Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Historia

Isaba recuerda a sus ‘golondrinas’

La quinta edición del Día de las Alpargateras sirvió para honrar a las jóvenes navarras que durante más de 150 años se veían obligadas a cruzar los montes del Pirineo para trabajar en las fábricas de Mauleón donde elaboraban este calzado

Ampliar Fotos de la despedida de las alpargateras en Isaba.
Fotos de la despedida de las alpargateras en Isaba.J.A. GOÑI
  • Markel Trecet
Actualizado el 03/10/2022 a las 11:30
Las luces de la iglesia de Isaba se apagaron y las velas hicieron viajar a los presentes a 1872 para despedir a sus nueve alpargateras que desde mediados del siglo XIX hasta los años 30 del siglo pasado, cada octubre, comenzaban su travesía por los Pirineos para trabajar en las fábricas de alpargatas de Mauleón.
La quinta edición del Día de las Alpargateras de Izaba, organizada este domingo por la asociación cultural Kurruskla, volvió a hacer vibrar un pueblo entregado al recuerdo de sus antepasadas. “Nos sentimos muy orgullosas y honradas de ser sangre de su sangre. Valoramos ese inmenso esfuerzo que las hacía prosperar a ellas, a esta tierra pirenaica e indirectamente a nosotras”, declaraba emocionada una de las organizadoras Ana Rosa Ezker en la plaza del Ayuntamiento.
VOLVERÁN LAS GOLONDRINAS
Nueve fueron las golondrinas que calle a calle fueron recogiendo en los portales de sus casas al ritmo de los txistus dirigidos por Julio Bertens para despedir su pueblo hasta la primavera siguiente. Una recreación que remontó a los presentes 150 años atrás para ensalzar la figura de aquellas niñas de entre 11 y 18 años que se veían obligadas a abandonar a sus familiares y novios guiadas por la necesidad hasta la próxima primavera.
El primer repique de campana a las 11 de la mañana dio comienzo al anuncio de los actos llenos de folklore con vestidos y trajes tradicionales. “¡Se hace saber que con motivo de la partida de varias jóvenes de nuestro pueblo… se invita a todo el vecindario a participar en el rezo del Rosario!”, pregonaba Teresa Aguerre con el comunicado en mano instantes antes de dar paso a la Alborada de Segura interpretada con txistus y tambores.
El pueblo de Isaba no era la única localidad donde se dio el fenómeno de las ‘jóvenes golondrinas’. En su travesía, las izabarras eran acompañadas por otras jóvenes del Valle llegadas desde Burgui, Roncal o Urzainqui echándose un hatillo al hombro para atravesar las montañas por una senda donde el compañerismo entre las mujeres era clave. Kira Canales lleva tres ediciones encarnando a una de esas nueve golondrinas, un día que vive con especial ilusión cada año. “Existe una gran preparación y organización detrás. Hemos estado ensayando para que saliera como merecen”, comentaba junto a sus compañeras.
DESPEDIDA RELIGIOSA
Así lo recordó Fernando Hualde que ofició la recreación de la misa como párroco desde el púlpito de la parroquia. El investigador y guionista cumplió con la recreación de la misa de despedida donde lanzó consejos para las jóvenes y también guiños a la ‘amenaza’ protestante. “No olvidéis que es la tierra donde salieron todas esas Vírgenes que hoy veneramos en este Valle, Vírgenes emigrantes que huyeron precisamente del calvinismo”. El ‘padre Hualde’ solicitó de igual manera una actitud firme en su fe católica a las jóvenes que fueron acompañadas por sus madres a sus espaldas en la homilía.
La plaza de la villa acogió el acto central del día con música y danzas tradicionales con el baile del Ttun Ttun como protagonista, seguido por Axuri Beltza o la Neskadantza. Teresa Aguerre tomó el testigo con el baile de bandera con la enseña del Valle del Roncal ante un público entregado a la memoria de sus mujeres. En este sentido, María Ángeles Ezker no pudo evitar emocionarse durante el pasacalles donde, como madre, entregaba las pocas pertenencias que podía a su hija antes de dar inicio al viaje. “Mi abuela y mi tía fueron como ellas, golondrinas. Me llega porque me conecta con ellas, es algo emocionante”, aseguraba conmovida.
Una jornada que sirvió para hacer presente la historia de las mujeres del valle del Roncal que permitió poner en valor su condición de mujeres luchadoras contra la adversidad y la valentía en su travesía.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora