Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pleno

NA+ se queda sola en su reprobación de Abaurrea como asistente de Bildu

El ex concejal fue condenado a 6 meses de inhabilitación de cargo público por agresión en el chupinazo de 2016

Ampliar La concejal Ana Elizalde, encargada de defender la reprobación a Abaurrea, junto al alcalde
La concejal Ana Elizalde, encargada de defender la reprobación a Abaurrea, junto al alcaldeJ.A. Goñi
Publicado el 14/01/2022 a las 06:00
Ni reprobación, ni modificación del reglamento del pleno para prohibir el nombramiento de cargos de libre designación -como el de asistente de grupo- a aquellos que hubieran sido condenados por los tribunales en ejercicio de su cargo. Esta era este jueves la pretensión del equipo de gobierno de NA+ para subrayar su malestar por la elección del ex edil de EH Bildu, Joxe Abaurrea, como asistente de su anterior grupo municipal. Una decisión tomada tras la renuncia de Abaurrea a su cargo de concejal al hacerse efectiva una sentencia judicial que le condenaba a seis meses de inhabilitación a un puesto público por agresión. El fallo indica que el ex edil mordió y pegó patadas a policías municipales y a la concejal de NA+ Carmen Alba en su intento de sacar a un balcón consistorial una ikurriña poco antes del chupinazo de 2019.
Pero el equipo de gobierno no logró ningún apoyo a su declaración. Su concejal Ana Elizalde dijo que no lo esperaba de Geroa Bai, pero sí que tenía curiosidad de ver cómo PSN se zafaba de la reprobación. Para Elizalde, en la enmienda de sustitución propuesta por los socialistas, había que mirar si la firmaba EH Bildu. “Convierten a las víctimas en verdugos, no nombra a la señora Alba, dice hechos acontecidos, sólo le ha faltado indicar que se trató de una trifulca de bar”. Y no la aceptaron, como tampoco la votación por puntos de la suya.
Desde el PSN, Maite Esporrín defendió su propuesta como “impecable” porque, dijo, sí condenaba lo sucedido, mostraba su apoyo tanto a los agentes municipales como a Carmen Alba. “Pero no hacemos un juicio paralelo”. Porque, según la portavoz socialista, bloquear el nombramiento de Abaurrea era eso, aplicar una segunda condena cuando ya había una judicial que había que acatar. Y punto. “Es que, si hacemos lo que ustedes dicen, se puede dar la paradoja de que el próximo año Abaurrea sea concejal y no se le deje ser asesor. Es demencial”.
Anticonstitucional, incluso, aventuró desde Geroa Bai Javier Leoz con el asentimiento de Esporrín. Para el concejal, lo ocurrido el 6 de julio de 2019 fue un hecho lamentable por ambas partes que ya se había zanjado en un tribunal. Y, como hiciera Esporrín, recordó que con acuerdo de los involucrados; es decir, que Carmen Alba dio el visto bueno a la condena.
LEY DE SÍMBOLOS
En su defensa del nombramiento, Joseba Asiron (EH Bildu) apeló a lo que, a su juicio, es una mala interpretación que a propósito hace NA+ sobre la ley de símbolos. “No dice en ningún caso que sea ilegal mostrar una bandera de mano, como era la que portaba el señor Abaurrea”. También dudó de la separación del poder judicial del político. “De eso se jacta su partido (a Carmen Alba, integrante del PP) en Madrid”. Y se refirió a las dietas de la CAN para replicar la falta de moralidad de su grupo por nombrar a Abaurrea como asistente municipal. “Lecciones las justas, usted señor Maya que sólo reconoció las dietas cuando las tuvo que devolver o señor Alonso con las de un tribunal de adjudicación al que ni tan siquiera asistió”. Y anunció que si en próxima legislatura vuelve a encabezar la lista de la formación abertzale, Joxe Abaurrea será el segundo .
Y justamente eso le reprochó Ana Elizalde al anterior alcalde de Pamplona, la elección de los integrantes de su candidatura. “Lo único que ha aportado ha sido una etarra y un agresor”, dijo en referencia a Amaia Izko, que tuvo que renunciar al inicio de la legislatura tras la sentencia que la condenaba por su colaboración con ETA. “En cambio, no encontrará a nadie en nuestro grupo que no responda sólo con la palabra”.
Hubo una coincidencia en NA+ y EH Bildu, pero no precisamente para acercar posturas, sino en una crítica común al actual alcalde Enrique Maya y a su antecesor, Joseba Asiron de “esconderse”. Ana Elizalde dijo en que aquel chupinazo de 2019 Asiron fue el único que no se asomó al balcón. “¿Por qué? Porque tenían ya orquestada la bronca”, comentó Elizalde, dando a entender que no se quiso salpicar al portavoz de EH Bildu. “Como tampoco sacó otras veces la ikurriña al balcón cuando era alcalde” . Finalmente, la edil de NA+ dijo que su manera de actuar se ajustaba a la definición de fascismo: “Bildu siempre justifica la violencia cuando son los suyos, como ha hecho con los hechos de la Txantrea”
Y Asiron replicó que ese día Enrique Maya se había escudado tras la Policía Municipal. “A pesar de que le dije que interviniera, pero lo único que hizo fue correr a los medios de comunicación y decir, falsamente, que le había injuriado”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE