Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fiestas de Tafalla

Un pamplonés, corneado dos veces en el muslo derecho en el primer encierro de Tafalla

El pamplonés Jon Ongay fue corneado, trasladado e intevenido en el CHN donde se recupera de las heridas. El toro se descolgó del resto de la manada, y fue al comenzar la recta hacia la estación de tren cuando le cogió

Ampliar Un pamplonés, corneado dos veces en el muslo derecho en el primer encierro de Tafalla
Un pamplonés, corneado dos veces en el muslo derecho en el primer encierro de Tafalla
  • Luis Echenique
Actualizado el 16/08/2018 a las 10:41
El reloj marcaba las 8 de la mañana cuando estalló el cohete que daba inicio al primer encierro de las fiestas de Tafalla que tuvo una duración de 2 minutos y 15 segundos aproximadamente.
Este tiempo tardaron los toros en recorrer los 700 metros que se separan los corrales situados en la avenida Severino Fernández y la plaza de toros.
La ganadería Prieto de la Cal fue la primera encargada de recorrer las calles de la ciudad del Cidacos. Los toros salieron de los corrales y enfilaron las calles de la ciudad, repletas de gente que los esperaban con la intención de poder realizar una bonita carrera. Fue en general un encierro tranquilo hasta que se llegó al puente que une la avenida de Sangüesa.
Fue ahí donde el toro número 19, de nombre ‘Felino’, levantó por los aires a Jon Ongay, pamplonés de 23 años. Dos cornadas en el muslo derecho hicieron que este tuviese que ser trasladado al CHN. El joven se recupera favorablemente después de que este miércoles se le interviniese en el Hopital Virgen del Camino.
“Las cornadas han sido profundas. Al parecer, al menos una de ellas ha llegado hasta el hueso. Le hemos revisado y no hemos encontrado ningún sangrado grave. Se le ha trasladado al Complejo Hospitalario de Navarra para que sea operado”, explicaban desde Cruz Roja.
Este mismo astado causó peligro al barrer en varias ocasiones el vallado.
Otra persona también fue trasladada. Jesús Mauleón vecino de Dicastillo de 38 años, sufrió dos contusiones, una en la cabeza y otra en la rodilla. En todo momento el corredor se mantuvo consciente y al parecer los golpes no presentan gravedad.
Joseba Uterga (27) vecino de la Puente la Reina fue atendido en el mismo recorrido por una luxación en un dedo de su mano izquierda.
El tafallés Joseba Setas Armendáriz de 20 años sufrió una herida en el costado derecho y una abrasión en el codo derecho.
Raúl Ayúcar, vecino de Estella fue atendido por un corte en la mano. El donostiarra Iván Núñez (22), recibió asistencia sanitaria por un corte en el dedo de la mano derecha. Lander López Azcano (19) fue herido en su mano derecha. Ander Alain Sanz contusionado en su mano derecha y Ander Manzano Echeverría de 21 años tuvo que recibir asistencia sanitaria por contusiones en su mano y rodilla derecha.
Uno de los pastores encargados de guiar a las reses fue Javier Elduayen, en el tramo de la salida los toros se subieron por la acera y estuvieron “demasiado agresivos”. Después de la curva se hermanaron algo más, pero enseguida uno de los toros se quedó rezagado y completó el recorrido en solitario. “Ha sido una carrera rápida, pero no limpia”, añadió Javier Elduayen.
Algunos corredores, como en el caso de los pamplonicas de 22 años Pello Egaña y Miguel Araujo, decidieron correr en la curva que da comienzo al inicio de la estación de tren. “Ha sido un encierro picante, los toros han ido rápido y ha habido un momento en el que uno se ha abierto”, comentaba Araujo. “De repente he visto que dos toros me estaban cerrando el paso y he tenido que impulsarme para salir, ha sido bonito”, dijo Egaña minutos después de correr.
Otro mozo pamplonés, J.L., comentó: “Ha sido bastante difícil correr hoy debido a la gran afluencia y a que la manada ha entrado bastante separada y ocupando toda la calle. Además, el Prieto de la Cal rezagado ha hecho que el peligro aumentase”. El tiempo fue el idóneo para echar unas carreras al lado de los cinco toros. 17 grados se dieron a las 8 de la mañana por las calles de Tafalla.
Otro de los momentos más peligrosos del encierro llegó en la curva en dirección a la estación de tren, cuando tres toros de color blanco embistieron a dos mozos que se habían subido a la valla para intentar protegerse. Estos cayeron a la zona de entre vallas.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones