Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Noticia patrocinada Enlace

Gorraiz, la más pura exquisitez

El vínculo y la confianza que se crea entre los novios y el Castillo de Gorraiz es uno de los distintivos del establecimiento, donde los contrayentes podrán celebrar exactamente la boda que quieren con la garantía de que el espacio, el servicio y la gastronomía serán impecables

Ampliar Gorraiz
El flamante Castillo de Gorraiz, un referente de las bodas en NavarraCEDIDA
Actualizado el 23/10/2022 a las 09:52
El trato cercano y la relación de confianza con los contrayentes es uno de los sellos característicos del Castillo de Gorraiz que lo convierten en el candidato perfecto para celebrar la boda deseada. “En un mundo muy dominado por las redes sociales, el whatsapp y las relaciones online, nosotros seguimos apostando por el contacto personal. Nos gusta que los novios vengan para conocer el sitio donde quieren celebrar ese día tan importante y que se cree un vínculo entre la pareja y el establecimiento”, explica Ricardo Jaso, maitre del Castillo de Gorraiz. “Para nosotros es muy importante la cercanía con la pareja, la flexibilidad, estar ahí para ellos las 24 horas; que no se le abandone en ningún momento desde que vienen por primera vez hasta la fecha de la boda y que siempre estén atendidos por la misma persona de confianza que les recibió el primer día”, explica.
Todo ello, en un marco privilegiado, dominado por el imponente Castillo y su entorno, que además incorpora ahora nuevos jardines exteriores, para poder celebrar aperitivos más espectaculares si cabe. El interior, por su parte, también se renovó enteramente en 2019. “Llevamos a cabo una reforma integral de los salones, incluyendo la iluminación, el sonido, la decoración…”, detalla Ricardo. El resultado: un enclave excepcional, emblemático. “Si pudiéramos resumir en una palabra qué es Gorraiz, esa sería exquisitez; la exquisitez del sitio, del personal, de la comida...”, asegura.
Gorraiz salon
El salon Egüés, objeto de una reforma integralCEDIDA
En este sentido, la oferta gastronómica se alza como otros importantes reclamos del establecimiento. “Es un referente desde los orígenes de Ventas de UIlzama, que es de donde procede. Una empresa de referencia, con una experiencia y una trayectoria muy significativas, que apuesta por los productos de la tierra y de temporada. Una cocina en constante innovación, que mantiene, sin embargo, su esencia tradicional”, subraya.
Otro de los sellos distintivos de Gorraiz es que cuenta con un servicio “impecable”. “Dedicamos todos nuestros esfuerzos a que todo fluya como un reloj”, asegura. “De ahí que los camareros y camareras, un equipo exclusivo formado por nosotros, trabaje siempre de forma sincronizada, cumpliendo perfectamente los tiempos”, indica Ricardo. Una profesionalidad que, destaca, también lleva implícito un cuidado exquisito por la imagen. “Yo siempre digo: si cuando cuando vamos a una fiesta nos preparamos de forma acorde, el personal debe hacer lo propio; estar en consonancia con la fiesta que se celebra”, apunta.
Objetivo: que cada boda sea única
Cuando llegan los contrayentes a Gorraiz, se les ofrece un paquete de boda “al que se le puede añadir lo que ellos quieran”, explica Ricardo. E insiste: “Todo se puede personalizar a su gusto. Lo importante es que la boda esté hecha al estilo de los protagonistas, que lleve su sello. Nuestra aspiración no es que se pronuncie la frase Qué bonita la boda en el Palacio de Gorraiz, sino Qué bonita la boda -de las personas que sean-, en el Palacio de Gorraiz”.
E incide: “Nosotros aconsejamos y guiamos a los novios en todo momento, pero la última palabra siempre la tienen ellos. Por nuestra parte, siempre pensamos en el bien de la boda -en los novios y en los invitados-, porque queremos que ese día se recuerde como una experiencia memorable”.
“Tenemos clarísimo es que las bodas son una experiencia única y una de las más importantes en la vida de esas personas, por lo tanto, todo tiene que salir perfecto”, remarca Ricardo. “Cuando nos estamos preparando para la celebración, la consigna es que no vale un 9,9; el resultado tiene que ser un 10”, asegura. Y confiesa que todavía se pone “nervioso” cada vez que toca organizar una nueva boda porque, si bien Gorraiz atesora 25 años de experiencia en este tipo de celebraciones, esa boda, en concreto, no la ha “hecho nunca”. Y esos nervios, sin duda, son una buena señal”, concluye.
Gorraiz invitados
Nuevos jardines exteriores para que los invitados disfruten del aperitivoCEDIDA
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora