Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

Los barrios más pobres de Pamplona son también los de más mortalidad

Un estudio relaciona la falta de recursos con un exceso de fallecimientos en zonas de San Jorge, Txantrea o Rochapea

Vista aérea de viviendas en Pamplona, con el estadio Larrabide en el centro.
Vista aérea de viviendas en Pamplona, con el estadio Larrabide en el centro.
Publicado el 21/02/2021 a las 06:00
Un detallado estudio de la mortalidad en 26 ciudades de España, Pamplona entre ellas, confirma un hecho fácil de intuir pero más complejo de probar: que en los barrios con peores condiciones socioeconómicas el riesgo de muerte crece. En la capital navarra, por ejemplo, el nivel de riqueza se nota con claridad en las enfermedades pulmonares crónicas o en las hepáticas sufridas por hombres: en barrios con menos renta como San Jorge, Buztintxuri, partes de la Rochapea y la Txantrea, o el grupo Urdanoz, el riesgo por morir de una de estas dolencias es mayor que en otras zonas de la ciudad. Es más, el estudio lo atribuye en buena parte a lo que denomina un mayor índice de privación. Es decir, a las peores condiciones de vida.
El estudio es el denominado Atlas de Mortalidad del Proyecto Medea 3, una iniciativa de la fundación valenciana Fisabio que financia el Instituto de Salud Carlos III. Estudia cómo cambia la mortalidad en 26 de las principales ciudades de España. Basándose en los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística, el estudio analiza lo que llaman el exceso de riesgo de mortalidad en todas las secciones censales de la ciudad, la misma división que se aplica en las elecciones. Ese índice se calcula comparando las muertes que ha causado una enfermedad en esa zona con las se podían esperar dada la población y la distribución de edad en esos barrios. El estudio, que analiza los fallecimientos causado por una quincena larga de enfermedades en un periodo que va de 1996 a 2015, no se queda en mostrar las diferencias por barrios. También estudia la evolución de esas mortalidades a lo largo del tiempo, y en qué medida un mayor riesgo de muerte por esas enfermedades se puede atribuir al denominado índice de privación, que refleja la carencia de recursos y se basa en el Censo de Población y Viviendas. El Atlas, que se puede consultar por Internet, permite combinar las distintas enfermedades y ver de manera gráfica qué zonas de la ciudad están más afectadas. En diariodenavarra.es se puede encontrar un enlace para acceder a la aplicación y los distintos mapas.
PRIVACIÓN Y SALUD
En una ciudad como Pamplona el Atlas permite consultar un número muy alto de variables, de las que algunas llaman la atención a primera vista. Por ejemplo, se ve con claridad que en hombres hay un exceso de riesgo de muerte por cáncer de pulmón en la zona del grupo Urdánoz, por diabetes en zonas del Casco Viejo o la Txantrea, o por cardiopatía isquémica en la zona de San Pedro, en la Rochapea. En mujeres, el fenómeno se da con el cáncer colorrectal o con las enfermedades cerebrovasculares en San Jorge.
El estudio, en todo caso, va más allá y define en qué medida esos excesos de mortalidad se pueden atribuir a unas condiciones socioeconómicas peores. Pues bien, en los barrios del norte y zonas como el grupo Urdánoz o la Milagrosa, el estudio atribuye a la privación los mayores riesgos que tienen los hombres de morir por EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), enfermedades hepáticas, o sida. En cambio, también relaciona la privación de esas zonas con un menor riesgo de morir por un cáncer hematológico (de sangre o del sistema linfático). En el caso de las mujeres en esas mismas zonas, algunas conclusiones se repiten (en el caso de la EPOC o enfermedades hepáticas) y otras cambian. En ellas, la privación afecta directamente al exceso de riesgo de sufrir un cáncer de estómago o de diabetes mellitus. Curiosamente, el estudio indica que en mujeres la privación incide ligeramente para bien en el riesgo de sufrir un cáncer de pulmón, cuando en ellos la conclusión era la contraria.
Finalmente, si se toman los mapas que miden la evolución de la mortalidad a lo largo de los años, y que utilizan el llamado Incremento Temporal del Riesgo, parece que son los barrios del este y del oeste de Pamplona en donde ha crecido más el riesgo de morir por determinadas enfermedades, aunque todavía sea menor que en las zonas del norte. Por poner un ejemplo, en cáncer de mama ese exceso de riesgo ha ido bajando en la Rochapea, Txantrea y Milagrosa y ha crecido en Mendillorri, el Ensanche y la zona de Mendebaldea.
Los barrios más pobres de Pamplona son también los de más mortalidad

volver arriba

Activar Notificaciones