Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Me quedo en el pueblo

Pastor y bibliotecaria desde Urricelqui

Muchos lo situarán en el mapa por ser epicentro de los últimos terremotos, en Lizoáin-Arriasgoiti. Con él vuelve la serie que acerca las historias de los pueblos más pequeños, como la de Roberto y Marimar, que dejaron la vida en la ciudad

Marimar Agós con 'Palomo' y Roberto Urrutia junto a dos de sus cuatro perros pastores en el caserío de Zaldaiz. Al fondo, Urricelqui.
Marimar Agós con 'Palomo' y Roberto Urrutia junto a dos de sus cuatro perros pastores en el caserío de Zaldaiz. Al fondo, Urricelqui.
Actualizada 04/10/2020 a las 06:00
Gregorio Urrutia Aincioa fue el último pastor de Pamplona, en el barrio de la Txantrea, con las ovejas en Ezkaba. Murió hace 22 años. Su hijo Roberto contaba 17 cuando el padre dejó el rebaño. “Entonces yo tenía otras prioridades, no quería saber nada del ganado”, cuenta ahora, con 43 años, instalado con su pareja en Urricelqui, un pueblo con siete habitantes en el valle de Lizoáin-Arriasgoiti. Es pastor. Empezó hace seis años. De cero, sin tierras y sin rebaño. Es la suya una historia de amores

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE