Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Ayuntamiento de Pamplona

La oposición acusa a Bildu de politizar las fiestas de los barrios de Pamplona

UPN y PSN recriminaron a sus socios de gobierno (Geroa Bai, Aranzadi e I-E) por permitirlo

Comparsa de gigantes en las fiestas de San Jorge.
Comparsa de gigantes en las fiestas de San Jorge.
Calleja
Actualizada 08/05/2018 a las 08:36

Ya advirtió este lunes UPN que por mucho que Bildu le recrimine que su declaración sobre la politización de las fiestas de los barrios es -en palabras de Maider Beloki (Bildu)- como el día de la marmota continuará en sus denuncias. "Cada vez que se celebre una fiesta y veamos ikurriñas y carteles de ensalzamiento a ETA", le replicó la regionalista María Caballero. Hechos, que según UPN, se han vuelto a repetir este fin de semana en las celebraciones de San Jorge y Txantrea.

Por este motivo, ayer los regionalistas llevaron una declaración a la comisión de Asuntos Ciudadanos en la que se rechazaba "la pasividad del equipo de gobierno ante la aparición en las fiestas de los barrios de pancartas y actos con alusiones políticas". Y añadían que se informara si se había incumplido la ordenanza municipal de subvenciones, que veta aquellos colectivos que impulsan actividades políticas. No salió adelante. El cuatripartito de Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e I-E apeó la propuesta con su mayoría de votos frente a los de la oposición de UPN y PSN.

Para María Caballero, la permisividad de la simbología nacionalista y cartelería de apoyo a presos etarras era de Bildu. "Pero con la complicidad interesada del resto para seguir gobernando", criticó la regionalista. Palabras que suscribió el edil socialista Eduardo Vall. "ETA se disuelve pero los 50 años de fascismo no se curan de un día para otro y se hacen presentes en las fiestas de los barrios. Y todo con el visto bueno de Bildu y el consentimiento de sus socios". El socialista volvió a retirar el ofrecimiento para hacer un pacto cívico. "Para que haya lugares de encuentro sin signos ni pancartas identitarias".

"SÓLO SI HAY DELITO"

Desde Bildu, Maider Beloki dijo que la declaración era una muestra más de la obsesión de UPN con las fiestas de los barrios. "No les gustan y cuando estaban gobernando las boicoteaban". La edil de Cultura y Educación afirmó que en ambos programas festivos no había ningún acto político. "Y con las pancartas lo que se hace es que Policía Municipal retire aquellas que constituyen delito y el resto, como siempre, se quitan con la limpieza vertical. Y que yo sepa ni la ikurriña ni las peticiones de acercamiento de los presos son constitutivas de delito".

En Geroa Bai, Mikel Armendáriz compartió argumentos con Beloki. "Las fiestas no gustan a UPN y nosotros no compartimos la visión que dan de ellas como si estuvieran llenas de carteles. Las que humillan a las víctimas se retiran. Las otras es que no les gustan, pero no son delito". Armendáriz afirmó que de los 123 actos programados en la Txantrea durante sus fiestas ninguno era político. "Y no serán tan excluyentes cuando había miles y miles de personas que no creo todos voten al cuatripartito".

Pero según María Caballero estos actos sí se realizan. "Pero no los ponen en el programa oficial para no perder las subvenciones. Ustedes no entenderían unas fiestas con banderolas a favor de UPN o de Franco, que yo también las condenaría. Claro que nos gustan las fiestas, pero no bailar o tomar algo rodeada de fotos de etarras". Y Eduardo Vall insistió en la impunidad con la que se actuaba para ensalzar a ETA. "Que lo hagan ustedes (en referencia a Bildu) se entiende, pero que lo haga el resto es una inmoralidad".

La edil de Cultura y Educación contrapuso como ejemplo de pluralidad los Civivox. "Ahora están abiertos a toda la ciudadanía, cosa que con UPN no era así". Y afirmó que el programa de actividades era el que se trabajaba conjuntamente con el Ayuntamiento, colectivos y comerciantes de los barrios. No tuvo éxito ayer el PSN al advertir al equipo de gobierno que se debería parar de momento la implantación del nuevo modelo de Atención Primaria en las Unidades de Barrios. Una petición que sólo apoyó UPN. De momento, son la Milagrosa y la Txantrea las que como experiencia piloto han adoptado este procedimiento. Según se les informó, se retrasará pero con una fecha ya fijada: hasta octubre.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE