Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Educación

Joaquín Garro, doctor 'cum laude' a los 74 años

Joaquín Garro Domeño comenzó a estudiar Ciencias Políticas a los 54 años y, tras un periodo de abandono, terminó el grado con 67 años

Ampliar Joaquín Garro Domeño, con su tesis doctoral
Joaquín Garro Domeño, con su tesis doctoral eduardo buxens
Publicado el 25/09/2022 a las 06:00
Joaquín Garro Domeño es un hombre de sonrisa fácil y trato amable. Bajo su apariencia de abuelo bonachón, oculta una voluntad de hierro y un afán por aprender digno de elogio. A sus 74 años, este pamplonés acaba de conseguir que un tribunal otorgue la máxima calificación y, además, con alabanza (cum laude) su tesis doctoral. Sus 500 páginas condensan cerca de 5.000 horas invertidas durante dos años y medio. “Me levantaba todos los días a las 5 de la madrugada y estaba hasta las 10 de la mañana trabajando”, cuenta.
Casado con la tafallesa Elvira García Echegoyen y padre de una hija, Patricia, es abuelo de Lukas, de 10 años. A ellos y a su director de tesis, Vicente Garrido Rebolledo, les ha dedicado el trabajo doctoral. Con ella, pone punto final a más de catorce de estudios, de comprar y devorar libros, de acudir a seminarios, de hincar los codos y de pegarse con el traductor de Google para entender documentos en inglés.
De joven, Joaquín estudió ingeniería industrial en San Sebastián y, a lo largo de su vida profesional, ha firmado más de un millar de proyectos en un despacho propio. Fue al cumplir los 54 años cuando se planteó empezar a estudiar otra carrera. Se apuntó en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) a Ciencias Políticas. “La política siempre me ha gustado y me parecía interesante, entretenido. No me resignaba a estar paseando”, comenta.
Entonces, todavía trabajaba y aquel primer curso solo aprobó seis asignaturas. “Se me hizo pesado y lo dejé un tiempo pero a los 60 años decidí matricularme cada año en medio curso.Me jubilé a los 64 años y a los 67 acabé el grado. Me costó siete años hacer los cuatro cursos que me quedaban. Saqué alguna matrícula, pero también suspendí alguna vez”.
Joaquín confiesa que le cogió gusto a estudiar a pesar de que amigos y conocidos le veían “como un bicho raro”. “Me decían si estaba pirado. Incluso yo mismo pensaba que me iba a aburrir, pero vas aprobando, te enganchas y quieres acabar”.
No paró ahí. Joaquín cursó entre 2015 y 2017 el máster de Paz, Seguridad y Defensa del Instituto Universitario Gutiérrez Mellado. Yde ahí, al doctorado dirigido por Vicente Garrido Rebolledo. “Es un figura. Me dio clases en el máster y es especialista en armas de destrucción masiva y director de Instituto de Cuestiones Internacionales y Política Exterior, entre otros cargos”.
El pasado lunes 19 Joaquín leyó su tesis en un tribunal presidido por el jurista Castor Díaz Barrado. Bajo el título ‘El uso de la fuerza en las relaciones internacionales, del principio de prohibición a su difícil regulación. A propósito de la intervención en Libia´ Joaquín cuestiona la intervención internacional en 2011 en Libia para derrocar a Gadafi.
El colofón a su alegría por leer la tesis fue cuando los tres miembros le calificaron con la máxima puntuación. “No me lo esperaba. Al final de todo, lo que quiero es que mi nieto y la gente joven se den cuenta de que a cualquier edad se puede llegar a donde uno quiera. Hace falta un poco de constancia y ganas de trabajar”.
¿Y ahora qué? Dice que le han propuesto para un premio extraordinario y le han invitado a explicar su tesis en varias universidades. “Me están pasando cosas bonitas y eso que, de niño, era un estudiante normalito, tirando a malo. No hay que decir a nadie que no sirve para estudiar”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora