Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cohete

Pitillas suma un día más a su semana festiva

Ramón Esparza, en representación del grupo de auroros, lanzó el cohete que abrió siete jornadas de celebraciones

Ampliar El grupo de auroros de Pitillas fue el encargado de abrir las fiestas. Lanzó el cohete Ramón Esparza
El grupo de auroros de Pitillas fue el encargado de abrir las fiestas. Lanzó el cohete Ramón EsparzaALBERTO GALDONA
Publicado el 25/08/2022 a las 17:09
Tantas ganas de fiestas había en Pitillas que este año han comenzado un día antes. Tras dos años de ausencia debido a la pandemia, el consistorio pitillés decidió este año alargarlas una jornada más y adelantó el inicio al día 25 de agosto. Serán así siete días de fiestas en honor a San Ramón que dieron comienzo este jueves a las doce del mediodía de mano del grupo de auroros. En representación de la agrupación, fue Ramón Esparza Aróstegui, uno de los miembros veteranos, el encargado de prender la mecha.
Minutos antes de asomarse al balcón le era difícil esconder los nervios. “Estoy muy nervioso. Tengo más o menos pensado qué decir, pero no sé si al salir al balcón me saldrán las palabras”, confesaba. El alcalde, Pedro José Labari, explicó que decidió ceder el cohete a los auroros como agrupación centenaria y en un gesto de reconocimiento a la labor que siguen desarrollando en los días más señalados.
Ramón Esparza indicó que, con más o menos gente, cumplen siempre con el canto de ocho auroras al año. “A veces salimos a cantar ocho personas y en otras ocasiones podemos llegar a juntarnos hasta catorce. Lo importante es que la tradición se siga manteniendo”, contaba.
A las doce en punto salió al balcón y, visiblemente emocionado, instó a todos los pitilleses y pitillesas a disfrutar de estos días. También se acordó de quienes “se han marchado” y tras tres vivas a Pitillas y un viva Navarra prendió la mecha del cohete. En la calle, los más jóvenes ocuparon el centro de la plaza para comenzar a bailar los primeros pasacalles.
Antes del cohete, el ayuntamiento había impuesto también un pañuelo a los niños nacidos en el último año, así como a los alumnos del colegio premiados por un trabajo. Además, se entregaron los premios del concurso fotográfico del agua. El alcalde cifró en 10.000 euros más el incremento del presupuesto festivo debido al día extra. Asciende a 80.000 euros repartidos en todas las fiestas que se celebran durante el año.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE