Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fiestas Navarra

Biografías que celebrar en Sangüesa

La localidad homenajeó este martes 13 de septiembre a cuatro vecinos en el Día del Mayor de las fiestas en una jornada en la que la lluvia obligó a modificar algunos actos festivos

Ampliar Sentados, los residentes reconocidos ayer, Luis Mayayo Artigas e Isabel Zaratiegui Armendáriz, rodeados de familiares y corporativos
Sentados, los residentes reconocidos ayer, Luis Mayayo Artigas e Isabel Zaratiegui Armendáriz, rodeados de familiares y corporativosASER VIDONDO
Publicado el 14/09/2022 a las 06:00
Sangüesa no se olvida de dónde viene, ni tampoco de quienes han forjado su pasado más reciente. Por eso, en el Día del Mayor de las fiestas otorga buena parte del protagonismo a cuatro vecinos. Y, a través del reconocimiento de estas biografías particulares, celebra de forma más amplia la vida de todos quienes ya peinan canas.
“Hoy os traemos la fiesta y la música. El sol no hemos podido”, indicaba con ironía la alcaldesa, Lucía Echegoyen Ojer (APS), en referencia a la lluvia que caía de forma intermitente, en su discurso previo a los dos homenajes que se realizaron en la residencia de mayores. El patio abrió sus puertas de par en par para recibir a los visitantes, así como a Ilunberriko Txaranga y a la comparsa de gigantes. Los protagonistas recibieron flores y detalles de parte de la corporación municipal y de la asociación de mayores Horizonte.
Isabel Zaratiegui Armendáriz, a sus 101 años, fue una de las agasajadas. Natural de Uzquita (Valdorba), es viuda del sangüesino Félix Zaratiegui Barón. Se trasladó a vivir a esta ciudad cuando se casaron y no tuvieron hijos. Ella era ama de casa y él trabajó en la Papelera. Lleva 4 años en la residencia. Sus familiares mostraban ayer su gran cariño por ella, recordando por ejemplo que “de joven cosía vestidos para las sobrinas”. “Estoy muy contenta por el homenaje. Como la Valdorba no hay nada, pero en Sangüesa siempre he sido bien acogida”, expresó Isabel.
Su compañero de homenaje fue Luis Mayayo Artigas, nacido en Lobera de Onsella hace 81 años pero que ha vivido casi toda la vida en Sangüesa. Allí, junto a sus hermanos, colaboró en los primeros años del supermercado Mayayo, que hoy gestionan sus sobrinos. Es soltero y lleva diez años en la residencia. Sus allegados destacaban que es “muy querido en la familia” y que “le gusta mucho salir y la fiesta”. “Hoy es un día bonito, disfrutamos de las fiestas. Ya había ganas tras dos años sin ellas”, valoró el homenajeado.
En la residencia sangüesina viven 61 residentes sobre las 71 plazas totales. “Tienen muchas ganas de participar en las fiestas, eso les hace sentir bien”, indicaba Rafa Cortijo Gorraiz, director del centro. “En fiestas, como todo el año, nos sentimos muy arropados. Y tenemos una programación especial con chupinazo, comidas festivas, salidas a las Vísperas y la procesión, un bingo, fiesta de disfraces, un mariachi, txistorrada, etc.”, enumeró.
VUELVE LA ACTIVIDAD
La lluvia obligó a modificar algunos actos como la salida de la comparsa (solo bailaron los gigantes txikis) o el espectáculo de Gorgorito (fue a cubierto), además de a suspender otros como las vaquillas. No afectó, eso sí, al buen ánimo de los mayores al celebrar su día. La asociación Horizonte promovió una misa y una comida con más de 60 asistentes. “Desde diciembre vamos retomando la rutina que paralizó la pandemia, con viajes, campeonatos de cartas... y tras las fiestas con más actividades como el baile”, apuntó Francisco Baigorri Aznárez, presidente de Horizonte (630 socios).
En la citada misa, y en representación de todos los mayores, Horizonte homenajeó al matrimonio compuesto por Fermín Del Castillo Pérez de Ciriza, de 91 años, y Ana Mª Baztán Sola, de 89. Él de Sangüesa y ella de Sada, se casaron en 1965. Tienen 5 hijos (Mª Asun, Mª Reyes, Fermín, Joaquín y Ana) y 6 nietos (Annia, Álvaro, Alberto, Javier, Gonzalo y Aitor). “Yo fui agricultor de secano, regadío y almendros, y aún colaboro con los hijos en lo que puedo. Entonces se trabajaba con mulas, hoy tienen tractor con GPS”, comparó Fermín, un “gran admirador de la Banda de Música de Sangüesa y de La Pamplonesa”. Ana Mª, ama de casa, tuvo “no poca faena” en sacar adelante el día a día de sus hijos, y hoy no perdona el paseo y la misa diaria, así como la lectura del periódico. “Es más casera que yo, a mí me encantan en fiestas el vermut y los toros”, apostillaba Fermín, incidiendo en que es “el único superviviente” de su cuadrilla juvenil, El Ciclón, que conformaban 13 amigos.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE