Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Tráfico

Pamplona alcanza el 62% de calles con un máximo de 30 km/h

Los cambios de tráfico que entran en vigor hoy suman 150 viales con esta velocidad, en total 417

En Iturrama, San Juan o el Soto de Lezkairu todas las calles interiores se adaptan a esta medida

Javier Labairu y Fermín Alonso durante la rueda de prensa.
Javier Labairu y Fermín Alonso durante la rueda de prensa.
CALLEJA
Actualizada 02/08/2019 a las 07:14

Decía este jueves, 1 de agosto, el concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Labairu (Navarra Suma), que el objetivo de su área municipal y la de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad es reeditar 2009, cuando no se produjo ningún atropello mortal en Pamplona. Y un paso para lograr este objetivo es la puesta en marcha de la nueva ordenanza de movilidad que aumenta hasta el 62% el número de calles en las que el máximo permitido de velocidad será de 30 km/h. En total, 417 de las 692 con las que cuenta la ciudad y que convertirán barrios enteros como Iturrama, el Soto de Lezkairu o San Juan en “zonas blindadas”.

A modo de resumen, dijo el edil de Movilidad, Fermín Alonso (Navarra Suma), tan sólo se permitirá llegar hasta los 50 km/h. en las arterias principales con doble carril; un total de 52. Y no en todas, porque se rebajará a los 30 en aquellas que estén cercanas a centros educativos, como Monasterio de Urdax. Como también tendrá prioridad la velocidad de los 30 km/h. en aquellos viales que cambian su morfología; es decir, que empiezan con un carril y terminan en dos. O al revés.

La medida, que entra en vigor estre viernes, 2 de agosto, completa un nuevo mapa de velocidad urbana que se inició en 2012 cuando se rebajó la velocidad a 30 km/h en 226 calles. El motivo, comentó ayer Labairu en rueda de prensa junto a Fermín Alonso, es que se ha comprobado que la velocidad está muy vinculada a que un impacto resulte mortal o muy grave. “En atropellos, fallece el 95% de los peatones si se circula a 80 km/h., a 50 el 50% y a 30 el 5%”.

Las nuevas velocidades en Pamplona

La necesidad de reforzar esta seguridad, unido al planteamiento de la Dirección General de Tráfico (30 km/h en calles con una sola dirección y 50 en las de dos o más carriles) hizo que en la pasada legislatura se impulsara una Ordenanza municipal de Movilidad aprobada definitivamente en diciembre de 2018.

Sin embargo, no se han reducido los accidentes. En 2014 fueron 1.928 y, cuatro años después, la cifra subió hasta los 2.723. En este 2019, se mantiene esa tendencia al alza con un incremento de un 4,56% respecto al primer trimestre del pasado 2018; en total, y hasta ahora, se han producido 1.627. Y lo mismo ocurre con los atropellos, según los datos proporcionados por el Ayuntamiento: se mantiene una media de alrededor de 146 por año. Aunque en 2018 descendió, en 2019 ha habido un repunte con 90 peatones alcanzados por coches, un 11% más que en 2018. Esto supone 40 heridos graves al año y en los siete primeros meses del actual ya hay 24.

Antiguas velocidades de Pamplona

Pasos de cebra y señales

En estos momentos, el Ayuntamiento trabaja en la señalización horizontal y vertical en las calles en las que se reduce la velocidad. Según se avanzó ayer, se espera que a finales de año Pamplona ya tenga “marcados” los viales que estrenan velocidad.

En estos seis meses, también -según avanzó Fermín Alonso- se hará una auditoría de todos los pasos de peatones de la ciudad. El objetivo es apuntalar aún más lo que ya determina la ordenanza: crear espacios seguros eliminando las plazas de aparcamiento para coches en los cinco metros anteriores. Se habilitarán zonas de estacionamiento para bicicletas y ciclomotores, a dos metros antes del paso de cebra para las primeras y de tres para los segundos.

A este mandato de la normativa, se añadirán tras la auditoría medidas como cambios de diseño, con prolongación de aceras, elevando pasos o con un pintado asimétrico. Tampoco se descartan los cambios de color ni otras soluciones como iluminarlos con luces de led dinámica.

Un auditoría que se completará con un estudio de cada calle tras la aplicación de la ordenanza para comprobar si ha sido ejecutada de forma correcta o precisa de más elementos, como aquellos que ayuden al calmado del tráfico. Y todo ello se reflejará en un Plan de Seguridad Vial para finales de año en el que se especificarán las correcciones a aplicar en cada una de las vías, según su siniestrabilidad y características.

La ordenanza también regula el tránsito de las bicicletas y de los patinetes, Vehículos de Movilidad Personal (VMP) y ciclos de más de dos ruedas. Como ya avanzó este periódico, la principal novedad es que no podrán circular por las aceras sino por la calzada y, si no hay espacio habilitado para ellos, por el centro de ésta. En este sentido, Fermín Alonso recordó a los conductores de vehículos que para adelantarlos, hay que guardar una distancia de seguridad de 1,5 metros y hacerlo por el otro carril. “Lo cual deja claro que en viales con uno sólo queda prohibida esta maniobra”, dijo el concejal.

2.000 folletos

Ambos concejales indicaron que el Ayuntamiento ya ha iniciado una campaña para informar a la ciudadanía de todos los cambios que traerá la nueva ordenanza. “Y durante los dos próximos meses, Policía Municipal no multará a ciclistas y usuarios de VMP que no se adecúen a la normativa, sino que les parará para recordarles los cambios y entregarles un folleto con las directrices actuales”, dijo Javier Labairu. Se han editado 20.000 ejemplares en castellano y euskera y habrá unos específicos para bicicletas y otros para patinetes.

En este último grupo de transporte, la ordenanza estipula tres clases de vehículos en función de la velocidad que alcancen y de su masa máxima. Los de tipo A (plataformas - howerboard, monociclos y patines: 20 km/h y masa máxima de 25 kilogramos) pueden circular por la infraestructura ciclista, parques, zonas peatonales y residenciales; no pueden transportar pasajeros; se les deja no disponer de freno y timbres pero no utilizarlos para la distribución de mercancías.

Los de tipo B (segways y patinetes grandes: 30 km/h y masa máxima de 50 kilogramos) pueden circular por las mismas vías que los anteriores y por calles limitadas a 30 km/h; deben tener freno y timbre y no pueden transportar pasajeros. Y los de tipo C (VMP y ciclos de más de dos ruedas: 45 km/h y masa máxima de 300 kilogramos) pueden circular también por las calzadas; deben tener timbre y freno; pueden transportar pasajeros y usarse para distribuir mercancías; pero no se permite circular por la avenida de Navarra y la ronda PA-30.

En ascensores

La ordenanza también regula el uso de ascensores urbanos y rampas mecánicas por considerarlo movilidad vertical. Las personas con movilidad reducida tendrán acceso prioritario y, en el caso de los elevadores, se podrá entrar a la cabina con carros de compra, silletas de bebés y animales domésticos; a estos últimos se les permite siempre y cuando estén atados y con bozal o dentro de un transportín, salvo los perros-guías.

Para las bicicletas también hay normativa concreta: si el ascensor llega a su máxima capacidad sólo se dejará el uso a dos bicicletas, que se situarán en las paredes laterales de la cabina, plegadas o con las dos ruedas apoyadas en el suelo y sujetas por la persona usuaria. Y, recordó Fermín Alonso, en los pasos de cebra que no haya habilitado un carril bici, el ciclista deberá bajarse y cruzarlo a pie.

Y, para terminar el capítulo de la movilidad vertical, la ordenanza establece la prohibición de arrojar basura o desechos corporales; fumar, beber o comer; permanecer en el interior más tiempo del imprescindible; y transportar (tanto en ascensores urbanos como en rampas mecánicas de la ciudad) materiales de construcción, escombros, maquinaria industrial, mercancías o elementos especialmente voluminosos.

Ciclistas mayores de 60 años, ¿por la acera?

La ordenanza es muy clara: sólo podrán circular por las aceras los menores de 14 años acompañados de una personas adulta; y también al resto se permite usarlas en aquellas calles en las que no se ofrezca otra alternativa. Pero ayer, Fermín Alonso y Javier Labairu abrieron un interrogante: ¿Podrán también beneficiarse de esta medida los mayores de 60 años?. “Vamos a estudiarlo”, avanzó Alonso. Una cuestión que ya planteó en la anterior legislatura el edil de UPN Juan José Echeverría. De hecho lo intentó meter como enmienda a la ordenanza que en diciembre de 2018 llevó el bipartito (EH Bildu y Geroa Bai) al pleno. Pero la propuesta no obtuvo el respaldo que el concejal justificó por entender que esas personas ya eran responsables en su manejo de las bicicletas.

En cuanto a las prohibiciones, se recuerda que no se podrá circular acompañado al mismo tiempo de animales sujetos por la correa.

Sí que no se variará ni una línea del apartado referido a los patines, patinetes, VMP o aparatos similares no motorizados. La nueva normativa indica que podrán circular por zonas peatonales, calles residenciales, aceras, carriles bici protegidos, aceras bici, sendas ciclables, parques y paseos. No podrán circular por la calzada o por carriles bici no protegidos. Y los monopatines no podrán hacerlo por la calzada ni por ningún tipo de carril bici, sí en cambio en zonas peatonales, calles residenciales, aceras, aceras bici, sendas ciclables, parque y paseos.

Algunos datos de la ordenanza y de la movilidad

 

267 Este es el número de calles con velocidad limitada a 30 kilómetros por hora que tenía Pamplona hasta hoy, un 40,09%. Desde hoy, el número aumenta a 417, el 62%.

Las calles con la nueva ordenanda
Peatonales, parques y paseos. Aquellas destinadas únicamente a los viandantes suman 115, lo que traducido en porcentaje es del 17,2%. Era el mismo número antes de la aplicación de la normativa.
Calles residenciales. La velocidad máxima es de 20 kilómetros por hora y Pamplona cuenta con 82 (12,8%), la mayoría de ellas concentradas en el Casco Antiguo. Tampoco aquí hay una variación de número con la entrada en vigor de la normativa
Calles 30 Km/h. 417, el 62%.
Calles 50 Km/h. 52 (7,8%). La ordenanza supone reducir en más de la mitad el número de calles en las que se permite esta velocidad ya que hasta ahora eran 202, lo que suponía un 30%.





6
En los últimos diez años, fue en 2010 cuando más personas fallecieron por atropellos, seis.

atropellos desde 2010.
2010. Hubo 143 atropellos, de los que resultaron 33 personas heridas graves y fallecieron seis.

2011. Hubo 153 atropellos, de los que resultaron 23 personas heridas graves y fallecieron 3.

2012. Hubo 146 atropellos, de los que resultaron 22 personas heridas graves y fallecieron 5

2013. Hubo 141 atropellos, de los que resultaron 31 personas heridas graves y fallecieron 2

2014. Hubo 144 atropellos, de los que resultaron 37 personas heridas graves y falleció 1

2015. Hubo 142 atropellos, de los que resultaron 31 personas heridas graves y fallecieron 2

2016. Hubo 145 atropellos, de los que resultaron 45 personas heridas graves y fallecieron 3

2017. Hubo 164 atropellos, de los que resultaron 43 personas heridas graves y fallecieron 5

2018. Hubo 138 atropellos, de los que resultaron 38 personas heridas graves y fallecieron 5


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE