La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Valdorba

Los 'obispillos' de la Valdorba

Los niños de Garínoain y Barásoain reeditaron este miércoles, un año más, la fiesta del ‘obispillo’ con motivo del día de San Nicolás

Oier Carnes Martínez, de 9 años, ejerció este año de obispillo en Garínoain.

Oier Carnes Martínez, de 9 años, ejerció este año de obispillo en Garínoain.

07/12/2017 a las 06:00

De puerta en puerta y desde bien temprano. Los niños de Barásoain y Garínoain, en el valle de la Valdorba, rememoraron este miércoles, jornada que el calendario reserva a la festividad de San Nicolás, el día del obispillo. Se trata de una antigua tradición cuyos orígenes se remontan a la Edad Media, en el siglo XIII. Son los niños de hasta 13 años quienes mantienen viva una tradición que les lleva a recorrer las calles de sus pueblos cantando y tocando de puerta en puerta con el objetivo de recaudar algo de dinero. Por cada moneda o donativo recibido, el obispillo responde con una bendición.

Es la suerte de la baraja -la carta que lo designa es el as de oros- la que concede el título de obispillo al niño afortunado. En esta ocasión, el azar quiso que fueran Íñigo Lezáun, de 11 años, en Barásoain; y Oier Carnes Martínez, de 9 años, en Garínoain. Pero no estuvieron solos ya que un nutrido grupo escoltaba en cada pueblo a los obispillos. La ilusión de los niños en la celebración de esta fiesta es respaldada por los adultos que, en su mayoría, abren la puerta de casa con una sonrisa y un donativo esperando. La Valdorba no es el único lugar donde los niños rememoran esta jornada festiva. En la comarca Murillo el Fruto o Burgui, en el valle del Roncal, son algunos de los pueblos que la celebran.

La fiesta del obispillo no concluirá en Garínoain hasta este viernes, festividad de la Inmaculada. Será entonces cuando los niños de la localidad volverán a reunirse para representar la ya popular ‘matanza del gallo’. El guión de este evento se repite año tras año y lleva a los jóvenes a reunirse una vez concluida la eucaristía en el entorno de la iglesia donde entonan varias canciones, coplillas y ‘cotilleos y chismes” relacionados con el municipio.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra