Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fallecimiento

Muere el profesor Emilio Díaz Calavia, primer doctor en Ciencias Físicas de la Universidad de Navarra

Durante más de 30 años impartió varias asignaturas en las facultades de Medicina y Farmacia y Nutrición

Ampliar El profesor del departamento de Física y Matemática Aplicada Emilio Díaz Calavia
El profesor del departamento de Física y Matemática Aplicada Emilio Díaz CalaviaCedida
  • Diario de Navarra
Publicado el 05/10/2022 a las 11:34
El profesor del departamento de Física y Matemática Aplicada Emilio Díaz Calavia falleció el día 4 de octubre en Pamplona a los 86 años de edad. Natural de Zaragoza, se incorporó a la Universidad de Navarra en 1971, donde impartió las asignaturas de Física, Biofísica y Fisiología Humana en las facultades de Medicina y Farmacia y Nutrición. Fue, además, el primer doctor en Ciencias Físicas de la Facultad de Ciencias. Desarrolló su labor académica e investigadora hasta su jubilación en 2006.
El profesor Díaz Calavia fue uno de los primeros investigadores en Biofísica en España. Durante toda su trayectoria profesional investigó en temas relacionados con el cuerpo humano, y su docencia estuvo centrada en la enseñanza de Biofísica y Física Médica. En los últimos años, se dedicó a analizar la dinámica caótica en electrocardiogramas. “Tuve el privilegio de recibir todo el material que él había utilizado en sus clases, material que aún conservo y que más de una vez he utilizado en las clases de Medicina”, apunta el profesor Javier Burguete.
El doctor Nicolás García González, director médico-asistencial de la Clínica y alumno del profesor Díaz Calavia, recuerda cuando “a los 18 años, nos asomábamos con gran ilusión, pero cierto temor reverencial, a primero de Medicina. Don Emilio, como era conocido, fue uno de los encargados de descubrirnos la importancia de adquirir una sólida base de conocimientos, en este caso de Biofísica, para que luego la Fisiología y la Fisiopatología nos enseñaran a comprender las bases de la salud y la enfermedad”.
García González destaca que tras una cierta apariencia de científico peculiar, Díaz Calavia tenía una gran cercanía con sus alumnos y supo despertar en ellos la ambición por adquirir el conocimiento profundo que él tenía. “Exigente consigo mismo, lo era también con los alumnos, buscando sacar lo mejor de nosotros para que en algún momento pudiéramos ser útiles a los demás. Con otros grandes profesores con los que compartió cátedra en esta Universidad, contribuyó a que unas cuantas promociones de médicos tengamos al enfermo en el centro de nuestra actividad”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora