Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Noticia patrocinada Asesoría

“Con la integración en Abante, tenemos más capacidades para dar el mejor servicio y ayudar a nuestros clientes con su proyecto biográfico”

Carlos García Ciriza y Carlos Taberna Senosiáin explican su integración en Abante Asesores, que acaba de inaugurar su oficina en Pamplona

Carlos Taberna Senosiáin (izq.) y Carlos García Ciriza (dcha.), directores de Abante en Pamplona, con Santiago Satrústegui (centro), presidente de Abante, durante la inauguración de la oficina
Carlos Taberna Senosiáin (izq.) y Carlos García Ciriza (dcha.), directores de Abante en Pamplona, con Santiago Satrústegui (centro), presidente de Abante, durante la inauguración de la oficinaCedida
Publicado el 25/11/2021 a las 06:00
Carlos García Ciriza y Carlos Taberna Senosiáin fundaron C2 Asesores en 2003 en Pamplona con el objetivo de dar el mejor asesoramiento posible a los inversores y en estos años han ido ayudando a sus clientes con su plan vital y patrimonial, ganándose su confianza y creciendo.
En 2020 tomaron una decisión muy importante para la continuidad de su negocio, integrarse en la plataforma de Abante Asesores, una firma con casi veinte años de historia y una filosofía de servicio muy similar: poner al cliente en el centro y ayudarle a tomar buenas decisiones financieras y biográficas, algo que es posible gracias al diseño de una organización independiente, con el foco en desarrollar relaciones de largo plazo y sin renunciar a todas las posibilidades que ofrece un mercado financiero global. Porque independiente no significa ser pequeño. Y con principios desde el principio.
Acabáis de celebrar la inauguración de la oficina de Abante en Pamplona, aunque el acuerdo de integración se firmó en 2020, ¿por qué decidisteis integraros en un proyecto como el de Abante después de 17 años como C2 Asesores?
Durante esos 17 años fuimos creciendo y llegó un momento en el que, o dábamos un paso adelante solos y nos transformábamos en Agencia de Valores o Gestora, para dar mejor servicio a nuestros clientes, o nos integrábamos en una compañía que ya tuviera esas capacidades. Nos dimos cuenta de que Abante cumplía esos requisitos, la filosofía de trabajo era la misma y de este modo ampliábamos nuestras capacidades para dar más valor a nuestros clientes.
Y, ¿cómo ha sido el proceso de integración?
Ha sido más rápido de lo que habíamos imaginado. La disposición por parte de los clientes ha sido muy buena, han entendido muy bien la integración y eso lo facilita mucho. Por otra parte, el equipo ha trabajado muy bien y hemos recibido mucho apoyo por parte de Abante.
¿Y qué ha cambiado para los clientes de C2 Asesores tras la integración en Abante?
Ahora tenemos más capacidades que antes. Por una parte, tenemos un servicio de planificación patrimonial mucho más profesional, con un equipo con gran experiencia y especialización dedicado en exclusiva a ello. Antes lo hacíamos todo nosotros.
Además, tenemos mucha más capacidad en gestión, el tener gestora propia hace que podamos gestionar las carteras mejor, apoyándonos en un equipo más grande con perfiles especializados y con más capacidades para acceder a todas las oportunidades que nos ofrece el mercado global y, por tanto, con muchas más posibilidades de diversificación.
Todo esto hace que podamos centrarnos más en el asesoramiento financiero, que es lo nuestro, poner el foco en el cliente.
¿Qué tipo de servicios proporcionáis? ¿Cómo ayudáis a vuestros clientes?
Ofrecemos servicios de planificación patrimonial, ayudamos a nuestros clientes a planificar su futuro, su proyecto vital, de manera que nos centramos mucho en el cliente, en sus necesidades vitales, como decíamos. Tenemos todo tipo de clientes, inversores individuales, grupos familiares, empresarios y empresas, así como fundaciones e instituciones y las capacidades para ayudarles en todas las cuestiones relacionadas con la planificación y la gestión patrimonial, desde servicios más sencillos como la construcción de una cartera de inversión, a la inversión en productos de private equity o el asesoramiento corporativo e inmobiliario.
¿Cómo veis la industria del asesoramiento financiero, creéis que va a continuar el proceso de consolidación?
Creemos que el proceso de consolidación de las empresas que se dedican al asesoramiento financiero y la gestión de patrimonios continuará. Es necesario tener un tamaño mínimo para poder hacer bien nuestro trabajo, dada la complejidad del cumplimento normativo y de los mercados financieros. Si tienes un tamaño pequeño no puedes dedicarle tiempo a todo. Es justo lo que comentábamos, la integración en un grupo como Abante nos permite centrarnos a cada uno en aquello en lo que somos especialistas y con lo que podemos aportar más valor al cliente.
¿Y cómo veis la evolución del asesoramiento financiero?
El asesoramiento financiero se tiene que centrar más en la persona, en sus objetivos, proyectos, necesidades (la gestión es lo que se hace con el dinero). Nosotros siempre hemos defendido que la calidad del asesoramiento financiero depende del grado de conocimiento que tenemos del cliente, y lo seguimos manteniendo. Por eso, creemos que en el asesoramiento financiero lo importante es la persona, no la venta de productos financieros. En un mundo cada vez más complejo, la evolución de la demografía, de la globalización, del mercado laboral y de los mercados financieros hace que cada vez sea más necesario e importante contar con un buen asesor financiero.
¿Han cambiado en la última década los clientes que acuden a entidades como Abante buscando asesoramiento financiero? ¿Cómo? ¿Qué os piden los inversores?
Cada día hay más clientes que demandan un asesoramiento más puro, no una venta de productos. Creemos que eso se produce porque el inversor español cada día tiene más cultura financiera, aunque aún estamos lejos de lo deseable, pero se va avanzando en este sentido.
¿Cuándo debería una persona acudir a un asesor financiero?
Cuando tenga inquietud por planificar su futuro, su jubilación, el pago de las carreras de sus hijos, su independencia financiera, podríamos poner muchos ejemplos, en definitiva, cuando quiera acomodar sus inversiones a sus objetivos vitales.
Ahora que estamos a punto de cerrar el año, ¿qué balance hacéis de 2021?
Ha sido un año mucho mejor de lo que esperábamos, muy bueno en rentabilidades, a pesar de los nubarrones que hay en la economía mundial, los mercados financieros han tenido muy buena evolución, sobre todo la renta variable, no tanto la renta fija. Nuestros clientes están contentos.
¿Y cómo veis 2022?
Con algo de incertidumbre, por la subida de las materias primas, la inflación y todos los problemas derivados del parón económico provocado por la pandemia y los desajustes de la recuperación posterior, pero a la vez esperanzados, el crecimiento económico sigue estando ahí y confiamos en que no ocurra nada muy grave.

ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones