Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Carreteras

Pirineo y Baztan suman 4 pasos fronterizos cerrados desde enero

Francia prohíbe la entrada desde entonces argumentada en una amenaza terrorista

Cartel anunciador del cierre, este verano, en el alto del puerto de Belagua (Piedra de San Martín)
Cartel anunciador del cierre, este verano, en el alto del puerto de Belagua (Piedra de San Martín)galdona
Publicado el 18/11/2021 a las 06:00
Más de diez meses. Desde enero llevan cerrados oficialmente para el tránsito de vehículos y personas cuatro pasos transfronterizos en el norte de Navarra. Francia anunció con el comienzo del presente año la clausura de numerosos accesos al país, sobre todo por vías secundarias, con la pretensión de “reforzar la lucha antiterrorista”. Eso supuso el cierre en la Comunidad foral de un total de siete accesos, de los cuales tres se acabaron por reabrir en marzo. Siempre se mantuvieron abiertos, eso sí, los tres principales pasos. Los que siguen cerrados se ubican en el Pirineo (Roncal, Salazar y Esteribar) y Baztan.
Un acto de protesta en el valle de Salazar celebrado el pasado domingo ponía de relieve que estos cierres siguen vigentes y la problemática que ocasionan en la vida diaria de territorios vecinos a ambos lados de la muga, que mantienen relaciones a nivel personal y laboral, además de ser zonas de tránsito turístico. En la misma cita se recordaba que las entidades locales de Roncal y Salazar habían consensuado una carta enviada en julio al Gobierno de Navarra reclamando apoyo para lograr una reapertura, petición para la que todavía no disponen de respuesta.
Esta clausura temporal de pasos fronterizos, según expusieron las autoridades francesas en su día sin especificar su duración, no afectó de inicio a tres de los diez existentes: Ibardin (Bera), Dantxarinea (Urdax) y Valcarlos-Arnegi, los de mayor tránsito en suelo navarro.
De los siete pasos cerrados en origen, tres fueron reabiertos en marzo: el puerto de Lizuniaga (de Bera a Sara), el puerto de Lizaieta (palomeras de Etxalar) y el camino de Zugarramurdi a Sare (por Venta Berrouet). Y aún hoy, otros cuatro siguen clausurados: puerto de Izpegi (de Erratzu a Saint Etienne de Baigorry), puerto de Urkiaga (de Eugi a Aldudes, por Quinto Real), puerto de Larrau (del valle de Salazar a Larrau) y puerto de Belagua (de Isaba a Arette, Piedra de San Martín).
Cierres que, según refieren vecinos de la zona, no se encuentran constantemente vigilados y que en algunos casos hasta carecen de señalización.
Desde la Delegación del Gobierno en Navarra aseguraban ayer que “se desconoce cuánto tiempo permanecerán cerrados”. “Fue un decisión de Francia dentro de su política antiterrorista. El Gobierno de España, a través de los ministerios del Interior y de Asuntos Exteriores, ya ha pedido la apertura , pero la decisión última es del Gobierno francés”, indicaron. Sobre el tema de controles o posibles sanciones, añadieron que “todo eso depende de ellos”, y afirmaron no tener constancia de que haya habido problemas en los pasos.
DE OESTE A ESTE
“La carretera de Erratzu a Baigorri está cerrada oficialmente, pero no hay impedimento alguno para circular por ella”. Así lo aseguraba ayer Joseba Otondo, alcalde del valle de Baztan, quien no obstante valoró que “este tipo de cierres acaban afectando sin duda a la vida diaria de la gente en un momento en el que cada vez tenemos más relación con las comarcas de la Baja Navarra y Lapurdi”.
“Se trabaja y se hace vida cotidiana en ambos lados de la muga: tenemos ventas y mucho comercio del que se nutren los vecinos franceses, mientras que muchos baztaneses acuden a trabajar a la industria del pimiento, al sector de la construcción o a las cooperativas de transformación ganaderas francesas”.
Otro de los cierres afecta a la zona de Quinto Real. Técnicamente no se puede pasar del alto de Urkiaga en dirección a Aldudes en una carretera procedente de Eugi. La alcaldesa del valle de Esteribar, Matilde Añón, mostraba ayer su sorpresa al confirmarlo con autoridades policiales. “Pensaba que el puerto ya estaba abierto, pero me dicen que oficialmente está cerrado, aunque la barrera está quitada y el tráfico pasa”, expresó. De hecho, confirmó que desde el consistorio tuvieron “hace poco” reuniones al otro lado de la muga. “Pasamos sin problema”, aseguró.
Pedro Mascaray, presidente de la Junta del valle de Salazar, consideraba por su parte que “no se puede cuantificar la afección del cierre de un puerto como el de Larrau, pero sin duda no beneficia a la zona en nada”. “Nos afecta en aspectos como el turismo, pues en este paso se ubica nuestro centro de montaña y el cierre limita la circulación de gente que vendría de Francia y de la que llega aquí y querría pasar a Larrau. Y también tiene sus consecuencias a nivel personal, es un trastorno para vínculos familiares o de trabajo”, expuso. Aseguró que la Junta ha cursado una consulta a la consejera de Relaciones Institucionales, Ana Ollo, “para conocer cómo está el tema”.
Desde el valle de Roncal, el presidente de la Junta, Eneko Eguiguren, recordaba que esta “decisión política de alto nivel” de Francia “es una faena gorda”. “Desde el vecino Ayuntamiento de Arette ya nos han comunicado que la carretera del puerto de Belagua va a seguir cortada desde el alto de la Piedra de San Martín al menos hasta abril, algo que nos preocupa a ambos lados de la muga”, aseguró.
“En verano, el cierre no ha sido muy trascendental, y de hecho ha habido tránsito, más de allí para aquí. Pero en invierno el problema es mayor, pues afecta al ‘producto nieve’ que vendemos en la zona. Mucho esquiador combina las pistas de esquí de fondo de Roncal con las de esquí alpino de Arette, y ahora no podrá ser, lo que afectará al turismo y la hostelería”, dijo. Además, resaltó que “si bien el puerto salacenco de Larrau siempre se cerraba en invierno por la nieve, no pasaba así con el de Belagua, y ahora, en cuanto nieve y no se limpie, ya no hará falta control policial alguno”.
volver arriba

Activar Notificaciones