sarriguren y que sustituye a Javier Ignacio Sola, quien ha estado al frente de la parroquia olitense las últimas dos décadas. Concluida la celebración, la atención se trasladó a la plaza de Carlos III El Noble.
ACTUACIONES CONJUNTAS
Daban comienzo allí las actuaciones de la banda de música, la comparsa de gigantes, los gaiteros y txistularis y el grupo de danzas Txibiri. El repertorio que ayer tocó la banda estuvo conformado por ‘Gora Iruña’, para la marcha hacia la iglesia; ‘14 de septiembre’, junto a los gaiteros en el camino de vuelta a la plaza Carlos III; y ‘Molinatxo’, ‘Ragon Falez’, ‘Carriquiri’, ‘Jota de los toros’ y ‘Vals número 28’, ya en la plaza, junto a la comparsa de gigantes y danzaris. Estos, por su parte, bailaron ‘Cortes’, ‘Arin-Arin’ y la ‘jota de Olite’, además de las piezas que interpretaron con la banda y la comparsa. Esta última celebró recientemente su 75 aniversario.
La plaza fue el escenario a mediodía en el que se desarrolló una comida organizada por la Asociación de la Juventud de Olite y que reunió en torno a la mesa a 230 personas. Pese a las malas previsiones meteorológicas que se anunciaban para los primeros días festivos, el tiempo ayer fue mejor de lo esperado y el buen ambiente marcó todos los actos. “Han sido dos años sin fiestas y había muchas ganas de volver a vivirlas como antes”, coincidían Mª Ángeles Ruiz y Gema Briones, mientras aplaudían las actuaciones de la plaza. Pese a que la pandemia ha dejado sin fiestas a Olite estos dos años, en 2021 fueron muchas las actividades desarrolladas sobre todo a lo largo de la temporada estival.
Así lo contaba Álvaro Chueca, concejal de Festejos, quien recordó cómo se intentó adaptar la agenda de ocio a las restricciones que se iban poniendo en cada momento. “No fue tarea fácil pero creo que el resultado fue espectacular y la gente quedó muy contenta”, decía el edil el día del cohete. Tras dos jornadas muy intensas, Olite encarará hoy el tercer día festivo que el programa dedica a las mujeres.

Sin plaza pero más encierros
Uno de los cambios más significativos del programa de este año es la ausencia de feria taurina. La comisión taurina planteó que con el presupuesto con que se contaba iba a resultar complicado organizar encierros y feria taurina que, además, en las últimas fiestas, no contó con gran afluencia de público. Se ha apostado así por reforzar los encierros -dos al día- con una buena oferta taurina de ganaderías y concursos de recortes todos los días en los que se premiará económicamente al mejor recortador.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE