Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona a pie de calle

Martín Iturri abrirá un nuevo restaurante en el Tres Reyes

En pocos meses, la zona del Bosquecillo va a cambiar de fisonomía y ambiente. En paralelo a las obras de reurbanización, el chef Martín Iturri va a abrir un restaurante en la antigua cafetería del Tres Reyes. Y tres hosteleros reabren el bar del quiosco

El chef Martín Iturri, junto a la cafetería del hotel Tres Reyes, que se transformará en restaurante
El chef Martín Iturri, junto a la cafetería del hotel Tres Reyes, que se transformará en restaurante©Jesús M Garzaron
Actualizado el 18/09/2021 a las 08:04
La Cuchara de Martín. Este nombre lucirá dentro de dos meses en la antigua cafetería del hotel Tres Reyes de Pamplona, actualmente en obras. En los fogones, cuchara en mano, estará Martín Iturri Huerta, veterano chef y hostelero de la Cocotte Taberna.
Martín Iturri ha llegado a un acuerdo con el hotel para gestionar durante 25 años el local, que durante la pandemia cerró al público. La antigua cafetería llevaba años sin renovarse y tenía ese toque retro. Este verano empezaron las obras. Sin tocar la estructura, se va a renovar completamente la cocina, los baños y se va a mejorar la decoración. El local tiene acceso desde la calle Navas de Tolosa y desde el interior del hotel para comodidad de sus clientes. Tendrá también terraza en el exterior.
A diferencia de proyectos anteriores, Martín Iturri va en solitario en esta nueva aventura hostelera. “Me parece un sitio espectacular de Pamplona, un lugar maravilloso, que se había quedado un poco muerto. Creo que podemos contribuir a dar vida a este pulmón verde y recuperar ese espíritu que siempre ha tenido la Taconera y el Bosquecillo”, expresa Martín Iturri.
Cuando este hostelero negoció con el hotel Tres Reyes, desconocía que el Ayuntamiento iba a reurbanizar esta zona. “Entre el Bosquecillo y nosotros podemos generar un espacio gastronómico y de ocio muy interesante. Se pueden organizar miniconciertos y otros eventos”, comenta Martín Iturri.
Este chef ya tiene una idea bastante clara de su oferta gastronómica. “Va a ser la que siempre he practicado: arroces y fideuás, también casquería y bastante marisco”. Además de los turistas y visitantes que le aporte el hotel, confía en su clientela fiel a sus platos. Martín Iturri, en principio, seguirá ligado a la Cocotte Taberna, que en enero se trasladó de la Estafeta a la calle Abejeras, al antiguo Casa Ángel. “La gente está respondiendo muy bien, tanto el servicio a domicilio y recogida en local como el comedor, que abrimos al mediodía”, señala. Martín Iturri también sigue de cerca el negocio familiar, el emblemático restaurante Beti Jai de Aoiz, que ha cumplido 80 años de vida.

Proyectos para dar vida al Bosquecillo

Este verano, grupos de turistas iniciaban su recorrido por Pamplona en la calle Bosquecillo. Admiraban la Taconera y se hacían fotos bajo el portal de San Nicolás antes de continuar su ruta hacia San Lorenzo. Nadie dirigía su mirada al otro lado, hacia el tupido bosque de castaños y plataneros. Todo esto cambiará dentro de unos meses, cuando las obras de reurbanización cambien la fisonomía del Bosquecillo y ya estén abiertos dos nuevos espacios de hostelería: La Cuchara de Martín en el hotel Tres Reyes y el bar Bosquecillo. Este verano comenzaron las obras en la cafetería del hotel para transformarlo en un restaurante que regentará el chef Martín Iturri. Espera poder abrir al público en noviembre. Por esas fechas el Ayuntamiento también espera haber licitado las obras de reurbanización de la calle Bosquecillo para eliminar el asfalto y las barreras entre la Taconera y el Bosquecillo. Ya se han hecho las catas arqueológicas, donde aparecieron esqueletos del antiguo convento de los Franciscanos en el siglo XVI.
Por otro lado, en agosto el consistorio adjudicó la gestión del bar Bosquecillo, que permanecía cerrado desde 2019. Este mes empezarán las obras de renovación del interior y exterior. Los adjudicatarios -tres hosteleros- no se dan plazos pero confían en inaugurar el espacio a principios de 2022. Estos hosteleros ya han entablado una buena relación con Martín Iturri y se muestran dispuestos a apoyarse mutuamente para revitalizar la zona con eventos culturales. En Taberna Vienés, que este verano recibió un Solete de la Guía Repsol, también han recibido con “alegría” estos nuevos proyectos hosteleros y las obras de reurbanización. “Estamos muy solos. A partir de octubre esto se queda muy vacío. A ver si entre todos damos ambiente”, expresa Maite Azanza Moreno, que recuerda que antes de la pandemia también organizaba música en directo junto al ejemplar de sófora japónica.

El reto de iluminar un rincón frondoso

Jorge García y Javier Arriazu,  hosteleros que van a tomar las riendas del bar Bosquecillo
Jorge García y Javier Arriazu, hosteleros que van a tomar las riendas del bar Bosquecillo©Jesús M Garzaron
Grafittis, desconchones, instalaciones obsoletas y hasta dos pequeños árboles que crecen en el tejado. Los nuevos adjudicatarios del bar Bosquecillo tienen trabajo por delante para que este local vuelva a tener el esplendor de otras épocas. Van a reformar la cocina y los aseos, sanear cubiertas y paredes y decorar el interior. Confían en abrir a principios de 2022.
Los hosteleros Javier Arriazu Prieto y Jorge García Villar y la interiorista Leire Zabala Benito son los tres emprendedores que van a dar luz y vida al bar del Bosquecillo. El Ayuntamiento les adjudicó la concesión para la gestión y explotación del local hasta 2036. “Dedicamos mucho tiempo a elaborar la propuesta que presentamos al Ayuntamiento”, comentan. Han detallado su oferta gastronómica, con predominio de la comida sana y local. Y se han comprometido a programar actividades culturales, de música, poesía, monólogos...
Javier Arriazu, de 37 años, lleva muchos años pasando por delante del Bosquecillo cuando va de casa al trabajo. “Es un sitio que tenía en la cabeza. Me llamaba siempre la atención que llevara tanto tiempo cerrado, en un sitio privilegiado”, comenta Arriazu, que lleva 17 años en el sector.
Jorge García, de 35 años, lleva desde los 19 trabajando en la hostelería y negocios afines. Ahora es el encargado del bar Medialuna, otro de los espacios municipales en concesión administrativa. “Los clientes de la Medialuna comentan que este parque también estaba algo desangelado hace unos años y que los nuevos gestores han sabido darle una vuelta”, señala García, que recuerda que antes de la pandemia organizaban conciertos y otros eventos.
Leire Zabala, de 42 años, dirige el estudio Apotheke de decoración e iluminación -diseña cajas de luz-, en la calle Descalzos. Va a ser la encargada del diseño del local, la imagen corporativa y las redes sociales. “Estamos en contacto con Urbanismo del Ayuntamiento para conocer el proyecto de reurbanización y hacer algo acorde. Un reto va a ser la iluminación, pues es una zona frondosa. Intentaremos ganar en calidez con el mobiliario y las lámparas”, explica Zabala, que añade que en su juventud también metió muchas horas detrás de la barra.
volver arriba

Activar Notificaciones