Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Junta General del Valle

Roncal censura que Salud prevea recortar la atención sanitaria

Se ha informado de que se reducirán de 3 a 2 los médicos que atienden el valle

La Junta General del Valle de Roncal agradeció su labor y homenajeó ayer, tras una sesión ordinaria a la que siguió una comida, a Marcelino Landa Pasquel (centro de la foto), secretario de la entidad durante los últimos 40 años y jubilado meses atrás
La Junta General homenajeó, tras una sesión ordinaria a la que siguió una comida, a Marcelino Landa Pasquel (centro de la foto), secretario de la entidad durante los últimos 40 añosAlberto Galdona
  • Aser Vidondo. Pamplona
Actualizado el 14/07/2021 a las 20:13
Recortes de servicios, falta de recursos económicos, promesas que no acaban de concretarse, mucha burocracia que impide avanzar y pérdida de soberanía. Son algunos de los retos a los que deben hacer frente, a diario, quienes rigen las entidades locales del Pirineo. Juntas, ayuntamientos y concejos de escaso tamaño ubicados en una zona en regresión poblacional que lleva años lanzando señales de alarma. Retos que repasa, concretamente, Eneko Eguiguren Ruiz, que desde el 28 de junio ejerce como presidente de la Junta General del Valle de Roncal. El también concejal de Urzainqui accedió al cargo, rotatorio cada 2 años entre las 7 villas roncalesas, tomando el relevo de Jone Alastuey García, alcaldesa de Uztárroz.
Eguiguren ya conocía la entidad desde dentro, pues lleva dos años como juntero. También las líneas de acción marcadas estos años, que aspira a seguir, y los problemas centrales a los que hacer frente. Y uno de ellos está marcado en rojo: tratar de evitar un recorte en la atención sanitaria al valle recientemente informado por Salud.
“Se nos anunció de primeras que de los 3 equipos médicos (asignados el centro de salud de Isaba) se iba a quitar uno (médico más enfermera). Mostramos nuestra disconformidad, pues entendemos que reducir significa precarizar. Y ahora parece que no será un equipo completo, sino un médico, manteniendo la enfermera. Pero no deja de ser un recorte, quitar un servicio”, defiende Eguiguren.
Censura que desde el Gobierno “siempre se basan en términos numéricos, en ratios”. “Pero aquí el perfil del paciente, del sanitario, de la geografía, de las carreteras... no equivale al de la ciudad. Y eso no se tiene en cuenta”, cree. Añade además que “cuando se dice que aquí estamos privilegiados en este tema, habría que recordar que el hospital más cercano está a 100 km”.
“En las instituciones locales somos políticos de supervivencia. Sentimos que escribimos cartas a los Reyes Magos, pero el zapato siempre está vacío. Se hace mucha propaganda con el tema de la despoblación, pero la realidad es que apenas son guiños. Y la situación a corto plazo va a ser dramática en términos demográficos”, señala.
Por eso, pide “políticas que no lleven al desgaste, la frustración y la impotencia”. Y cita ejemplos en el mal sentido como “la eliminación que hizo Educación de la cláusula por la que el alumnado del Pirineo podía elegir centro de Bachillerato en Pamplona”.
Incide asimismo en que los ayuntamientos de la zona “están con el agua al cuello, son deficitarios, no tienen recursos”. “Luego vienen los políticos al valle, se sacan fotos, etc., pero los fondos no llegan. No se nos apoya como necesitamos. Y, mientras, la Junta se ha tenido que endeudar en 400.000 euros (la mitad del presupuesto anual) para que pueda llegar la banda ancha de internet”, recuerda.
TRABAJAR EN COMÚN
En línea similar se manifiesta la presidenta saliente, Jone Alastuey. “He acabado bastante insatisfecha con respecto a lo que me he encontrado en el Gobierno. Tiene recursos, pero la manera de repartirlos deja poca autonomía a lo local. Hay muchos condicionantes y es muy lento”, indica. Además, asegura que “en materia de despoblación parece que se hace mucho, pero realmente hay pocos avances”.
Considera que en su presidencia ha aprendido “mucho” y destaca que “hay mucha gente que apuesta por afrontar un trabajo en común”. “He aportado lo mejor que he podido”, sentencia.
volver arriba

Activar Notificaciones