Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus

Un día de San Blas atípico pero dulce

Peralta celebró este miércoles un San Blas distinto. La pandemia impidió actos en la calle pero no que, en casa, se degustasen los tradicionales roscos

Los más pequeños lucieron, como es costumbre, un rosco anudado con un lazo al cuello.
Los más pequeños lucieron, como es costumbre, un rosco anudado con un lazo al cuello.
Actualizada 04/02/2021 a las 06:00

El de este miércoles era un día marcado en rojo en el calendario de los vecinos y vecinas de Peralta. Era San Blas, patrón de la localidad. Sin embargo, la actual situación de pandemia sanitaria propició que fuera el día del patrón más atípico en los últimos tiempos. La multitudinaria procesión que otros años recorre las calles de la localidad a mediodía no pudo llevarse a cabo por el coronavirus y la celebración se redujo a la eucaristía y posterior bendición de alimentos en el templo. Eso sí, con una afluencia de gente reducida debido a los aforos de la parroquia de San Juan Evangelista.

Presidiendo la eucaristía estuvieron el párroco local, Fermín Macías; y Javier Leoz, quien durante muchos años fue párroco de la villa peraltesa. Durante la eucaristía se entonó la aurora en honor a San Blas y los roscos se bendijeron desde el altar, cumpliendo con todas las medidas de seguridad. Previamente, el martes por la tarde se celebró también la tradicional Salve en honor a San Blas. A las citas religiosas acudieron miembros de la corporación pero lo hicieron a título personal ya que el ayuntamiento, hace dos semanas, emitió un bando a través del cual anunciaba la suspensión de las fiestas pequeñas en honor al patrón así como de todos los actos oficiales que habitualmente se celebran este día. Y los peralteses respondieron a la llamada a la responsabilidad lanzada desde el consistorio.

Las restricciones de movilidad y reunión impidieron una celebración en la calle pero lo que los peralteses y peraltesas pudieron seguir degustando, en sus casas, fueron los tradicionales roscos de San Blas. El origen de la tradición de los roscos en Peralta, cuentan los propios vecinos, hay que buscarlo “muchos años atrás”, cuando el día del patrón los más jóvenes iban casa por casa, con palos y cañas, pidiendo “el rosquico” que, una vez conseguido, introducían en el palo. Muchas casas entonces comenzaron a hacer roscos para así repartir entre las cuadrillas. Hoy en día, hay quien sigue haciendo roscos en casa pero muchos han optado por comprarlos en las panaderías locales.

Uno de los obradores que estos días ha estado trabajando a destajo para que ayer no faltasen esos roscos fue el de panadería Busto. Más de dos décadas llevan preparando unos dulces que, insisten, hacen “con todo el cariño que merecen”. Rubén y Mario Busto Merino, junto a su madre Loli Merino, están hoy al frente de un negocio que para un día como el de San Blas puede llegar a preparar más de 3.000 roscos. Ellos continúan con un negocio en el que también se afanaba hasta hace cinco años Fermín Busto, hoy ya jubilado.

La receta, cuentan, es muy sencilla. Aceite, azúcar, harina y agua. “Nada más. Aunque a la gran mayoría se echa anís para darles gustillo”, dicen. Cuentan que los elaboran en el despacho del pan y los venden en bolsas de ocho unidades cada una. “Roscos tenemos siempre pero llegando estas fechas dedicamos unos diez días intensos a elaborar una producción aún mayor y, en poco más de dos horas y media, los roscos ya están acabados”, resumen. La rutina de estos días varía un poco. Hacia las seis de la mañana, explican, dejan un rato los panes, que ya se encuentran muy adelantados, para iniciar el proceso de elaboración de los roscos. Un proceso en el que, remarcan , se controla mucho la temperatura de la masa.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE