Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Vuelta al cole

Guía para una buena transición de las vacaciones al colegio

Tras dos meses y medio de playa, piscina, cenas fuera de casa y no madrugar, la próxima semana más de 100.000 escolares vuelven al colegio y al instituto. Psicólogos, maestros y orientadores ofrecen pautas para esta transición

Ampliar Familias de escolares del CP San Francisco de Pamplona, el pasado septiembre, el primer día de clase.
Familias de escolares del CP San Francisco de Pamplona, el pasado septiembre, el primer día de clase.JESUS CASO
  • Sonsoles Echavarren
Actualizado el 29/08/2022 a las 11:34
La vuelta al verano en más de ochenta días. Jornadas infinitas de playa, baños y paseos por la orilla del mar. De horas y horas en la piscina, con la comida, la merienda y la cena a cuestas. De campamentos en el monte cargando con mochilas que pesan más que sus cuerpos de niño. O de estancias de adolescentes en el extranjero aprendiendo inglés, saliendo por primera vez del cascarón y bebiendo a grandes sorbos las nuevas experiencias de la vida. Así han protagonizado estas vacaciones de verano que están a punto de terminar los más de 107.000 escolares navarros que volverán la próxima semana a sus clases de Educación Infantil, Primaria, ESO, Bachillerato y Formación Profesional. Regresarán a los madrugones, a los horarios y las rutinas de las tareas y las actividades extraescolares, a los partidos de los sábados por la mañana. ¿Y cómo hay que dar este salto de una orilla a la otra del río? Los expertos (psiquiatras, psicólogos, maestros, orientadores, familias...) aconsejan atravesar un puente tranquilo sobre las aguas turbulentas. Y ofrecen unas ideas de transición para los días que siguen, que pasan por comprar el material escolar, curiosear los libros de texto, recuperar los hábitos de alimentación saludable y acostarse y levantarse antes de lo acostumbrado durante las vacaciones. Así lo exponen el que fue presidente de ADIPNA (Asociación de Directores de Colegios Públicos de Infantil y Primaria) y director del CP San Miguel de Noáin, Juan Carlos Turumbay (que se acaba de jubilar); el psicólogo sanitario Max Ibarrola, que trabaja en el Hospital San Juan de Dios; la psiquiatra experta en infancia y adolescencia Ana Sala; la orientadora de Infantil y Primaria del colegio FEC Vedruna, Cristina Alonso Flamarique; y la presidenta de Concapa (la confederación de padres católicos), Teresa Modol. Estas son sus reflexiones.
SEMANA PREVIA. RUTINAS DE SUEÑO Y ALIMENTACIÓN
Recuperar poco a poco, y no solo la víspera de empezar las clases, las rutinas de sueño (acostarse y levantarse antes) y de alimentación (volver a la comida sana y no tanto a los picoteos fuera de casa). Así lo expone la orientadora de Educación Infantil y Primaria del colegio FEC Vedruna de Pamplona, Cristina Alonso Flamarique. “Si los niños se están levantando a las 10 de la mañana, lo idea sería que un día lo hicieran a las 9, otros, a las 8.30... Para que no les cueste tanto madrugar el primer día de colegio”. Una opinión similar sostiene la presidenta de Concapa Navarra, Teresa Modol, profesora de Secundaria de profesión y madre de tres hijos. Esta federación de asociaciones de padres, mayoritaria en los centros concertados, representa a más de 40.000 familias. “Hay que volver poco a poco a la normalidad de ciclos de sueño de 8 y 9 horas. En el verano hemos sido más laxos y los niños se han ido más tarde a dormir pero hay que ir recuperando los horarios”.
ACERCARSE AL MUNDO ESCOLAR. MATERIAL Y LIBROS DE TEXTO
Coinciden también Teresa Modol y Cristina Alonso que padres e hijos deben ir poco a poco acercándose al mundo escolar. “Es bueno ir a comprar juntos el material, que los niños se impliquen y elijan. No que lo hagamos todo nosotros y se lo demos resuelto”, recalca Modol. Y además de elegir los cuadernos, pinturas, estuches y carpetas, la orientadora de FEC Vedruna aconseja “ojear y familiarizarse juntos” con los libros de texto . “Nos podemos sentar con ellos para ver qué van a estudiar en cada asignatura”. Recomienda, además, con los escolares más pequeños (los de Infantil) ver las fotos de los profesores y compañeros de clase. “Así les recordamos cómo se llaman y les anticipamos siempre en positivo, sin transmitir ni miedo ni angustia”. “Siempre tenemos que darles paz, que no nos noten nerviosos, y explicarles que todos los cambios que haya (de ciclo, de compañeros, de profesores) serán para bien. Les evitamos así la ansiedad”, insiste Teresa Modol. Idea en la que incide también el psicólogo sanitario Max Ibarrola, padre de tres hijos. “Debemos recordarles las ventajas que tiene el encuentro con los amigos y dejarles que nos expreses sus miedos y preocupaciones”.
CAMBIAR DE CICLO. APOYAR SUS MIEDOS E INCERTIDUMBRES
Los niños que pasan de Infantil a Primaria (5-6 años) y los adolescentes que terminan esta etapa para cursar la ESO (11-12 años) son, según los expertos, los que precisan de un mayor apoyo por los miedos o incertidumbres que pueden tener ante los cambios. “Hay que estar un poco más encima y hablar con ellos sobre en qué va a consistir ese cambio, sobre todo, cuando se pasa del colegio al instituto”, aconseja Ibarrola. Y recuerda: “Aunque estemos preocupados, no debemos transmitir los problemas a nuestros hijos”. Los primeros días, anima Modol, es importante preguntarles cómo les ha ido. “Sin ser la típica madre agobiante que hace un interrogatorio, pero sí, interesándonos”. Como docente de ESO, además de como madre, observa que los escolares de este nivel están llegando con peor base en los últimos dos años debido a la pandemia. “Son más inmaduros y, sobre todo en los primeros años, hay que estar más pendientes de si sufren o ejercen acoso escolar”.
NIÑOS DE 3 AÑOS. ACOMPAÑARLES EN LA SEPARACIÓN FAMILIAR
Capítulo aparte merecen los primeros días de colegio para los niños de 3 años que llegan por primera vez al entorno escolar. Muchas veces, envueltos en lágrimas y desconsuelo. “Es importantísimo el proceso de anticipación. Igual que cuando vas al médico. Por eso, sería bueno que los días previos, los padres los llevaran al colegio (por fuera) y les enseñaran dónde van a ir”, sugiere Cristina Alonso. A lo que la psiquiatra especializada en infancia y adolescentes Ana Sala agrega que las despedidas, en el momento de dejarlos en el aula, deben ser “serenas y cortas”. “Les decimos ‘adiós’ y nos vamos, aunque nos cueste”. Las acogidas, sin embargo, considera que deben resultar siempre muy cálidas y llenas de afecto. “Si un día va a ir el abuelo o la cuidadora a recogerles, se lo tenemos que decir para que ellos lo sepan”. Y, apostilla, aunque resulte una obviedad: “Hay que estar siempre cuando ellos salen. No llegar nunca tarde. Si no, se angustian y pueden sentirse abandonados”. El que ha sido director del CP San Miguel de Noáin en las últimas décadas, Juan Carlos Turumbay, recuerda que desde hace unos años el periodo de adaptación de los niños cada vez es menor. “Los que vienen en autobús, hay días que llegan dormidos. Y muchos maestros de Infantil cuentan que literalmente tienen que despertarlos en clase, porque se duermen al estar muy cansados”. Respecto de la adaptación de los niños 3 años, Turumbay recuerda que no es lo mismo que se trata del primero, del segundo o del tercer hijo. “Porque la tranquilidad es otra”.
MENOS TAREAS EN VERANO. MÁS REPASO A COMIENZO DE CURSO
Recuerda el expresidente de ADIPNA, Juan Carlos Turumbay, que cada vez son menos los escolares de Primaria y ESO que repasan o hacen tareas escolares en verano. “Como ya desaparecieron los exámenes de septiembre, no se estudia ni apenas se hacen cuadernillos”. Una situación que, lógicamente, desemboca en que los docentes tienen que insistir mucho en el repaso de comienzo de curso (para recordar conceptos del año anterior que se han olvidado en julio y agosto).
COMIENZO DEL COLEGIO. PÉRDIDA DEL CONTROL DE LAS FAMILIAS
Según la psiquiatra Ana Sala, el colegio es el primer espacio en el que los niños se deben manejar solos y la primera vez en que los adultos pierden el control sobre sus hijos. “Es una situación nueva que preocupa a muchas familias”. Sin embargo, agrega, los padres no deberían cargar de tanto peso y responsabilidad a la escuela “porque los proceso de desarrollo se dan en las familias”. “Hay madres que todos los días cuando van a recoger a su hijo, le preguntan a la maestra que cómo ha estado y qué incidencias ha habido. ¡Es una situación muy negativa para todos! Y las familias deben adaptarse a esa pérdida de control”.
ADOLESCENTES. PUEDEN BAJAR SU RENDIMIENTO ESCOLAR
Los adolescentes, sobre todo los escolares que pasan de Primaria a la ESO (12 años) pueden bajar “un poco” su rendimiento escolar. Así lo explica la psiquiatra Ana Sala. “Lo fundamental a esta edad es la convivencia en casa, con la familia y que haya un encuentro cómodo con los padres. No hay que atosigar a los adolescentes haciéndoles muchas preguntas”. También a esta dificultad del paso de Primaria a Secundaria, del colegio al instituto, se refirió el exdirector del CP San Miguel de Noáin, Juan Carlos Turumbay. “Los escolares pueden estar algo nerviosos. Por eso, hay que apoyarles en todo lo que necesiten”.
ORGANIZAR EL CURSO. VUELTA A LOS HORARIOS Y EXTRAESCOLARES
Las familias, insiste Turumbay, deben dedicar los próximos días a organizar la logística del curso escolar: los horarios de clase, si van o no al comedor, a qué actividades les van a a apuntar... “Algunas personas, incluso, han cambiado de residencia y todo es nuevo para ellas: el pueblo, el centro... Es importante que se organicen bien porque eso da seguridad”. Una visión que tiene también Max Ibarrola. “Sería bueno mostrar a los niños un calendario escolar para que vean qué días tienen clase y cuáles, no. Los festivos, al final, son un premio al esfuerzo”. Además del calendario, añade, habrá que enseñarles un horario (que se puede poner en la cocina) con los horarios que tienen cada día.
NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES. TAREAS Y REPASO
La orientadora escolar Cristina Alonso aconseja a todos los alumnos, pero sobre todo a los de necesidades educativas especiales (NEE), establecer un rato de ‘trabajos o tareas de repaso’ unos días previos al comienzo de curso. “Con los conceptos básicos del curso anterior para recordar y no empezar de cero”. Esta situación, insiste, les aporta seguridad, les produce motivación para el aprendizaje y revierte en su autoestima”.
CONVERSAR CON LOS HIJOS. OFRECERLES SEGURIDAD Y APOYO
Establecer conversaciones y una escucha activa con los hijos sobre el tema escolar es algo “clave” para comenzar bien el colegio. “Los padres deben escuchar sus inquietudes, responder a sus preguntas, darles seguridad y tranquilidad y ofrecerles nuestra ayuda y apoyo. En definitiva establecer con ellos un vínculo seguro”, insiste Cristina Alonso. Una realidad que, según la orientadora, debe darse a todas las edades de los niños. “Nuestra actividad y lo que transmitimos es importantísimo”. En el caso de los pequeños, de Infantil (3-6 años), asegura, sus miedos, inseguridades y estados emocionales están muy vinculados a las de sus adultos de referencia. “Si la madre tiene miedo o angustia, si se despide triste cuando deja al niño en el colegio, consideran que pasa algo malo”. Ana Sala recuerda, además, que con los más pequeños hay que facilitar los desplazamientos y la organización familiar.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE