Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Marca Navarra

Sara Nahum, siempre metida en harina

Licenciada en Comunicación Audiovisual y Máster en Radio Nacional, trabaja como redactora gastronómica en Diario de navarra. La periodista considera Navarra más moderna, más feminista y menos gris

Ampliar La periodista gastronómica Sara Nahum Sanz.
Sara Nahum Sanz, en la cocina de su casai.b
Actualizado el 03/12/2022 a las 08:40
"Esta cocina es para bailar”, dice un rótulo en la cocina de la casa de la periodista gastronómica Sara Nahum Sanz. “Aquí preparo las recetas para el periódico”, sonríe, anudándose un delantal negro con un bordado de San Fermín, mientras su hija Julia alcanza un bote de harina. Las pequeñas manos se tiñen de blanco y embadurnan el rostro de su madre. Ambas ríen. A carcajadas. “Somos la generación que cumplió 18 años en el año 2000, cuando los dos mil todavía sonaban a futuro y a cosas del espacio”. El tomavistas de la memoria comienza a proyectar imágenes. “Y lo hicimos vestidas con campanolos, plataformas bakalas, tops y aros flúor en las orejas. Con esas pintas nos montábamos en la villavesa para ir al Límite, pagando con el bonobús de cartón que se deshacía si le caía cubata. Eso cuando no nos quedábamos por lo viejo bebiendo Malibú con piña en Los Portales, el Sombrero de Copa o el Eslava”. 
Nahum trocea zanahorias, calabacines, recuerdos. Libreta y boli. A un lado una máquina de escribir antigua. “En moda todo vuelve. Todo lo demás ha desaparecido. Como lo hicieron casi todos los cines de Pamplona y la tripa lisa que lucíamos entonces, pero esa es otra historia”. Vuelve a sonreír. “Hemos conocido la primera mujer alcaldesa y la primera presidenta. Y un cambio brutal en la conciencia feminista de la sociedad que pone los pelos de punta de emoción y de orgullo”.J ulia escucha. "Nacimos cuando ETA todavía era fuerte y sus cachorros rabiosos, ignorantes y estúpidos la liaban los fines de semana quemando contenedores. Al principio éramos muy pocos quienes nos manifestábamos pidiendo la paz después de cada asesinato o secuestro, que fueron muchos en aquella época. Delante teníamos siempre un grupo de energúmenos que nos triplicaban y que nos lanzaban todo lo que pillaban (cristales, tornillos...), desquiciados por nuestras miradas firmes en silencio. La muerte de Miguel Ángel Blanco lo cambió todo. Nunca volvimos a estar solos. Y ellos ya son historia". Julia sigue salpicando las palabras con harina. "Hemos sobrevivido al laberinto de la escultura de Vicente Larrea de la Ciudadela a la que ahora no dejan subir, a un rey Baltasar pintado de negro, a vivir sin Zara y sin Corte Inglés, a todas las obras de peatonalización de Carlos III, a la coronación y despedida de Induráin, que nos situó en el mapa mundial y a que las únicas escaleras mecánicas de toda Navarra fueran la de UNZU", recuerda con una sonrisa. “Navarra es ahora mucho más moderna, menos rancia, más abierta, más feminista y menos gris. Yo gris nunca fui pero me gusta haber evolucionado con mi tierra. Y lo que queda”, avisa, guiñando un ojo a Julia.

Sara Nahum Sanz nació en Pamplona el 30 de abril de 1982. Estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad de Navarra y Máster en Radio Nacional de España. Sus padres se llaman Alfonso y Julia, su hermano Alfonso Isaac (37) y su hija Julia (6 años). En la actualidad trabaja como redactora gastronómica en Diario de Navarra.

ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora