Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

Denuncian “delincuencia a flor de piel” en la plaza Felisa Munárriz

Varios vecinos se quejan de suciedad, peleas, ‘trapicheos’ y deterioro urbano en la plaza, además de la ausencia
de patrullas de policía

Ampliar Suciedad junto a las escaleras que conectan la calle Julián Gayarre con la plaza Felisa Munárriz.
Suciedad junto a las escaleras que conectan la calle Julián Gayarre con la plaza Felisa Munárriz.IRATI AIZPURUA
Actualizado el 17/08/2022 a las 08:04
La queja llegó a este periódico desde un correo anónimo. “Soy un vecino de la plaza Felisa Munárriz, al lado de la bandera de Navarra, que costó hace dos meses 100.000 euros”, comenzaba el mensaje. El autor del correo adjuntaba imágenes de suciedad en los columpios y enumeraba otras denuncias: “Actos vandálicos en los portales de los vecinos, trapicheos de drogas y botellones con música todas las noches...”. “Un auténtico caos y una auténtica vergüenza... Delincuencia a flor de piel”, concluía el correo.
El anónimo denunciante invitaba a este periódico a recorrer la plaza y ver in situ esos presuntos problemas de seguridad y limpieza. Y este martes por la mañana, la plaza estaba tranquila, aunque quizás más sucia que otras zonas de Pamplona. En un comercio próximo, la persona que atiende desde el mostrador asegura que algunos días, la limpieza brilla por su ausencia. “A veces, han estado varios días sin que se limpie. La música está demasiado alta”, declara.
"HEMOS VISTO ALGUNA BRONCA"
Un vecino, César García López, de 54 años, se suma a la conversación. Rebaja el tono alarmista del correo recibido y habla de varios grupos de menores diferenciados. “Alguna vez hemos visto alguna bronca entre ellos. Pero la mayoría son críos”, cuenta el vecino de la plaza. En ese momento, en los bancos, hay varias cuidadoras con personas mayores de la zona.
Recorremos los soportales de la plaza, donde hay varios negocios. Las baldosas del suelo, en buen estado, contrastan con las que están fuera de los porches, muchas levantadas, algunas hechas añicos, y muchas cubiertas con cemento. “El otro día había dos niños que habían recogido dos baldosas. Sus propios padres les increparon para que las dejaran donde estaban”, continúa. Pequeñas travesuras de niños en una plaza que, durante el día, tiene gran afluencia de madres jóvenes.
Lo que ya es más serio es el presunto menudeo de drogas. “Hace un par de años sí que se veían pandillas que podían trapichear. Desde luego, ahora lo que sí hay es consumo”, observa César García.
En uno de los bancos de la plaza, muy cerca del edificio que se está construyendo junto a la calle Sangüesa, un grupo de mayores, tres mujeres y un hombre, aseguran que sí que se ven situaciones que consideran sospechosas. “Hace poco, hemos visto a un grupo de cinco chavales que intercambiaban algo. Creemos que lo hacen en el baño público”, relatan. Los vecinos de la plaza se quejan de ausencia de patrullas policiales en la plaza. “Hemos llamado a la policía varias veces, pero todo sigue igual”, denuncia el autor anónimo del correo.
Otro vecino de una calle próxima pasea a su perro en un parterre de la plaza. “Es cierto que muchas veces se oyen gritos. Por la tarde, se ponen a beber y tiran las latas al suelo. Suele haber mucha basura. Es una pena que la plaza esté así”, se queja.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE