Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Burlada

Paseos para sacar a la tercera edad de Burlada de su autoconfinamiento

Desde Servicios Sociales se ha ofertado esta actividad para hacer deporte y socializar. También se han organizado clases de gimnasia al aire libre con el mismo objetivo de minimizar la reclusión

Usuarios integrantes del grupo de paseo, ayer iniciando la actividad desde la plaza Parrita de Burlada.
Usuarios integrantes del grupo de paseo, ayer iniciando la actividad desde la plaza Parrita de Burlada.
Actualizada 04/08/2020 a las 06:00

La imposibilidad de garantizar las distancias de seguridad entre los usuarios ha provocado que el área de Servicios Sociales de Burlada que preside la edil Mariluz Moraza (Navarra Suma) no se plantee la apertura del centro de mayores ubicado en la plaza de Parrita ni la jubiloteca situada en la calle Landazábal para dar un respiro a las 15 familias que cuidan de personas de la tercera edad en situación de dependencia.


La consecuencia a esta medida es que se han quedado sin una parte importante de su ocio el centenar de usuarios que participaba en actividades como talleres de historia, arte y lectura; estimulación cognitiva; estiramientos y relajación; movimiento y expresión; baile terapéutico y dominical; canto o euskera... Y avisan: “En principio no tenemos previsto abrir el centro próximamente ya que en algunas de estas propuestas con más participación, como el juego de cartas, es prácticamente imposible garantizar la distancia de seguridad y desinfectar el material, ya que se comparte continuamente”.


¿Qué hacer? Y más cuando las personas de la tercera edad demandaban al área municipal algún tipo de actividad que les permitiera salir, socializar y moverse para evitar el autoconfinamiento ante la falta de ocio. “En respuesta a esta demanda y en consonancia con la Estrategia de Envejecimiento Activo y Saludable del Gobierno de Navarra, hemos organizado un par de actividades al aire libre para este verano”, apunta Servicios Sociales sobre su propuesta gratuita de gimnasia los martes y jueves y paseos los lunes y viernes.


30 USUARIOS


Debido a la pandemia, ha sido necesario limitar el número de participantes, que se ha dejado en 20 para gimnasia y 10 para los paseos y de las que ya no quedan plazas. Los usuarios, que comenzaron el pasado 20 de julio y acabarán a finales de septiembre, están supervisados por una profesional. Sí hay una tercera oferta, desvela Mariluz Moraza, otro grupo de paseo que funciona a través del WhatsApp creado por el área municipal para poner en contacto a los participantes.


“Estamos orgullosos de esta iniciativa, y más cuando vemos ahora que ayuntamientos cercanos como Pamplona están organizando actividades similares”, señala Moraza. La concejal destaca la labor que, desde el inicio del confinamiento y siguiendo con las desescaladas hasta la ‘nueva normalidad’, han tenido los técnicos de Servicios Sociales. Informa que fue necesario la reorganización de las funciones del área (educadoras y equipos de incorporación socio laboral) para atender todas las citas de forma telefónica. “Y se pudo hacer y en poco tiempo”.


Además, se ha mantenido el Servicio de Atención a Domicilio y, a través del Programa Respira, se hizo un seguimiento a los mayores de 65 años con algún tipo de dependencia o discapacidad. De forma habitual, unas 100 personas recibían una llamada de teléfono desde Servicios Sociales.


Comunicación telefónica que también se hizo -en este caso una vez a la semana- con las 12 residentes de los pisos tutelados. Y se colaboró con el centro de salud de Atención Primaria de Burlada, que tenía sus propio listado sobre personas de la tercera edad que podían estar en una situación más vulnerable y con las que también se hablaba por teléfono de forma habitual. “Y no sólo se limitó a una campaña de seguimiento; se cubrieron las necesidades de hacer la compra, facilitar la comida o adquirir medicamentos”, enumera la edil responsable de Servicios Sociales.


Mariluz Moraza subraya además la coordinación que hubo entre diferentes organismos y entidades de Burlada como Cáritas, Cruz Roja o una red de voluntarios de casi 70 personas organizadas a través de un grupo de WhatsApp, que también ejercieron labores asistenciales. “Una colaboración con el área, a la que también se unieron Policía Municipal, Diversidad y Educación, que junto al centro de salud, permitió la detección de problemas para así dar la mejor solución”.

 

Una cuenta corriente para ayudas a los vecinos
 

 

También Servicios Sociales ha sido el gestor de una cuenta corriente creada para recibir donaciones de vecinos de cara a ayudar a personas a las que la crisis del coronavirus ha dejado en una situación precaria. De hecho, la edil del área municipal, Mariluz Moraza, señala que una de las cuestiones que más se ha repetido ante los técnicos es paliar las dificultades económicas motivadas por falta de trabajo o por ERTEs. A la problemática de familias que se han quedado sin ingresos, Moraza también añade las dificultades de convivencia agravadas por el confinamiento, situaciones de hacinamiento y, reconoce, otras de difícil gestión por el empeoramiento en la salud mental de las personas confinadas.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE