Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Pandemia

El martes pudo con la libertad

Pamplona apenas notó a las once de la noche que ya no hay toque de queda

Sólo un puñado de valientes desafió a los meses de inercia en las terrazas de Plaza del Castillo y Yamaguchi

Poca gente en las terrazas de Pamplona a partir de las 23.00 horas de este martes, 11 de mayo, cuando el toque de queda ha sido levantado por el TSJN tras levantarse el estado de alarmaa
Fotos de las terrazas de Pamplona tras el fin del toque de queda
Fotos de las terrazas de Pamplona tras el fin del toque de queda 13 Fotos
Fotos de las terrazas de Pamplona tras el fin del toque de queda
Poca gente en las terrazas de Pamplona a partir de las 23.00 horas de este martes, 11 de mayo, cuando el toque de queda ha sido levantado por el TSJN tras levantarse el estado de alarmaa
Jesús Caso
Actualizada 12/05/2021 a las 00:39

Pamplona no es Madrid, la Plaza del Castillo no es la Plaza del Sol y un martes no es un sábado. El fin del toque de queda a las once de la noche de este 11 de mayo no tuvo en la capital navarra nada que ver con lo sucedido en otras partes del país. “Esta siendo una noche muy tranquila, no hemos tenido ninguna incidencia, sólo llamadas para preguntar si ya no estaba vigente el toque de queda y hasta qué hora puede abrir la hostelería. Es cierto que se advierte algo más de tráfico que otros días”, resumían desde Policía Municipal de Pamplona poco antes de la media noche.

ESTAFETA Y SAN NICOLÁS

Los exámenes también ayudaron a que las calles del Casco Viejo de Pamplona se fueran quedando vacías antes incluso de las once de la noche. En la Cervecería de la Estafeta un grupo de universitarios son los últimos en pagar la cuenta y retirarse. “Es época de exámenes”, dice uno. Lo cierto es que los diez grados de temperatura y la calle desangelada tampoco invitaban a más.

La hostelería espera al juevincho y al fin de semana para retomar el pulso a la noche. “Hoy es martes”, explica el encargado del bar El Tinglado mientras echa la persiana de su establecimiento en una calle San Nicolás vacía. En la Plaza del Castillo, algunos puñados de valientes desafian a la noche en las terrazas que aún permanecen abiertas. Mientras, en las cercanas terrazas de la Plaza de Toros solo aparecen ocupadas dos mesas con ocho personas que se esfuerzan en estirar la noche.

En la zona universitaria, los camareros siguen sacando platos de las cocinas a las terrazas en Yamaguchi. “Hoy no tenemos la presión de otros días para dejar de servir”, explica bandeja en mano uno de los camareros. Tampoco tiene pinta de que las cenas vayan a prolongarse demasiado tiempo. Poco minutos antes de las diez de la noche se levanta un grupo de chicas que ocupaban dos mesas. Han guardado las distancias y usado las mascarillas cuando no consumían. En su caso, el toque de queda se lo impone la residencia. “Tenemos que estar para las diez de la noche de vuelta, pero hemos disfrutado de este rato de más en la terraza”, dice una de ellas. No muy lejos, otro grupo de doce chicas han juntado disimuladamente sus mesas y cantan sin mascarillas. En los soportales, un joven veinteañero camina con una bolsa de la que sale el inconfundible sonido de los cascos de las botellas al golpearse entre sí. Toca un timbre y le abren. Hoy no habrá prisa por salir. Que la libertad y la sensatez continúen.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Más información
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE