Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

MARCA NAVARRA

Desirée Morales: Medicina en vena

Pasó de estudiar sola a hacerlo con sus hijos. “En Medicina hay que estar siempre al día” ¿Vocación? Toda. Siempre en Navarra, su tierra.

Ampliar Desirée Morales Senosiáin, pediatra oncóloga en el Hospital Universitario de Navarra (HUN)
Desirée Morales Senosiáin, pediatra oncóloga en el Hospital Universitario de Navarra (HUN)Eduardo Buxens
Actualizado el 03/12/2022 a las 06:00
"Mamá ¿Tienes que seguir estudiando?”. Desirée Morales Senosiáin despliega sus libros mientras su hija hace la tarea. A la pequeña le extraña que su madre siga hincando codos. “Hay que estar al día y estudiar mucho”, explica esta médica navarra que lleva la profesión ‘en vena’. “En 40 años ha cambiado la sociedad y la forma de hacer medicina”. Terapias, diagnósticos... Todo avanza hacia una medicina más personalizada. Y añade la incorporación de la mujer a este ámbito laboral y la relación con el paciente. Antes era más “paternalista”. “Ahora el paciente está en el centro del proceso y es más protagonista”. El momento actual en medicina es “apasionante”, afirma esta pediatra-oncóloga que ha desempeñado toda su carrera en Navarra. “Se ejerce una buena medicina. Los profesionales están muy preparados, comprometidos con la atención al paciente y con un alto nivel de especialización. No se escatiman medios, ni tiempo para un diagnóstico certero”. A la vez se está avanzando mucho en investigación. Centros como Navarrabiomed, Cima o las universidades son motores muy potentes, añade. Aunque para hacer docencia e investigación hace falta tiempo y dinero. “Salva vidas y eso no se puede parar”. Al final, se trata de curar pero también de conseguir una buena calidad de vida.
En medio de este avance, la pandemia ha dejado huella. “Hemos salido agotados, saturados y no trabajamos como nos gustaría porque tenemos mucha carga asistencial”, afirma. Con todo, le encanta Navarra. “Vivimos bien y tenemos una buena sanidad pero hay que seguir invirtiendo, también en el bienestar, tanto físico como emocional, de las personas que trabajan en sanidad”. El futuro cambiará por la telemedicina “pero no se debería perder la relación humana con el paciente”. “No nos podemos quedar atrás. Como sociedad, debemos estar orgullosos de los profesionales, que sujetan el sistema, y proteger la sanidad”.

DNI

​Desirée Morales Senosiáin nació en Pamplona, en el mismo hospital donde ahora trabaja, un 30 de enero de 1982. Hija de José e Isabel, está casada con Javier Uribarri y tiene tres hijos: Martín, Julia y Leire, de 12, 11 y 9 años. Doctora en Medicina por la Universidad de Navarra, centro donde estudió la carrera, se especializó en Pediatría en Virgen del Camino y tiene un máster en Oncología Infantil. Tras desempeñar su labor como pediatra en Atención Primaria, en el centro de salud de Noáin, y en las urgencias extrahospitalarias de San Martín, consiguió plaza en el Complejo Hospitalario de Navarra. Desde hace dos años trabaja en la Unidad de Oncología Pediátrica del HUN.

ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora