Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona, a pie de calle

Ultreia, casi una década dando masajes a peregrinos

El centro de estética y bienestar de Mila Rández se traslada a un local más amplio y amplía sus servicios

El centro de estética y masajes Ultreia ahora se encuentra en el número 3 de la calle El Carmen de Pamplona
El centro de estética y masajes Ultreia ahora se encuentra en el número 3 de la calle El Carmen de PamplonaDN
Publicado el 07/10/2021 a las 14:21
Después de casi una década de andadura, el centro de estética y masajes Ultreia se traslada a un local más amplio sin abandonar la calle El Carmen de Pamplona, al pie del Camino de Santiago. Peregrinos y vecinos siguen siendo los principales clientes de este negocio que regenta Mila Rández. Por sus manos han pasado cientos de caminantes de todas las nacionalidades con las piernas cargadas y la espalda dolorida. “Son muy agradecidos. Llegan agotados de estas primeras etapas del Camino y les gusta que les mimen”, expresa.
Mila Rández alberga cantidad de anécdotas y vivencias de peregrinos, como aquella americana corredora de trail running que salió de San Juan de Pie de Puerto e hizo dos etapas de una tacada. “Le daban espasmos en las piernas. Ella, que estaba acostumbrada a pruebas muy duras, me dijo que era lo peor que había hecho en su vida”, recuerda. El nuevo local de Ultreia, situado en el número 3, tiene el triple de superficie, lo que le ha permitido ampliar su cartera de servicios. Para ello cuenta con Lidón Soriano, fisioterapeuta de suelo pélvico que además de pasar consulta da clases de hipopresivos y fitness para embarazadas. Ultreia también organiza clases de pilates y atención consciente de la mano de Ana Lana. En el equipo también se encuentra Yolanda Marco, que organiza sesiones de slow yoga. Entre los tratamientos que ofrece el centro se encuentran los masajes con cañas de bambú, la presoterapia, la técnica craneosacral, baños árabes y exfoliación facial, entre otros. “Sólo utilizamos y vendemos productos ecológicos y naturales”, apunta Mila.
Esta emprendedora tenía desde hace años la idea de cambiarse a un local más amplio. La bajera de enfrente llevaba tiempo a la venta. “Hace un año me encontré con el dueño y la estuve viendo. Y después fui al banco… así empezó este proyecto”, comenta Mila. Durante las obras apareció un suelo de canto rodado. Tras su estudio arqueológico se concluyó que se trataba de una cuadra del siglo XVIII, aunque sin valor artístico o histórico. La reforma del local la ha realizado Construcciones Does. “Han hecho muy buen trabajo. Han conservado las columnas de hierro del edificio. Son de una fundición que había en Pamplona”, comenta Mila. El centro cuenta también con un “precioso y amplio” patio interior. “Cuando se pase el invierno quizás le dé algún retoque y lo use para alguna actividad”, comenta.
Una vez recuperada la normalidad y en este año Jacobeo, Mila tiene sus puertas abiertas a los peregrinos. “Vienen muchos de Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Australia… son países con mucha cultura de darse masajes. Los hay de todas las edades. Una vez vino un americano de 85 años que caminaba solo. Esta muy en forma. Y en el tobillo llevaba una chapa con sus datos por si le pasaba algo”, relata.
volver arriba

Activar Notificaciones