Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Renovación

Kilómetros de tuberías nuevas para garantizar la conducción de agua de Pamplona y Comarca

Tras un análisis de riesgos, Mancomunidad prioriza en Pamplona los barrios de más de 50 años con redes de uralita

En la Rochapea llevan siete meses de obras para renovar redes de abastecimiento y saneamiento en varias calles de la margen derecha del río ArgA
En la Rochapea llevan siete meses de obras para renovar redes de abastecimiento y saneamiento en varias calles de la margen derecha del río ArgAEduardo Buxens
Publicado el 12/09/2021 a las 06:00
La red de abastecimiento de agua de Pamplona y la Comarca es de larga exactamente como un viaje a Cádiz: 1.035 kilómetros de tuberías en el subsuelo que dibujan un trazado similar al de una tela de araña con cientos de enlaces para que el suministro llegue a cada grifo en un entorno de más de 360.000 habitantes. Igual que las carreteras, las conducciones envejecen y la Mancomunidad, responsable del servicio, debe renovarlas. Elabora con este fin un análisis de riesgos, con distintos parámetros y señala las zonas prioritarias, en base a un mapa que subdivide la Comarca en 638 puntos.
El último estudio les dijo claro que las áreas de Pamplona con más de 50 años, barrios construidos en los sesenta y setenta, con tuberías de fribrocemento y colectores unitarios, son las primeras de la lista. Con esta premisa, dentro de un plan cuatrienal que arrancó en 2019, llevan a cabo la renovación paulatina de cientos de kilómetros. La principal obra este año ha puesto patas arriba varias calles de la Rochapea. Llevan siete meses de trabajo y concluirán a finales de este mes, con 1.040 metros de tuberías de agua y 3.010 de pluviales y fecales renovados. Se centran en la margen derecha del río Arga, en varias vías del entorno del puente de las Oblatas.
Y a finales de este año o inicio de 2022 comenzarán en tres calles de la Milagrosa: Manuel de Falla, Río Urrobi y Río Irati, para cambiar 865 metros de redes de agua y 2.388 de saneamiento.
Juan Ramón Ilarregui, director de Planificación e Infraestructuras de la Mancomunidad, y Alfonso Amorena, gerente de la entidad, subrayan la complejidad de estas obras, situadas en entornos urbanos. Tanto como su necesidad. Ambos coinciden en que la red de Pamplona precisa de una puesta a punto, acompañada de cirugía fina, sobre todo en los tramos donde las tuberías son de fibrocemento, uralita, material que en su manipulación puede resultar tóxico. Son casi 90 kilómetros en total. Por este motivo retirarlo requiere de la intervención de equipos autorizados. “Las tuberías con este material quedan enterradas, porque esto no supone ningún peligro y resulta más efectivo, pero en los ramales donde hay conexiones es necesario cortarlo y retirarlo y para ello viene, en esta obra en concreto, una empresa de Vizcaya contratada por la adjudicataria, que luego lleva los restos al vertedero autorizado que hay en las antiguas minas de Lemoa”, detalla Amorena.
La inversiones en renovación de redes de abastecimiento va acompañada de la de pluviales y fecales, y en este caso priorizan separar los colectores que durante años han sido únicos. Esta red es todavía más extensa, suma 1.293 kilómetros y 190 de colectores unitarios.
En conjunto, la inversión en renovación de redes ronda los cinco millones de euros al año y, aunque no se trate de proyectos vistosos de los que ocupan titulares, se antojan imprescindibles para mantener las condiciones de calidad del servicio. Y es un porcentaje importante, prácticamente un 25% en el presupuesto total de este área en la Mancomunidad. En dar forma a todo el engranaje del denominado Eje Estratégico de Servicios Sostenibles para la ciudadanía, trabaja un equipo de unas 20 personas.

Las obras se ejecutan más rápido, pero la burocracia crece

Las redes de abastecimiento y saneamiento de Pamplona se quedan obsoletas, y la situación es menos evidente en zonas rurales. En la Mancomunidad entienden que es así porque los ayuntamientos de Pamplona de los años 80 y primeros 90 no invirtieron en calles en los planes cuatrienales o trienales, y fijaron prioridades en otras infraestructuras, en pleno desarrollo urbanístico de distintos barrios.
Y la Mancomunidad ejecuta los proyectos de renovación en base a los de reurbanización y la pavimentación, que depende de los ayuntamientos. De este modo, explican, no es necesario levantar el suelo dos veces, con lo que esto supone en zonas urbanas. “No es lo mismo renovar la conducción o llevar el agua a Goñi, por poner un ejemplo, donde te puede nevar o salir roca, pero la incidencia para los ciudadanos es menor”, sostiene Alfonso Amorena.
Por otro lado, tanto Amorena como Ilarregui reparan en que el tiempo para desarrollar un proyecto, cualquier obra a pie de calle, se ha alargado mucho en los últimos años debido a la suma de trámites burocráticos. “Una tramitación de dos años para una ejecución de seis o diez meses”, resume Amorena que hace no tantos años sucedía al revés: “La obra tardaba casi dos años con los medios que entonces había y la tramitación eran tres llamadas”, precisa que el crecimiento del aparataje burocrático se debe a los numerosos y preceptivos permisos de distintas instituciones, departamentos... desde la Confederación Hidrográfica del Ebro, hasta Medio Ambiente, Patrimonio, Príncipe de Viana... Y en estos casos, apuntan, la tramitación es aún más complicada en entornos rurales de la Comarca que en urbanos.

OBRAS ENTRE 2019 y 2022

​Prioridad

En abastecimiento la marcan las incidencias en el taller entre 1990 y 2017; el agua no registrada, es decir, la que no coincide con lo que marcan los caudalímetros y lo que se factura; la antigüedad y material de las tuberías y el diámetro y la presión a la que está sometida

En saneamiento: las incidencias, la tipología (fecal y unitaria) y el diámetro, antigüedad y material.


Actuaciones

En 2019 Red de saneamiento de pluviales en calle Miluze de Pamplona; renovación abastecimiento en travesía calle A de Landaben; renovación de redes en avenida Comercial de Barañáin; renovación de red de saneamiento en avenida de Pamplona de Barañáin; red de saneamiento y pluviales en la calle La Asunción de Burlada; redes en calle El Salvador de Pamplona; acondicionamiento colectores de pluviales en avenida de Navarra de Pamplona; redes en plaza de los Tilos de Barañáin; red de abastecimiento en calle Lerín de Ansoáin; redes de saneamiento en avenida de Pamplona de Mutilva; colector de pluviales en avenida de Guipúzcoa de Pamplona; renovación colector fecales en Errekaxar de Esparza de Galar; abastecimiento en Navas de Tolosa de Pamplona; renovación saneamiento en calle San Miguel y redes en calle Mayor de Belascoáin; renovación redes en calle Arrigorria de Arraiza.


En 2020


Renovación redes en calles Etxarri Aranatz y Milagro y en Echavacoiz en Pamplona; en calle San Juan y Mokarte de Burlada y en tubería en avenida de Zaragoza, zona de Cordovilla.


En 2021

Renovación de redes en la Rochapea, margen derecha del Arga (en ejecución); renovación de colector saneamiento en avenida Belascoáin de Zizur Mayor; renovación de redes en Elcano (fase 1).


Para 2022

Renovación redes de abastecimiento y saneamiento en la Milagrosa, calles Manuel de Falla, Río Irati y Río Urrobi; renovación de redes en paseo de Sarasate; en colonia San Miguel de la Txantrea, ambas en proceso de licitación; redes en Elcano (fase 2), redes en el polígono El Soto de Aizoáin y redes en la avenida de Pamplona de Barañáin (fase 2).

volver arriba

Activar Notificaciones