Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Puente foral

Más de 300 navarros, de escapada por Europa

Más de tres centenares de navarros han salido a lo largo de este viernes desde el Aeropuerto de Pamplona en los vuelos chárter con destino a Polonia, República Checa y la isla de Sicilia

Ampliar Salida de viajeros desde el aeropuerto de Pamplona
Salida de viajeros desde el aeropuerto de PamplonaJesús Caso
  • Paloma Dealbert
Actualizado el 04/12/2021 a las 06:00
Más de tres centenares de navarros han salido a lo largo de este viernes desde el Aeropuerto de Pamplona en los vuelos chárter con destino a Polonia, República Checa y la isla de Sicilia
Mercadillos navideños, una mina de sal, los barrios judíos o castillos con más de mil años de historia son lugares a los que muchos desearían trasladarse para desconectar de la rutina. Más de tres centenares de navarros podrán disfrutar de Praga (República Checa), Cracovia (Polonia) y Sicilia (Italia) durante cinco días y sin tener que desplazarse hasta otras comunidades para coger el avión.
Aunque algunos se quedaron en tierra; el viaje a Marrakesch, cuarto vuelo directo previsto, se canceló tras el cierre de fronteras de Marruecos. Ana Rández Gelos, de 75 años, tenía programada una visitar al país vecino del sur junto a sus nietas, como parte de las escapadas que suelen llevar a cabo por estas fechas. Pero no se resignaron y ayer llegaron con sus maletas al aeropuerto de Pamplona para marcharse a la capital polaca, con el pesar de haber dejado atrás a la mediana de las chicas. “Cambiaron la normativa hace poco y no le daban el certificado covid porque había pasado poco tiempo entre la primera y la segunda dosis”, señaló la mayor de las hermanas Gómez Piudo, María, de 19 años. Dejaban hueco en su equipaje, afirmó Irantzu Gómez Piudo, de 12 años, para traer de vuelta muchos detalles de recuerdo de los mercadillos navideños.
CON EL PASAPORTE COVID EN LA MANO
Los campos de concentración polacos y los vestigios de la invasión nazi motivaron a Ana Oteiza Crepos, estellesa de 53 años, y su marido, muy interesado en la Segunda Guerra Mundial, a escoger Cracovia. “Nos gustan mucho los países del este: hemos estado en Croacia, Rumanía, Rusia, Hungría...”, enumeró Oteiza. Era la primera vez que viajaban en el puente foral; sus vacaciones en Costa Rica se habían interrumpido por un imprevisto familiar, y cambiaron el soleado destino por uno en el que la ropa de abrigo es imprescindible.
Nosotros vamos preparados”, aseguraron Felisi Emazabel Ballesteros y Juan García Unciti. Como el matrimonio de Estella, afirmaron que ya no tenían tantos reparos a moverse con la pandemia porque estaban vacunados. “Hace frío, la mascarilla la llevaremos igual”, bromeaban poco antes de hacer el check-in. Y en Polonia, es imprescindible presentar el pasaporte covid para acceder a la hostelería y museos, por lo que esperaban que la población anfitriona también fuera precavida.
Las parejas llegaron al aeropuerto dos horas antes de que el avión partiera. Desde las agencias de viaje recomendaron a todos los turistas incluso añadir otros 60 minutos de margen a algunos de los navarros que escogieron la capital checa como destino. Por esta razón, Patxi Bayona Lerendegui y Txaro Martínez Lapuente, de Tudela, llegaron antes del mediodía, aunque su vuelo salía a las 14.50 h.
“Para mí este puente es especial, siempre ha sido estresante porque trabajaba y lo he elegido por puro placer; llevo un año jubilado”, reveló Bayona con un café en la mano para amenizar la espera. El tudelano alegó que no le preocupaba de manera especial el surgimiento de la variante ómicron, porque “si va a haber problemas, será más adelante” y su familia cuenta con la pauta completa.
Vamos a estar parecido allí que aquí. Seguiremos con las mismas precauciones”, argumentaron Montse Equiza Ortigosa y Julio Polo Lozano. El matrimonio, que viajaba junto a su hija Saioa, de 13 años, lamentó la situación epidemiológica actual, no se imaginaba que empeoraría cuando reservaron el viaje en octubre, cuando se anunciaron los vuelos chárter desde Pamplona, y estaban deseosos de disfrutar de la Praga navideña, conocer el balneario de Karlovy Vary y saborear la cena en barco por el río Moldava que incluía su circuito.
CON ESTADO DE EMERGENCIA EN PRAGA
Loli Ruz Capellán y Nahia Lumbreras Ruz se mostraron apenadas porque, por la alta incidencia de la covid, se había suspendido los mercadillos navideños. Era la tercera vez que madre e hija, vecinas de Ciordia, intentaban viajar a Polonia: “Si no conseguimos ir es que esa no es nuestra ciudad”. Aparte de la cancelación de los puestos tradicionales de esta época del año, explicaron, había otras restricciones. Se les pediría el certificado covid en todo tipo de restaurantes que, además, deben cerrar a las 22 horas. La República Checa declaró de nuevo en noviembre el estado de emergencia y en interiores es obligatorio usar mascarilla FPP2 o dos quirúrgicas. También hay restricciones de aforo, algo que Itziar Gurucelain Ormaechea y Ramón Martínez Lezaeta, temían que fuera a afectar a sus planes de ver un espectáculo en el Teatro Negro, junto a su amigo Carlos Cazalla Fernández y el hijo de este, Nicolás Cazalla Torrecilla.
El aeropuerto de Pamplona sirvió también de trampolín para llegar a otros destinos durante el puente. Así, hubo navarros que se subieron a los aviones con destino Madrid para luego coger en la capital un vuelo a Ecuador o Colombia, o a otros países europeos. Teresa Rodríguez Martínez de Olcoz, de 31 años, y su madre, Yolanda Martínez de Olcoz Gómez, de 65, llevaban la documentación a mano para presentarla en el control de seguridad aeroportuario. Las pamplonesas se dirigían a Venecia, en Italia, para visitar a la hermana de Rodríguez. Tuvieron que rellenar un formulario de declaración de salud en el que aseguran que no han dado positivo en covid en los últimos días, no están sometidas a una cuarentena y en el que informan de los países que han visitado de forma reciente. “De momento no tenemos miedo a la nueva variante, la gente se supone que cumple las normas”, señalaron. Ellas, añadieron, están vacunadas y van a continuar teniendo precaución. 
volver arriba

Activar Notificaciones