Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sanidad

La comarca de Sangüesa constata un “deterioro” de la asistencia sanitaria

Ha pedido una reunión con la consejera de Salud para abordar las “dificultades en la atención rural”

Dos personas acceden al centro de salud de Sangüesa.
Dos personas acceden al centro de salud de Sangüesa.Aser Vidondo
Publicado el 04/11/2021 a las 06:00
La asistencia sanitaria en la Zona Básica de Salud de Sangüesa ha sufrido un “progresivo deterioro” de su calidad. Así lo aseguran los representantes locales y el equipo médico de esta comarca, que han trasladado al departamento de Salud una carta repasando la situación y reclamando una reunión con la consejera para abordar las “dificultades en la atención rural” y poder realizar “aportaciones” para mejorar la atención a los vecinos. Según trascendió en el último pleno municipal de Sangüesa, se está a la espera de respuesta.
El documento, consensuado por ayuntamientos, concejos y mancomunidad, más los sanitarios, se redactó hace mes y medio tras una reunión celebrada en el verano a instancias de la directora del centro de salud de Sangüesa. “Consideramos necesario exponer ante Salud la situación grave de falta de médicos, de bajas no sustituidas, de muchas horas de trabajo, etc.”, enumeró en el pleno Susana Garralda, concejal de APS y presidenta del Consejo de Salud de Sangüesa.
Según repasa el citado documento, la Zona Básica de Salud de Sangüesa es “la más extensa de Navarra, con lugares que distan más de 30 km del centro de salud sangüesino”. “Esto complica la atención de la población y la accesibilidad de la misma al centro de salud”.
El “problema endémico” de la falta de personal médico, vacantes que no se cubren, una sobrecarga laboral agravada por la pandemia, dispersión poblacional que dificulta la organización de consultas cuando falta algún médico, una ausencia de medidas para fidelizar a profesionales, un envejecimiento poblacional que haría necesario disponer de un geriatra... son algunas de las situaciones que se repasan.
Con la vista puesta en 2021, se expone el ejemplo vivido la pasada primavera, cuando “faltaban 5 profesionales médicos a la vez y solo se contaba con una persona de refuerzo”. Hubo dos bajas médicas en el centro de salud de Sangüesa y el consultorio de Lumbier quedó atendido solo por una enfermera (sobre un equipo habitual de 2 médicos y 2 enfermeras). “Situación que se fue salvando con la buena voluntad y disposición del personal habitual”, señala la carta remitida a Salud.
Añade el hecho de que “como en Lumbier y Aibar el número de niños disminuyó por debajo de los 280, se dejó de pasar consulta pediátrica en sus consultorios, derivándose al centro de salud de Sangüesa”. Y recalca que “se oferta a la población atención especializada de ginecología y rehabilitación que luego no se cumple”.
"SE RECORTAN SERVICIOS"
Ante la “imposibilidad de atender toda la zona”, hubo que “dejar de ir a los consultorios de los pueblos más pequeños (solo se atendía consulta en Sangüesa, Lumbier, Cáseda y Aibar), y se llegó incluso a plantear centralizar las consultas en Sangüesa”, indica, recordando que hay poblaciones como Bigüézal o Grez a 45 y 25 minutos, respectivamente, de Sangüesa.
Desde las entidades locales se recalca que se trabaja en “procesos participativos para frenar la despoblación” y a su vez “se recortan servicios esenciales haciendo de la comarca un lugar donde formar una familia es un reto”.
volver arriba

Activar Notificaciones