Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Proyectos

¿Qué pasa en Labrit?

Es uno de los proyectos más complejos para el consistorio. El desarrollo del carril bici de Labrit implica tratar de reconducir el flujo de coches; una tarea para nada sencilla

Varios vehículos y un ciclista circulan por la Cuesta de Labrit de Pamplona.
Varios vehículos y un ciclista circulan por la Cuesta de Labrit de Pamplona.Archivo
Publicado el 18/07/2021 a las 09:26
Deseado y polémico. Ahora que los brotes por coronavirus vuelven a copar titulares, parece que el resto de asuntos quedan de nuevo a la espera de que la situación mejore. Y es así. Como también lo es que la mayoría de los ciudadanos tiene la vista puesta en las vacaciones, a medio caballo entre piscina, playa y paseos por el monte.
Por ello, quizá también sea momento de echar la vista atrás y mirar hacia dónde caminan algunos de los proyectos más potentes planteados por el Ayuntamiento de Pamplona. Es el caso de la Cuesta de Labrit. Ver qué ocurre en ese carril bici que por fin conectará el barrio de la Txantrea con el centro de la capital. Un vial que lleva años sobre la mesa de la administración y en boca de los amantes de las dos ruedas. Con la presión inherente, es el concejal Fermín Alonso quien maneja las riendas de una de las iniciativas más complejas.
Según un informe que ya manejan en el área de Movilidad, tras la calibración del modelo para la ciudad de Pamplona, los técnicos analizaron el impacto que tendría en los tráficos reducir la capacidad derivada al eliminar uno de los dos carriles de subida en la Cuesta de Labrit para acomodar un nuevo carril bici.
CAPACIDADES
¿Y qué pasaría? Dice el documento municipal que la supresión de un carril reduce la capacidad de la vía (obviamente), pero que no afecta al nivel de servicio de la cuesta, dado que el tráfico existente ‘cabe’ en un solo carril. Observando pormenores, puede afirmarse que las intensidades de tráfico en las distintas puntas horarias no llegan a superar los 1.500 ó 1.700 vehículos/hora que puede soportar un carril de esta tipología (valores de capacidad usualmente utilizados por el Highway Capacity Manual).
“Es decir, el tráfico existente en la subida prácticamente tiene suficiente con un carril de circulación y apenas se notaría congestión a lo largo del desarrollo de la cuesta por perder uno de los dos existentes”, certifican.
SÍ PERO NO
Sin embargo, la eliminación de un carril de circulación en la zona semaforizada, junto a la Plaza de Toros y el frontón, sí provocaría congestión. Afirman los expertos que la capacidad de tráfico ante el semáforo se ve reducida a niveles inferiores a la demanda existente; lo que llevaría aparejada una serie de demoras en los semáforos que disuaden el tráfico de subida, con un descenso de aproximadamente de 2.600 vehículos por día. Son coches que prefieren otras rutas y se trasladan, principalmente, a la subida por Cuesta de la Reina y la avenida Baja Navarra.
Este efecto de disuasión de tráficos que modifican su recorrido se produce por la congestión que se genera en los semáforos junto al frontón. “Hay una demora de varios minutos en el viaje de los usuarios”, recalca el texto. Por ello, los conductores optan por otras rutas que, aun siendo más largas, les son más rápidas.
Pero a pesar de que 2.600 vehículos modifican su recorrido, el tráfico que permanece en Labrit sufrirá una demora de 4 ó 5 minutos extras sobre sus tiempos de viaje actuales. Estos usuarios permanecen accediendo por Labrit porque, o no tienen ruta alternativa dado que su destino es el entorno cercano; o la ruta alternativa (más larga) provoca un aumento de tiempo de viaje similar y no les compensa la alternativa.
volver arriba

Activar Notificaciones