Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Educación

PGLA: 50 años del ‘erasmus’ latinoamericano en la Universidad de Navarra

El Programa de Graduados Latinoamericanos de la UN celebra sus bodas de oro y 70 exalumnos han vuelto a Navarra para disertar sobre el futuro del periodismo

Ampliar Los participantes en el 50 aniversario del PGLA posan en el hall de rectorado de la Universidad de Navarra
Los participantes en el 50 aniversario del PGLA posan en el hall de rectorado de la Universidad de NavarraEDUARDO BUXENS
Publicado el 15/10/2022 a las 06:00
Quince años antes de que naciera el programa Erasmus, el encargado de mover internacionalmente a más de cinco millones de universitarios europeos, la Universidad de Navarra puso en marcha su propio programa de intercambio. Y no miró a Europa, sino a Latinoamérica. En 1972 llegaron a Pamplona 15 periodistas licenciados para completar su formación y contribuir a la consolidación de las incipientes democracias en sus países de origen. Duró 18 años y, de forma ininterrumpida, el espíritu de la UN se insufló en el corazón de unos 400 profesionales de la comunicación. Ahora, cerca de un centenar de ellos han regresado a Navarra para conmemorar los 50 años del nacimiento del Programa para Graduados Latinoamericanos. El PGLA. Muchos son hoy auténticas referencias de la comunicación en sus países: directores de periódicos y radios, fundadores de televisiones, exrectores de universidades o estrellas del marketing internacional. Sin embargo, durante tres días se han vuelto a sentar en las aulas de su alma mater para celebrar aquella experiencia pionera y disertar sobre el futuro de la comunicación.
Financiado por los obispos alemanes a través de la fundación Aktion Adveniat de Ayuda al Desarrollo y organizado por la Facultad de Comunicación, el PGLA se impartía de enero a junio cada año. En ese tiempo los participantes asistían a clases, realizaban un trabajo de investigación aplicada, conocían los principales medios de comunicación y las tendencias del mundo informativo a nivel mundial. Y no era nada fácil acceder a él. Su último director, el profesor Paco Gómez Antón, fallecido en 2015, dedicaba todos sus veranos a examinar con lupa los currículums de los periodistas que vendrían a la universidad el siguiente curso antes de seleccionar a los 25 afortunados. Para él, junto José Tallón, Carlos Soria, Ángel Faus, Pedro Lozano, Esteban López-Escobar, Alfonso Nieto y Luka Brajnovic fueron los recordatorios y agradecimientos de los trasladados hasta Pamplona.
En total han sido más de 70 antiguos alumnos procedentes de 13 países de América central y del Sur, así como más de una veintena de acompañantes.
Jhon Müller, Pablo Zubieta, Miguel Bárcena y Benjamín Fernández Bogado
Jhon Müller, Pablo Zubieta, Miguel Bárcena y Benjamín Fernández BogadoEDUARDO BUXENS
RECUPERAR LA IDENTIDAD DEL PERIODISMO
Carlos Alberto Di Franco, doctor en Comunicación por la Universidad de Navarra y profesor del ISE Business School (Brasil), fue el encargado de impartir la conferencia inaugural de las bodas de oro del PGLA. Abogó por recuperar la identidad del periodismo, invertir en la formación y calificación de los profesionales y en la calidad de los contenidos. “El periodismo no es máquina, no es tecnología. Su valor está en la información de alta calidad, en el talento y en el criterio”, defendió.
Pero este viernes hubo mucho más periodismo en el campus de la UN. Transformaciones y retos de las profesiones informativas fue el nombre de una mesa redonda que sentó en el Aula Magna del edificio Central a cuatro pesos pesados de la comunicación moderados por Miguel Bárcena. Pablo Zubieta, con más de 30 años de experiencia en la revista de negocios mejicana y una de las estrellas del marketing, quiso destacar el valor de la reputación. “En la comunicación comercial ha habido tres etapas; la primera fue la era de la publicidad, la segunda fue la de estrategia y ahora estamos en la época de las chorradas. En ver quién inventa el último baile en Tik Tok. Ahora se confunde la reputación con la fama. El comunicador cada vez está más expuesto personalmente y lo realmente importante es su reputación. Los mensajes, los contenidos cada vez son más efímero. Y sin embargo, la reputación del comunicador no puede ser efímera: cuidar nuestra reputación es precisamente nuestro único y verdadero activo. La única condición que puede hacer que dejemos de ser un producto de moda”, aseveró.
Rector universitario, autor de más de 20 libros, fundador de Radio Libre o del sistema nacional de televisión paraguayo, Benjamín Fernández Bogado afirmó sin embargo que éste es el mejor momento para el periodismo: “La empresa periodista debe construir nuevas comunidades, estuvimos muy fascinados con el poder y perdimos la perspectiva de ser contrapoder. Esta crisis es estructural y nos debe hacer volver a los principios. Tenemos que terminar con la superficialidad, no todo tiene que ser muy rápido, en ocasiones tenemos que profundizar. Ponernos a la misma altura que nuestros lectores, no por encima”.
Por último, el chileno Jhon Müller, que llegó a ser director adjunto del periódico El Mundo, expresó que lo que se ha producido es una crisis de la desintermediación. “Éramos intermediarios y ya no. Los buscadores de internet destruyeron nuestro poder y después con las redes sociales perdimos la capacidad de prescripción. Y de ahí parte de culpa del crecimiento del populismo. La reputación es el activo que tenemos que cuidar. Nuestro objetivo debe ser dar poder a los lectores y no dar lectores al poder”, terminó.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora